EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La elección de 2006

Marcial Rodríguez Saldaña

Octubre 19, 2005

El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) ha iniciado formalmente el proceso para elegir a los diputados federales, senadores y Presidente de la República el 2 de julio del año 2006.

Las precampañas –sobre todo– a la presidencia de de República comenzaron muy anticipadamente, pues el Código Electoral no establece disposiciones que regulen las precampañas electorales. Por ello, los partidos en sus convocatorias internas han tenido que suplir a la Ley Electoral, creando normas propias, las cuales han resultado insuficientes pues los precandidatos de todos los partidos políticos arrancaron precampañas sin sujetarse a ninguna norma legal ni partidaria.

Las precampañas presidenciales han sido muy peculiares: en el PRI con un derroche escandaloso de recursos y combate entre grupos de políticos de extrema rudeza –más que en la lucha libre– con golpes bajos, compitiendo por quien acusa de mayor grado de corrupción a su adversario Madrazo contra Montiel.

En el PAN, la contienda interna de sus precandidatos ha tenido también un gasto excesivo; aún cuando ha sido más ordenada pues sólo votan sus adherentes y militantes, no ha estado exenta de acusaciones como en el caso de Yucatán en donde se ha exigido la anulación por irregularidades, señalamientos de uso de recursos públicos y cuestionamientos por la preferencia del presidente Fox por el ex-secretario de Gobernación Santiago Creel.

En el PRD se ha consolidado la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, quien ha tenido que sortear asuntos verdaderamente complejos, como las acusaciones de corrupción a sus ex secretarios particular y de Finanzas y el proceso de desafuero. Su precampaña es muy austera, sin pago de publicidad en medios, recorriendo el país a ras de la tierra.

En la incipiente democracia mexicana, ninguno de los tres partidos con mayor posicionamiento electoral PAN, PRD o PRI tiene de antemano asegurada la victoria en la elección presidencial. La gente no quiere regresar al pasado que representa el PRI, tampoco quiere repetir la historia de un gobierno como el de Fox que ha generado desencanto, lo que busca es un verdadero cambio que puede encarnar AMLO, quien puede vencer si logra llegar a acuerdos con el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas integrando sus propuestas al programa de gobierno, sumar a los partidos y organizaciones sociales y políticas que estén a favor de un proyecto de izquierda y sobre todo, despertar la confianza del electorado ciudadano quien será en definitiva quien decida quién será el próximo presidente México.