EL-SUR

Jueves 11 de Abril de 2024

Guerrero, México

Opinión

La inauguración del Tren Maya

Silvestre Pacheco León

Diciembre 18, 2023

“Detengan su reloj y anoten esta fecha”, dijo emocionada en la inauguración del Tren Maya Maité Ramos Gómez directora general de Alstom, la empresa francesa responsable de la fabricación de los 34 carros para destacar como el portento de la llegada del hombre a la luna lo ocurrido en el sur-sureste con la obra emblemática de la 4T realizada en tan solo cinco años, para beneficio de los habitantes de la región y del resto del país.
La representante de la empresa que fabrica en Ciudad Sahagún los carros del metro de la Cdmx desde 1968, resaltó la importancia del proyecto porque fue un reto para todas las empresas cumplir con lo programado para que el 15 de diciembre se inauguraran las operaciones del llamado “jaguar rodante”, que en obras construidas es “lo mejor de México” y que será ejemplo para el resto del país y del mundo, dijo la funcionaria quien aseguró que las nuevas generaciones leerán en los libros de texto la importancia del proyecto y los retos que significó, porque en él se muestra lo avanzado del trabajo de los más de 4 mil mexicanos que laboran para esa empresa, que invirtieron más de 500 millones de horas en el portento de tren.
La primera etapa de la obra que completa tiene una longitud comparable con la distancia que hay de Lisboa a París, comprende 14 estaciones y 473 kilómetros que van de Campeche a Cancún en un tiempo de seis horas, 45 minutos menos que el autobús, ahora que por motivo del estreno su recorrido es lento, lo que poco a poco se reducirá a la mitad cuando alcance a desarrollar la velocidad de 160 kilómetros por hora.
La gobernadora de Campeche, Layda Sansores, una de las mujeres más sobresalientes en la defensa de la 4T dijo un discurso emotivo de agradecimiento al presidente de la República por haber concebido esa obra que cambiará para bien el futuro de la región. “Hagamos que suceda” dijo, y sucedió para que como en un acto de magia en cinco años llegara el tren, la obra más importante que se ha hecho en la historia del sur-sureste dijo Layda, por eso aseguró que “la fiesta es de nosotros, de todos los mexicanos que subimos contigo la montaña”, dirigiéndose a López Obrador, “y descubrimos que otro mundo es posible”, que más allá de la infamia había otro mundo, repitió frente al presidente.
“Campeche no esperó el tren con tantas ansias para verlo pasar, ¡nos vamos a subir! Explicando que si no lo hacen el proyecto se convertirá en un elefante blanco, por eso anunció que con el beneficio que tendrán con el nuevo y moderno medio de transporte, su estado volverá a ser el granero que en otro tiempo lo distinguió con la siembra de arroz, soya y maíz.
La gobernadora le agradeció al presidente su interés personal por la ejecución de esa obra y hasta recreó el momento en el que según ella le nació a López Obrador la idea del proyecto. “Lo tengo presente”, le dijo, “El 3 de diciembre del 2013 vino el infarto y a los 2 meses, el 28 de febrero estaba nuestro presidente en lo más alto de la pirámide de Calakmul (en la reserva de la biósfera) en una osadía que todavía me estremece” contó. “Allí te enamoraste de Calakmul y estoy segura que allí nació el sueño del tren”, comentó para el auditorio en la conferencia mañanera.
El “caballo de fuego” o “jaguar rodante” considerado desde su concepción como una obra estratégica para sacar del subdesarrollo a la región ampliando la derrama económica de los millones de turistas que hoy visitan Cancún a toda la península gracias al tren.
Los habitantes de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo beneficiados con el proyecto comenzarán a recibir los beneficios que les corresponden por su aporte al resto del país de sus recursos naturales, principalmente petroleros. Los millones de barriles de petróleo extraído de sus yacimientos más la parte del valor que tienen sus recursos naturales mega diversos junto a la riqueza arqueológica de la nación maya, una de las principales culturas mesoamericanas, famosa por sus sistemas de escritura, el uso numérico y del calendario, su arte y arquitectura sobresalientes.
La alegría del presidente Andrés Manuel López Obrador no era para menos al festejar el compromiso cumplido de las empresas constructoras responsables de esta primera etapa del tren que ha puesto como ejemplo ante el mundo el profesionalismo y la calidad constructiva al terminar en tiempo récord el proyecto planeado.
Los directivos de las empresas que cumplieron con su compromiso para la inauguración de la primera etapa exaltaron la entrega y profesionalismo de los casi cien mil trabajadores llegados de diferentes partes del país, pero también de la mano de obra local con la contratación de casi cien jóvenes egresados de escuelas técnicas profesionales del IPN, Conalep y distintas universidades, lo cual ha dado pie a nuevas carreras técnicas en ingeniería ferroviaria y técnicos en transporte ferroviario, jóvenes de entre 21 y 30 años que se harán cargo de las operaciones del tren cuya administración dependiente de la Secretaría de la Defensa Nacional estará a cargo del general Oscar Lozano Águila un hombre compenetrado del proyecto que también reconoció la valía de la mano de obra no calificada y calificada que participa del proyecto.
El Tren Maya es una obra que explica por sí misma la definición del humanismo mexicano que en lo económico establece la intervención del Estado para orientar a la economía en beneficio de la mayoría. Esa postura es la que contrasta con lo que sucede actualmente en Argentina donde el nuevo gobierno deja que las fuerzas del mercado, la oferta y la demanda, resuelvan el problema de la inflación frente a un proletariado inerme porque le han quitado de golpe todos los subsidios en el transporte, el agua la luz, etc.
En México el uso del poder y conocimiento de los militares para participar de la obra pública abatiendo sus costos y sirviendo al engrandecimiento del país a pocos se les habría ocurrido y forma parte ya de la doctrina mexicana para competir con los mejores constructores del mundo.
Pero si bien es cierto que el “jaguar rodante”, la construcción de la refinería Olmeca, el aeropuerto Felipe Ángeles, el tren transístmico de Salina Cruz Oaxaca y Coatazacoalco, son proyectos destinados a generar inversión y empleo, cabe la pregunta si no habrá otro modelo en la economía más avanzado que cree las condiciones para que cada persona tenga opción de ocuparse en el trabajo que le agrade y le cauce satisfacción para alcanzar la felicidad, garantizándole a cada quien un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades básicas y disponiendo del mayor tiempo para la convivencia familiar, lo que implica ir en contra del pensamiento estrecho que se satisface en la idea de que dotando de un puesto de trabajo a quien carece de empleo fuera el destino manifiesto. Como si la felicidad se redujera a tener un patrón, un horario que atender y un salario que gastar.

Leonsilvestre@ Hotmail.com