EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Humberto Musacchio

Agosto 28, 2006

El fotógrafo y su timo patriótico
A los 94 años de edad murió en San Francisco Joe Rosenthal, autor de la celebérrima fotografía en la que aparece un grupo de soldados estadunidenses hincando el asta que sostiene una bandera de su país en Iwo Jima, supuestamente el 23 de febrero de 1945. Rosenthal era entonces fotorreportero de Associated Press y la gráfica le valió el Premio Pulitzer, además de que en una encuesta realizada por la Universidad de Nueva York fue considerada una de las cien mejores fotografías periodísticas del siglo. Su hija, dice el cable de AP publicado por Excélsior el pasado martes, declaró que “él era un hombre bueno y honesto… de gran integridad”. Sin embargo, el buen Joe no parece haber sido ni tan honesto ni tan íntegro. Durante mucho tiempo se levantaron voces que señalaban que era una foto fraudulenta, posada, y que ni siquiera había sido tomada en la fecha que se dijo, sino después de que la censura militar conociera la gráfica original, al parecer ésa sí de un momento real. El propio fotógrafo reconoció que la bandera era demasiado pequeña “y no ofrecía una imagen épica”, de modo que con la ayuda del alto mando volvió a tomar a otro grupo de soldados en el mismo ejercicio, pero con una bandera de mayor tamaño. Durante muchos años, Rosenthal guardó celosamente la verdad hasta que ésta se impuso pese al nacionalismo de Washington que, incluso, hizo levantar en el cementerio de Arlington, junto al estremecedor muro negro de los estadunidenses muertos en Vietnam y a un lado del horrendo conjunto que exalta la intervención en Corea, un monumento de bronce que reproduce la imagen posada de los marines.
La cultura en el Politécnico
Tradicionalmente la enseñanza técnica ha estado lejos de las actividades culturales. El Instituto Politécnico Nacional ha contado, es cierto, con la presencia de grandes personajes, como el crítico Antonio Rodríguez o el gran Emilio Carballido, el primero al frente de Difusión Cultural y el otro en la coordinación de un taller de dramaturgia. Los resultados de su paso por el IPN han sido notoriamente provechosos, pero a fin de cuentas se trata de golodrinas que no han logrado hacer verano. Por fortuna, las cosas empiezan a cambiar y durante la actual administración se ha reforzado la feria del libro técnico (FIL Politécnica, le llaman), que cuenta ya con un nutrido programa de actividades y una amplísima área de exposición. Se pretende también impulsar un ambicioso programa editorial que comprende no sólo libros de texto y obras de consulta, sino igualmente creación literaria y volúmenes que sirvan para ampliar la cultura de los jóvenes alumnos y de sus mentores. Por lo pronto, ahí estuvieron Paco Ignacio Taibo II y este republicano para presentar No me olvides, la novela de Verónica Ortiz que tiene como telón de fondo el movimiento estudiantil de 1968.
La Roma, zona de monumentos
La Comisión Permanente exhortó al Ejecutivo a declarar zona de monumentos históricos la colonia Roma de la ciudad de México. De acuerdo con lo publicado por Excélsior el pasado jueves, la iniciativa es del Movimiento Prodignificación de la Colonia Roma, AC. De progresar el exhorto, podrán preservarse construcciones de valor arquitectónico de la corriente neoclasicista o “afrancesada” de hace un siglo lo mismo que numerosos inmuebles de diferentes calidades, incluso cuadras enteras que pertenecen al Art-deco. Pero ya metidos en tales andanzas, convendría que la zona protegida se extendiera a la vecina colonia Hipódromo, donde es mayor la densidad de edificaciones de esa corriente. Los predios de la Roma y la Condesa han experimentado un alza desmesurada en los últimos diez años, lo que desató una oleada especulativa que se ha traducido en la destrucción de numerosos inmuebles de época, los que son sustituidos en algunos casos por arquitectura de calidad, pero en otros simplemente ceden su espacio a bodrios urbanos perfectamente evitables. No estaría mal que la delegación Cuauhtémoc o el gobierno capitalino crearan un comité integrado por urbanistas, críticos de arte, arquitectos y otras personas enteradas que eviten la destrucción de lo valioso y la proliferación de monstruos de concreto. ¿Será posible?
CD y DVD de y sobre Guty Cárdenas
Discos Corazón (con ese, por favor) de Eduardo Llerenas acaba de poner en el mercado un disco que contiene algunos éxitos de Guty Cárdenas lo mismo que varias grabaciones hasta ahora desconocidas, lo que fue posible gracias a que Juan José Gurrola conservó unas cajas que dejó su madre Margarita Iturriaga, quien vivió en Nueva York entre 1925 y 1929. Doña Maggie conoció allá a varios artistas mexicanos, entre ellos a Guty, y guardó grabaciones, catálogos y otros documentos que hace 15 años Gurrola le entregó a Llerenas, quien el año pasado, en ocasión del centenario del cantante, decidió aprovechar para hacer un disco con esas grabaciones de hace tres cuartos de siglo, el que decidió acompañar de otro, el DVD, que contiene una película sobre el llamado Ruiseñor Yucateco. El álbum que contiene los dos discos tiene un diseño inusual por bello y creativo que es obra de Berenice Sainz. Un trabajo redondo.
Breviario…
Mañana, a las 19:30 horas, en El Péndulo de la Zona Rosa (Hamburgo 126, entre Génova y Amberes), dentro del programa Escritores al 2 X 1, la Dirección de Literatura del INBA reunirá a Ana María Jaramillo y a Federico Campbell, quienes, por supuesto, hablarán de letras, de las propias y las ajenas. *** El próximo jueves, a las 10 de la mañana, Javier Garciadiego, director de El Colegio de México, inaugura el Coloquio Internacional Pedro Henríquez Ureña en el LX Aniversario de su Muerte. En la primera mesa participarán José Carlos Rovira y Anthony Stanton, con Ivette Jiménez de Báez como moderadora; en la segunda estarán Fernando Curiel, Liliana Weinberg y Arcadio Díaz Quiñones, coordinados por Clara E. Lida; y en la tercera y última Martha Elena Venier y Eva Guerrero, con Rose Corral como moderadora. *** Astrónomos de todo el mundo se reunieron a discutir sobre el cielo y las estrellas y por mayoría de votos resolvieron que Plutón no es planeta. Y luego se quejan de los políticos.