EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La detención de Genaro García Luna

Marcial Rodríguez Saldaña

Diciembre 12, 2019

Este martes 10 de diciembre fue detenido en Dallas, Texas. Estados Unidos, que será trasladado a Nueva York para ser juzgado por la Corte Federal de Brooklyn, Genaro García Luna, director de la Agencia Federal de Investigación durante el gobierno de Vicente Fox y secretario de Seguridad Pública en el gabinete de Felipe Calderón,.
1.- Se le acusa de tráfico de cocaína, conspiración para el contrabando y falsedad en testimonio, pero en los registros financieros de García Luna, los cuales tiene el gobierno, cuando terminó su encargo en el sexenio de Felipe Caderón en el 2012, tenía acumulados millones de dólares.
En México, la Fiscalía General de la Republica ha abierto una carpeta de investigación contra García Luna por los mismos delitos de que se le acusa en Estados Unidos y ha expuesto la posibilidad de solicitar su extradición para que sea enjuiciado en nuestro país.
Es correcto que conforme a los instrumentos internacionales y leyes nacionales García Luna tenga un debido proceso, pero el hecho de que las agencias de investigación criminal de Estados Unidos lo hayan detenido y que una Corte Federal haya girado la orden de aprehensión, indica que tienen elementos para procesarlo.
2.- El caso de García Luna confirma una tesis y el sentido común popular de que el nacimiento, crecimiento y arraigo de los grupos criminales en México y por consecuencia la terrible inseguridad que padecemos se debe a la corrupción y complicidad de las esferas gubernamentales en sus distintos órdenes –incluidos los más altos– como funcionarios de primer nivel. Ahí esta el caso del general José de Jesús Gutiérrez Rebollo quien fue designado por Ernesto Zedillo como el “zar antidrogas” y fue sentenciado precisamente por estar coludido con la delincuencia organizada; ahí están los casos de varios ex gobernadores que están en la cárcel por ser cómplices de los criminales.
Lo que han hecho estos funcionarios corruptos es un crimen de lesa humanidad, porque han convertido a México en un territorio de delincuencia e inseguridad, son los responsables de la muerte y desaparición de miles de habitantes de nuestro país, de desplazados, de que se esté envenenando a los jóvenes de ahora y de que se pueda seguir haciendo con las generaciones venideras.
3.- Hay que estar al pendiente de la ruta que seguirá el proceso judicial en Estados Unidos y en México en contra de Genaro García Luna, para saber qué se descubre en el juicio –entre otras cosas de dónde provienen los millones de dólares que tiene y que están verificados en los registros financieros gubernamentales–, qué es lo que se comprueba y la sentencia que se le dicte. De sus actos personales él será el único responsable, pero hay que ver quienes más de sus cercanos están involucrados en las acusaciones que se le formulan. Felipe Calderón, quien cometió fraude al usurpar la Presidencia de la República, no es responsable de los presuntos actos delictivos de su secretario de Seguridad García Luna, pero sí tiene una responsabilidad política al haberlo designado y mantenido en su gabinete y con él desplegar la guerra que desató la ola de violencia en el país.
4.- Es comprensible que la ciudadanía exija con justa razón resultados muy rápidos en materia de seguridad, pero este problema es estructural, tiene muchas décadas arraigado –sobre todo en los gobiernos de Felipe Calderón y Peña Nieto– por lo tanto es muy complejo que se resuelva en tan poco tiempo. Lo relevante es que hay una estrategia muy clara del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador fundamentalmente de combatir las causas mediante la creación de empleos, el apoyo a los jóvenes para que se capaciten y estudien, el aumento a los salarios, el apoyo a los campesinos, la campaña contra las adicciones, la coordinación entre todos los órganos de seguridad federal estatal y municipales, la campaña contra las adicciones y, claro, el uso de la inteligencia y la tecnología para combatir la inseguridad y sin ninguna duda la participación de la sociedad.
El flagelo de la inseguridad en México es el problema más grave que tenemos, pero con la participación del pueblo y en colaboración con el presidente de la República tendremos que resolverlo.

marcialrodriguezsaldana.mx