EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La reforma del Estado en Guerrero

Marcial Rodríguez Saldaña

Septiembre 21, 2006

El pasado 13 de septiembre fecha en que se conmemora la instalación en
Chilpancingo del Primer Congreso de Anáhuac por José María Morelos y
Pavón, en donde leyó los Sentimientos a la Nación, se instaló en la capital de Guerrero la Mesa central de “alto consenso” para la reforma del Estado en Guerrero, con la participación de los integrantes de los poderes del estado, los órganos autónomos, dirigentes de los partidos políticos, representantes de instituciones académicas y ciudadanos invitados a dicho evento.
1.- Hay que destacar la firma de una declaración política de la Reforma
Democrática del Estado de Guerrero, ya que representa una ruta diferente a la que originalmente proponía el gobernador Zeferino Torreblanca de sólo mostrar su interés por impulsar una reforma electoral. Con la firma de esta declaración las partes se comprometen a promover una reforma a fondo de las instituciones políticas del Estado, dentro de las cuales sin duda deben incluirse las electorales, pero tiene que revisarse el conjunto de los poderes públicos, sus relaciones y formas de controles y contrapesos, la protección a los derechos de los ciudadanos, el fortalecimiento de los municipios, las garantías de los grupos indígenas, la eficacia de las instituciones de administración y procuración de justicia, incentivar la participación ciudadana en el ejercicio del poder público; la total transparencia de los recursos públicos y decisiones de los órganos de poder; la relación del poder con los medios; en fin, la reforma debe plantearse una revisión y renovación del conjunto de la vida política del estado que dé lugar a nuevas instituciones para la democracia en Guerrero.
2.- La declaración no garantiza que efectivamente se concluya en una
reforma legislativa, por ello debe instrumentarse un acuerdo en el Congreso local que establezca no sólo una obligación moral y política sino legal para la reforma del Estado, en donde se determinen los procedimientos, formas de participación de los poderes, representantes de partidos y de manera especial las organizaciones sociales, civiles y ciudadanos y los plazos en que habrá de realizarse.
3.- Los plazos de la reforma están abiertos, la actual legislatura apenas cumplirá en noviembre su primer año de un periodo de tres y el gobierno del estado va en su segundo año de ejercicio; sólo en el caso de reformas electorales que impliquen modificaciones legales fundamentales, la Constitución federal señala que deben promulgarse y publicarse por lo menos noventa días antes de que inicie el proceso electoral, y de acuerdo con el Código Electoral de Guerrero, el próximo proceso lectoral dará inicio en abril de 2008 para ayuntamientos y diputados Locales, así que hay tiempo de aquí hasta el último día de diciembre del 2007.
4.- La declaración firmada el 13 establece dos organos operativos de la reforma, el primero es la Mesa de Revisión y Enlace Institucional que tendrá como función conducir el proceso, supervisar su marcha y evaluarlo; y el segundo es una Secretaría Técnica que dará seguimiento a todas las actividades de la reforma. No se dice cómo se integrarán dichos órganos, pero es fundamental que en su formación y operación haya un equilibrio de los participantes tanto en la parte política como en la parte técnica-operativa; esto quiere decir que ninguno de los participantes tenga preeminencia o ventajas frente a los demás. El Congreso del Estado aprobó para el proceso de reforma del Estado en el 2006 3 millones de pesos, los cuales deben disponerse en su totalidad de acuerdo con la Mesa Central; cada parte debe contar con un número similar de asesores con iguales emolumentos; sobre todo el legislativo y los partidos; sería muy desventajoso que el gobernador y la Secretaría General de Gobierno tuvieran la posibilidad de contar con asesores especializados a sueldo para este proyecto y el legislativo y los partidos políticos no, pues irían a la reforma con desventajas frente al Ejecutivo, pues de ocurrir así, éste tendría la posibilidad de ir a la Mesa de la Reforma con proyectos bien definidos y elaborados técnicamente y los otros no; el proceso de reforma debe permitir que todos los signatarios de la declaración política estén en las mismas condiciones de presentar propuestas, para que al momento de los debates se analicen los proyectos de todos no sólo los del Ejecutivo.
5.- La parte más importante del proceso de la reforma del Estado en Guerrero es la participación ciudadana; por tanto debe incluirse en todos los organos de la reforma a ciudadanos, académicos, especialistas en la agenda de la reforma y establecerse un procedimiento que permita la más amplia y abierta participación de los ciudadanos, de tal forma que sin que se pierdan los objetivos de la reforma, ni se propicie una anarquía, debe asegurarse que recoja las aspiraciones, los anhelos y propuestas del pueblo de Guerrero.
6.- Ya existen algunas propuestas para la reforma que hay que considerar,
como el proyecto de Constitución Política elaborado a iniciativa de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del estado, por académicos muy destacados en el derecho constitucional local como el doctor Manuel González Oropeza; artículos y colaboraciones publicadas en revistas y libros, que contienen innovaciones importantes que deberían de tomarse en cuenta en todo este proceso. Por ahora, sólo planteamos algunos aspectos de carácter procedimental de la reforma, pero en las siguientes colaboraciones entraremos al fondo y contenido de los temas. El debate está abierto.

[email protected]