EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La reforma electoral federal

Marcial Rodríguez Saldaña

Septiembre 13, 2007

 

Dentro de los temas relevantes de la reforma del Estado a nivel federal, el primer resultado en términos de acuerdo político
traducido en proyecto de iniciativa legislativa es la propuesta de reforma electoral, la cual en estos días ha suscitado un
apasionado debate entre legisladores y miembros de la industria de la radio y la televisión.
1.- La crisis del sistema electoral mexicano que se reflejó en el proceso de la elección presidencial del año 2006, que hoy
mantiene al país dividido por la falta de legitimidad de Felipe Calderón, ha sido una enseñanza que han asimilado los partidos
políticos nacionales; por ello, el primer gran acuerdo entre los tres principales partidos políticos de México PRD, PRI y PAN es una
iniciativa de reforma electoral que contiene diversos temas.
2.- Entre los aspectos más destacados de la reforma electoral federal encontramos: la prohibición de las campañas negativas (la
guerra sucia), la sustitución de los consejeros electorales y su renovación escalonada; nuevo sistema de financiamiento; la
prohibición a las organizaciones gremiales –sindicatos y empresas– para formar partidos políticos y para la afiliación corporativa;
la prohibición de propaganda gubernamental durante las campañas electorales; la disminución de las campañas electorales y la
prohibición a los particulares, partidos y candidatos para contratar publicidad en las campañas.
3.- El debate en las últimas horas se ha centrado en el asunto de la prohibición para que nadie pueda contratar spots de radio o
televisión en campañas electorales y sea el Consejo General del Instituto Federal Electoral el que en los tiempos del Estado
difunda en forma equitativa y proporcional la publicidad de partidos y candidatos.
4.- El tema se ha pretendido desvirtuar por algunos medios electrónicos, bajo el argumento de que se restringiría la libertad de
expresión a los comunicadores, quienes no podrían expresar críticas a los partidos o a los candidatos en campañas electorales.
En realidad la filosofía política de la reforma electoral en este aspecto, lo que busca es garantizar la equidad en la competencia
por el poder político; el mismo derecho y las mismas garantías para todos los contendientes en una lid electoral.
5.- Con la reforma electoral se pretende evitar la influencia de elementos perturbadores de la equidad en una elección; que
ninguna empresa, poder económico, líder de opinión utilice un bien público como lo son las ondas de comunicación reflejadas en
una pantalla de televisión o en la bocina de un radio, para favorecer o atacar a un candidato, para inclinar la balanza por un
partido o candidato a cambio de publicidad comercial o electoral.
6.- Se tiene la costumbre de que desde los poderes públicos o económicos se hacen contratos publicitarios con empresas de
radio o televisión, para difundir la imagen de un gobernante o de un producto y a cambio en campañas electorales se favorecen,
se obsequia publicidad “gratuita” inducida a favor de quienes pagan esta publicidad, lo cual otorga ventajas a determinados
candidatos y partidos y desventajas para los demás. Esto es lo que se busca evitar con la reforma electoral.
7.- La libertad de expresión es parte sustancial de la democracia, y no podría ninguna ley ni reforma electoral restringirla; no es
incompatible mantener incólume la libertad de expresión con establecer reglas para evitar que la publicidad en medios
electrónicos y poderes políticos o económicos, influyan en el electorado mediante campañas publicitarias, para determinar
quiénes acceden al poder público.
8.- Lo que se busca también en los medios y en los comunicadores es que no se conviertan en factores de poder para inducir al
electorado, que el poder que da una pantalla de televisión o la radio no se utilice para influir a favor o en contra de candidatos y
partidos, que la libertad de expresión se ejerza con profesionalismo, objetividad y responsabilidad y no en forma tendenciosa,
que no sea el dinero y el mercantilismo los que motiven la moral y la conciencia de los medios y de los comunicadores líderes de
opinión.
9.- Desde la alternancia política en la Cámara de Diputados en 1997, había sido muy difícil que las principales fuerzas del país –
PRI, PRD y PAN– se pusieran de acuerdo como lo han hecho hoy con la iniciativa de reformas electorales; el debate ha iniciado en
la Cámara de Senadores y seguirá su curso parlamentario en la Cámara de Diputados, en donde habrá que hacerle todas las
depuraciones necesarias que mantengan inquebrantables los derechos sagrados de la libertad de expresión y el de la
democracia.

[email protected]