EL-SUR

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Guerrero, México

Opinión

La narración de lo paranormal como estética del realismo no mágico

Federico Vite

Septiembre 12, 2023

(Segunda parte y última)

En UFO 78 (Einaudi, Italia, 2022, 498 páginas), del colectivo Wu Ming, no se entiende a la contracultura como un grito de guerra sino como una muestra de la interconectividad entre la macro y la microhistoria, y de paso borra los límites entre la alta literatura y los subgéneros. Por ejemplo, durante el seguimiento al secuestro de Aldo Moro, uno de los flancos de esta novela, se publica en algunos periódicos de Milán como nota principal el avistamiento de un OVNI; abajo, como un hecho de menor relevancia, se detallan los avances sobre el secuestro del político italiano y se publican diversas notas informativas sobre el año más convulso de Italia: 1978. Ese precedente real, colocado como un dispositivo literario en la novela, es leído por los personajes como un hito que les permite borrar fronteras antiguas. A partir de ese hecho, ubicado en el libro en la página 318, la bisagra del texto se abre completamente porque el resto de la historia se desboca en la resolución de dos aspectos: la desaparición de los jóvenes, Jacopo y Margherita, cerca del cerro Quarzerone, y la oleada de avistamientos en todo Italia.
El trabajo de la antropóloga Milena Cravero y el escritor Martín Zanka aumenta vertiginosamente. Cravero se dedica a investigar a los testigos de múltiples avistamientos; Zanka, a estudiar todo lo relacionado con la desaparición de Jacopo y de Margherita en la zona del monte Quarzerone. Para estos dos personajes, la aparición del cadáver de Moro es un hecho lamentable, pero no los detiene en sus labores. Así que el relato se convierte en la puerta a otras realidades. Aparece, durante la investigación de Zanka, la leyenda de los hombres lobo en el Quarzerone. Milena, debido a que la gente sale de las ciudades en caravana a presenciar los avistamientos de objetos voladores no identificados, también llega al monte Quarzerone para estudiar, y aprender, lo que ocurre en esa montaña tan fértil para los avistamientos y para el crecimiento de hongos alucinógenos. Ella, bajo el efecto de un funghi, percibe algo relacionado con los hombres de lobo. Ese hecho conduce a los guardias forestales y a otros policías a redoblar la seguridad. A la par de ese hecho, la investigación de Zanka ofrece una respuesta al misterio de lo ocurrido con Jacopo y Margherita, y no está relacionada con los hombres lobo sino con un grupo táctico militar que el Estado italiano auspició para efectos de una posible invasión extranjera. Evito dar más detalles porque no quiero arruinar la sorpresa que guarda esta historia a los futuros lectores, pero me interesa ejemplificar con estos hechos que UFO 78 funciona muy bien para mostrar los aspectos de la evolución temática en la sociedad italiana. A la par de asuntos terribles, como el secuestro y el asesinato de Moro, están los avistamientos OVNI, la desaparición de dos jóvenes y un cerro, cuyo magnetismo para fenómenos paranormales también guarda un secreto de Estado. Las enumero porque aunque intenten deshilvanarse, las realidades expuestas en esta novela exponen la apertura de una materia fascinante: la vida más allá de los límites que conocemos. La vida es renovar el misterio.
La organización narrativa de esta novela nos permiten tomar este libro como una poética de la impureza; es decir, una estética que mezcla lo político, lo social y lo contracultural en un continente inusitado, donde todo convive de manera normalizada, tanto lo paranormal como lo violentamente real.
El proyecto está organizado con el viejo truco de la sincronicidad de historias que se dividen en capítulos para finalmente ofrecer una visión panorámica de lo ocurrido en Italia durante 1978. La voz narrativa plasma hechos con una prosa casi periodística, sin uso de adjetivos, ni oraciones largas ni disquisiciones o especulaciones; la labor escritural pareciera puramente fáctica. Toman de la realidad el 90 por ciento de la sustancia narrada y usan el 10 por ciento de ficción para cuadrar la trama. Subrayo el aspecto de verosimilitud de todo el libro y, por supuesto, lo lúdico del proyecto, porque no es fácil mantener el tono tan afable y juguetón en un lapso de medio millar de cuartillas.
El colectivo Wu Ming no propone con UFO 78una mutación del realismo mágico sino que ofrece una base estética en la que se fundamenta, por oposición, un realismo no mágico; es decir, una especie de culto por las coincidencias de la alta y la baja cultura, una especie de culto en el que la paranoia agranda los límites de la realidad. Esto permite que los hilos narrativos de la novela se mezclen y se expandan en un continente que los agrupa con absoluta naturalidad, por ejemplo, un alegato político –en el que aparece el escritor siciliano Leonardo Sciascia– y una leyenda de hombres lobo. Todo cabe perfectamente gracias a que la novela, como género, sigue sufriendo algunos cambios y es voraz, todo lo deglute muy bien. Pero sobre todo, este libro perfecciona los vínculos entre la macro y la microhistoria. Me explico: cuando se revela la muerte de Moro, el mundo de UFO 78 cambia. Nada es como era. Queda la multiplicidad de realidades y todo apunta, después de la pesquisa de Zanka y la indagación de Milena, a que el monte Quarzerone no sólo es un punto de encuentro sino la meta de la novela, porque ahí se resume la pasión por los avistamientos y se rivatiliza la coerción del Estado, aunque claro, esta última frase matizada y edulcorada durante toda la pesquisa de Zanka, quien logra reunir los elementos que resuelven la desaparición de Jacopo y de Margeritha. La conclusión es que los diversos flancos de la realidad se perfeccionan cuando se atiende tanto a la alta como a la baja cultura. Es decir, la modernidad racionalista es una prisión en la que la ciencia, el estado de derecho, el individualismo, el capitalismo y el socialismo inhiben la libertad de pensamiento, consuman el ideal de una prisión, donde resulta inimaginable que un mundo ancho, largo y profundo sea posible dentro de otro.
UFO 78 parecería una novela de suspenso, pero con poco más de atención debe leerse este proyecto como una gran bisagra, que al abrirse, permite contemplar el laboratorio del colectivo Wu Ming, quien recuerda que las novelas históricas buenas son aquellas que nos permiten entender la historia de otra manera. A veces, más compleja, a veces, más siniestra, pero siempre muestran la realidad vieja como si fuera nueva. Cuestión aparte, ¿a quién se le hubiera ocurrido fusionar la historia de las oleadas OVNI en Italia con el secuestro de Aldo Moro y zurcir los hechos a la manera de una novela policiaca con tintes contraculturales? Un thriller underground, eso es UFO 78, pero para efectos simples, diré que se trata de una novela histórica fuera de lo común, tanto en extensión como en tema. Cosa inaudita en estos tiempos.