EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Alcaldes de Acapulco (XXXIV)

La ley del AK-47: La máquina de matar preferida en el mundo

Anituy Rebolledo Ayerdi

Octubre 10, 2019

Dos millones en México

El fusil ruso de asalto bautizado en México como “cuerno de chivo”, por la forma curva de su cargador, cumple 72 años. Fue diseñado por el suboficial del Ejército Rojo Mikhail Timofeyevich Kalashnikov, de ahí su denominación de AK-47: “A” de automático, “K” de Kalashnikov y “47” el año de su creación, Se calcula que hay cien millones ellos en el mundo y que sus balas asesinan a 250 mil personas al año. El cálculo para México es que en diez años han entrado ilegalmente al país dos millones de esos artefactos, todos procedentes de Estados Unidos.
El AK-47 está fabricado con piezas de acero laminado y el cañón está tratado con cromo níquel. Por confiable se le considera el arma perfecta para las operaciones guerrilleras. Soporta condiciones atmosféricas desfavorables y sigue disparando incluso después de haber caído en el lodo.
Tiene el arma dos posiciones de tiro: la semiautomática, que hace un disparo cuando se aprieta el gatillo y la automática, de ráfagas cortas, con una cadencia de 600 disparos por minuto. El cargador estándar de 30 cartuchos se vacía en tres segundos. En México se prefiere el cargador curvo con 45 balas, de ahí su nombre coloquial de “cuerno de chivo”.
Añade el instructivo del AK-47 que el rifle tiene un alcance máximo de hasta un kilómetro, si bien su precisión sólo está garantizada para alcanzar un blanco a 400 o a 600 metros. A más de mil metros las heridas provocadas por el arma son igualmente terribles, ello debido al lento movimiento giratorio de las balas –calibre 7.62 x 39 o m43–, una vez que han penetrado en el cuerpo.

Habla Kalashnikov

–Por supuesto que me siento triste y frustrado cuando veo que utilizan mi arma en guerras depredadoras y con fines terroristas y criminales –confesó en alguna ocasión el creador del AK-47, general Mikhail T. Kalashnikov, fallecido en 2013. A quienes me preguntan si no tengo remordimientos por tanto sufrimiento provocado por mi fusil, les digo que yo lo diseñé para defender a mi patria de sus enemigos y corresponde a los gobiernos controlar su producción, venta y uso, precisó.
Hacía referencia el militar ruso a la fabricación de su fusil y sus variantes en 34 países del mundo. Entre otros Albania, Alemania, Bulgaria, Corea del Norte, China, Egipto, Hungría, India, Irak, Polonia, Rumana y Serbia, Otras variantes del AK-47 son el finlandés Sako M60, el israelí Galil y el sudafricano R14.

Asesinar con el AK-47

Asesinar en México con el AK-47 parecería garantía de impunidad. “Ajuste de cuentas entre narcos” o “disputas por el control de la plaza” son los diagnósticos inmediatos de la autoridad ministerial. Se acepta con ello que los homicidios nunca serán castigados, sumando centenares de ellos. Frente a tan punible omisión, los matones a sueldo –una soslayada pero siempre viva estirpe guerrerense– están imitando hoy exitosamente el “método narco”. Lo hacen aún a costa de traicionar a sus mayores usando el caro y estorboso “cuerno de chivo” en lugar de la ligera, barata y efectiva 38 súper.
“Un trabajito fino”

