EL-SUR

Sábado 20 de Abril de 2024

Guerrero, México

Opinión

La falta de contundencia en el cambio

Silvestre Pacheco León

Febrero 17, 2020

 

 

Como un rotundo fracaso fue calificado el Programa de Fertilizante gratuito en su aplicación del año pasado en el campo guerrerense.
Eso dice el reportero Antonio López Cruz del periódico La Razón, quien en la conferencia de prensa mañanera del pasado martes 11 de febrero, le preguntó al presidente de la República si se investigarían las irregularidades que ocurrieron en la aplicación del programa.
Entre las irregularidades señala que no se ha dado a conocer el padrón de beneficiarios que se utilizó, y que aparte de la tardía distribución del fertilizante que provocó tanto descontento, se desperdiciaron 932 toneladas de semilla de maíz que no se repartieron.
El reportero afirmó que se compraron 27 mil bultos de maíz por 378 millones en los que se pagó un sobreprecio de 700 pesos por bulto, y denunció que en el presente año no se han corregido esas irregularidades y que, al contrario, se están repitiendo porque el gobierno federal le compró a una asociación civil denominada Semilleros Mexicanos 189 millones de pesos con un sobreprecio de 36 millones.
En respuesta a esta denuncia, el presidente dijo que intervendrá la Secretaría de la Función Pública para deslindar responsabilidades y que habrá cárcel y renuncia para quienes resulten culpables.
El hecho denunciado que no exige mayores pruebas o argumentos por todo lo que se divulgó y no se ha desmentido, confirma que no bastan las buenas intenciones si hay incompetencia, falta de supervisión y evaluación de los programas.
Se sabe, por lo que ha escrito aquí Héctor Popoca –uno de los hombres de más antigua trayectoria como funcionario en el medio rural– que el coordinador del programa en el estado, Jorge Gage Francois, fue recomendado del gobernador y apoyado por el delegado federal Pablo Amílcar Sandoval. Éste ya ha sido removido de su cargo, pero no se sabe de alguna sanción de tipo jurídico por su defraudación al gobierno.
Si hemos de tomar en cuenta lo denunciado por Popoca en estas mismas páginas, se sabe que por intervención del gobernador Héctor Astudillo y los intermediarios políticos de las organizaciones de productores, mayoritariamente priístas, el programa fracasó porque siguió el mismo modelo operado en años anteriores.
Lo anterior puede ser interpretado como una maniobra del priísmo local para afectar el prestigio de la 4T, haciendo fracasar el programa emblemático para el campo guerrerense. Por esa razón se espera que la investigación ordenada corrija dichas irregularidades y que en el presente año el campo guerrerense eleve la producción de la agricultura de autoconsumo, detenga la emigración forzada y mejore la nutrición de las familias pobres.

La rifa del no avión

Se ha prestado a chistes para reír hasta la saciedad la iniciativa de rifar el avión presidencial como última alternativa del gobierno para deshacerse de ese lujoso medio de transporte que los contribuyentes seguimos pagando.
Y aunque no está demás reírnos por la rifa del no avión que ahora se cambió por 100 premios de 20 millones de pesos cada uno, es conveniente destacar que la iniciativa se justifica porque así estará presente en la mente de los mexicanos el enorme daño que hizo al país el gobierno que se robó las elecciones. Y como el propósito de la rifa es que sus beneficios sirvan para los equipos médicos del programa de salud, se puede equiparar esta iniciativa con el rescate que realizó el gobierno del general Lázaro Cárdenas cuando para el nacimiento de Pemex se tuvo que pagar indemnización a las empresas petroleras expropiadas, recibiendo para ese fin donativos de toda la población.
Si los hombres más ricos del país convocados para este fin han decidido voluntariamente otorgar su apoyo, comprometiéndose con la comercialización de la mitad de los boletos, no veo por qué la medida ha de compararse con el “pase de charola” que el presidente Carlos Salinas implementó con los empresarios para financiar la campaña electoral del finado Luis Donaldo Colosio a finales de los noventa del siglo pasado, pues aquí el propósito no es el apoyo a ningún líder y menos a un partido, sino el de todos los mexicanos.

Feminicidio

Ni la actitud valiente de la reportera Frida Guerrera modificó la conducta machista del fiscal y del presidente ante la demanda de acciones más eficaces contra los feminicidios que van a la alza en el país.
Creo que todos esperábamos que en el Día del Amor y la Amistad el presidente tuviera condescendencia ante la luchadora social que en la conferencia mañanera demandó mayor atención al problema de los feminicidios, pero sin la menor amabilidad el presidente asumió la misma conducta que el feminismo quiere erradicar en el trato del hombre hacia las mujeres.
Nadie duda que el gobierno federal está ocupado en dar seguridad a todos los mexicanos, y que también interpreta al feminicidio como un crimen de odio de los hombres que los perpetran contra las mujeres porque las ven como seres inferiores, ajenas a derechos. Por eso se entiende la importancia de visibilizar ante la sociedad ese problema tan grave, creando una fiscalía especial que vaya dando cuenta del tamaño del problema y que esté al tanto de la eficacia en su combate.
Por eso resulta conveniente saludar y apoyar la actitud valiente de la defensora de los derechos humanos que exigió una actitud contundente de la 4T frente al feminicidio haciendo conciencia en hombres y mujeres sobre su gravedad, pues como ha dicho la académica y pionera del feminismo en México, Marcela Lagarde, los feminicidios funcionan para mantener la desigualdad entre mujeres y hombres, porque las atemorizan para que no salgan del límite que les fija la sociedad machista.
También lo repitió el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero en su visita a México: “El machismo como la pobreza y la desigualdad es uno de los retos que se tienen que desterrar porque la violencia hacia las mujeres, el menoscabo, la intimidación, la amenaza, forman parte de lo peor de una sociedad”. Por eso se requieren leyes fuertes a favor de la igualdad, de protección a las víctimas, de condenas penales fuertes a los acosadores y la promoción de una cultura feminista que es sensibilidad, creatividad, cooperación, frente al machismo que es jerarquía, dominación y visión autoritaria de la vida.