Una digresión personal. El columnista conoció en su infancia las maneras usadas por un asesino a sueldo para ofrecer sus macabros servicios. Ocurrió a los pocos días del asesinato de su padre, Federico Rebolledo Romero, ex alcalde de San Jerónimo de Juárez, cuando departía aquí con amigos en el restaurante Tahiti, a cien metros de la Zona Militar. Junto con él fueron abatidos Urbano Arteaga, David Leyva y Belester Gómez y herido Reyes Salas. A Samuel Diego, el objetivo de la agresión, su fortuna lo había llevado al baño. Los asesinos vestían calzón de manta y aparentaban vender petates, dentro de los cuales ocultaban las armas largas.
Trasladada la familia Rebolledo Ayerdi a este puerto, entre otros motivos porque los amigos y parientes acosaban al chamaco con la exigencia de empezar a familiarizarse con las armas de fuego. Aunque sea por ahora con pistolas de “santa perica”, le proponían. “No se te olvide, Anituy, que vengar la muerte de tu padre es un compromiso sagrado que deberás cumplir más temprano que tarde. ¿O qué, quieres que todo el pueblo te repudie y te llame cobarde?”.
Volviendo al tema inicial. Días más tarde del suceso sangriento se presenta ante la familia un hombre ofreciendo sus servicios profesionales. Una vez en la sala de la casa, el tipo se quita el sombrero y se acomoda ostentosamente la pistola .38 súper que lleva al cinto. Sentado frente a doña Toña Ayerdi ahora viuda de Rebolledo, se presenta como enviado de amigos de la familia. T sin más va al grano.
“Conozco, señora, el doloroso descalabro por el que atraviesa y en esa virtud vengo a ofrecerle mis servicios por si usted quiere vengar la muerte del doctor. Le ofrezco un ‘trabajito fino’, discreto y barato. Cobro de 2 mil a cinco mil pesos según sea el objetivo, pero para usted, por lo que está pasando, se lo dejó en el mínimo. ¡Ah!, el trato incluye una pistola: ¡yo nunca hago justicia con la mía! Como le digo, usted nomás me tiene que dar el nombre de quien sepa o sospeche que cometió el “desasurdo” y lo demás correrá de mi cuenta. Le repito. Se trata de un ‘trabajito fino’, y no es por presumirle, pero otras viudas como usted han quedado satisfechas. Y le digo otra cosa, mi señora, bien vale la pena el desembolso por la tranquilidad de la familia, además de obligarlo una ley costeña no escrita”.

Todo se lo dejamos a Dios

Toña Ayerdi niega tener agravio con nadie en particular y declara que ella y sus cinco hijos lo han dejado todo en manos de Dios. Contundente respuesta ante la cual el matón a sueldo ya no insiste; se retira ofreciendo dar su vuelta por si la señora cambia de opinión. Familia y amigos estarán conscientes que de haber pronunciado doña Toña el nombre del homicida, Celestino El Chante Luna, aquél hombre le hubiera vaciado allí mismo su 38 súper. El matón ya no volvió y la familia empezó a jugar usando para todo aquello de “trabajito limpio”
Dos años más tarde la impunidad histórica e impúdica de El Chante Luna empezará declinar, junto con su fama de “matón al servicio del gobierno”, cuando se le acuse del asesinato del doctor Ignacio Barajas Lozano, profesional respetado y estimado por los acapulqueños. Pocos sabrán, por cierto, su calidad poética que lo llevó a compartir páginas antológicas (Ocho poetas) con Xavier Villaurrutia y el doctor Jaime Torres Bodet.
El homicidio de Barajas Lozano encerró muchos misterios y entre ellos la presencia en el puerto del comandante de la Policía Judicial Federal, encargada del combate contra las drogas. Otro misterio fue el hecho de que tanto El Chante Luna y su lugarteniente Manuel Patotas García, no hayan sido arrestados sino “invitados a platicar con el señor gobernador”. Y el más absurdo: permitir que ambos matones llevaran sus armas fajadas al cinto. Para despejar malicias, se justificó.

Fue en Mazatlán

La primera señal ominosa para “tan distinguidos invitados” fue la retención en Las Cruces, por parte de soldados del Ejército, de un largo convoy de parientes y amigos que seguía a los dos autos policiacos donde aquellos viajaban. El primer auto era tripulado por Nicolás González, jefe de la Policía Judicial del Estado, llevando como copiloto al comandante de la Federal, Mario Martínez. Atrás, El Chante y El Patotas y en medio de ambos un agente judicial. Fue en Mazatlán donde los esperaba un pelotón de soldados para custodiarlos hasta la capital, se dijo. Fue entonces cuando los matones perciben el fin de sus días y en función de ello sólo uno de los dos actuó.
Manuel Patotas García desenfunda su 38 súper y le perfora la cabeza al federal Mario Martínez, enderezándola luego contra Nicolás González, a quien le descerraja un tiro en el rostro. No podrá seguir disparándole porque el policía de al lado le retiene mano. Situación que aprovechan los policías del segundo auto para acribillarlo en su propio asiento. Para esto, El Chante Luna ha salido del coche con la pistola en la mano, no para defenderse, sino para desafanarse de la agresión. “Huelan mi pistola, por favor, y verán que yo no disparé. ¡Yo no disparé, yo no disparé”, clamaba cobardemente el deudor de cientos de vidas humanas! No soltará el arma y entonces el fuego de varias armas perforará su voluminosa humanidad. Inexorable, el que a hierro mata a hierro muere.

Símbolo

Más que un arma, es un símbolo, se dice del Kalashnikov. Además de ser el arma de mayor producción en la historia del mundo, ninguna otra ha alcanzado la posición de icono cultural. Mozambique, por ejemplo, eliminó de su bandera nacional las tradicionales lanzas y espadas para dibujar en su centro la silueta de un AK-47. También figura en los estandartes de Timor Oriental y la organización libanesa Hezbolá y hasta 1994 en los escudos de Zimbabue y Burkina Faso. No pocos niños africanos responden al nombre de Kalash, como llaman al rifle los rusos, significando que han nacido en la libertad.

Armados hasta los dientes

En los propios Estados Unidos, donde el rifle forma parte de las sacrosantas instituciones del american way of life, el AK-47 ha estado presente en las frecuentes y terribles matanzas de civiles, estudiantes y policías. De acuerdo con cifras del FBI (2016) un alto porcentaje de la población estadunidense, estimada en 319 millones, posee armas en sus hogares, amparada en una enmienda constitucional. Según cálculos del citado buró federal: 114 millones tienen pistolas, 110 millones rifles de alto poder y 86 millones escopetas. Casi un arma por habitante.
En las armerías estadunidenses cualquier ciudadano de ese país puede adquirir desde un AK-47 hasta un tanque o un cañón. Ello, con tan sólo llenar el formulario 4473 (sobre el estado de salud mental del adquiriente y su estatus migratorio), pagar el costo del arma y esperar tres días para la entrega. Se habla de que el 16 por ciento total de sus ventas tienen a México como destino ilegal, a partir principalmente de Texas y Tamaulipas. Un mortífero mercado negro intocado y que ha hecho millonarios a políticos y policías.

Se alquila AK

Mi extinto compadre Carlos Ortiz Ortiz, el mejor reportero de policía de su tiempo, revelaba algo que entonces parecía insólito: Que el AK-47 se rentaba aquí como hoy se renta una película. Una vez utilizado se regresaba, cubriendo una renta diaria de mil pesos, aparte el costo de las municiones. Todo a la palabra. Carlos decía que los güevones guerrerenses prefieren el “cuerno de chivo” de fabricación israelí, porque responde sin necesidad de limpiarlo ni darle mantenimiento.

Bara bara

El “cuerno de chivo” se llega a cotizar en Tepito entre 15 y 20 mil pesos (9/5/19), dependiendo de su autenticidad, modelo y calibre, además de que sea nuevo o ya utilizado. Otro factor que estabiliza los precios es el hecho de que no haya presión policiaca o que los jefes estén bien maiceados.
En Estados unidos un AK-47 cuesta apenas 500 dólares además de que sus ciudadanos pueden adquirirlo sin ninguna restricción, promoviendo ello el comercio hormiga en pequeña escala, pero numerosa y constante. Puesto en los estados norteños de México, los precios del AK-47 pueden alcanzar entre mil 200 y mil 600 dólares. Mientras que en la frontera sur de México el rifle ruso puede conseguirse en precios que va de los 37 mil a 75 mil pesos.

Algunas curiosidades en torno al AK-47

Las fuerzas militares y especiales de 106 países del mundo –desde Afganistán hasta Zimbabue– están armadas con el fusil ruso.
Los narcotraficantes mexicanos consideran al AK-47 como un amuleto de la buena suerte.
Las armas de fuego decomisadas en México, de 2006 a 2019, suman 222 mil 987 y de ellas el 59 por ciento son largas, mayoritariamente AK-47 y cortas el 41 restante.
Un AK-47 recubierto de oro formaba parte de la colección del líder iraquí Sadam Hussein. Otro AK bañado de oro, pero este con incrustaciones de esmeraldas y diamantes fue decomisado en Honduras (50 mil dólares). Muy solicitadas las cadenas y llaveros con forma de AK, de oro cuajados de diamantes.
Fue el gobierno de los Estados Unidos el que obsequió a Osama bin Laden su primer AK-47, para matar soviéticos en Afganistán. Lo usará luego como para matar gringos
Las escuelas primarias de la URSS instruían a los alumnos en el armado y desarmado del AK.
El diario francés Liberación definió al AK-47 como el invento más importante del siglo XX, por encima del vuelo espacial y la bomba atómica.
Egipto honra a Kalashnikov con un AK-47 monumental en la península del Sinaí.
Kaláshnikov es el nombre de la mezcla de vodka, ajenjo, limón y azúcar. Mismo nombre de un vodka ruso cuya botella tiene la forma del rifle.
Salud.