EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Humberto Musacchio

Diciembre 18, 2017

Contra la Ley de Seguridad

Al aprobarse por los priistas y sus pegotes la Ley de Seguridad Interior, Gael García Bernal y Diego Luna solicitaron al presidente Enrique Peña Nieto que vete esa malhadada norma en torno a la cual prometió escuchar las peticiones y recomendaciones de expertos de la ONU, múltiples organizaciones no gubernamentales de México y del extranjero, iglesias, partidos, personas y personajes que han señalado los inmensos peligros que encierra ese ordenamiento para el orden constitucional y especialmente para los derechos humanos. Queda recurrir a la Suprema Corte y demandar que se declare la inconstitucionalidad de la citada ley, pero con la composición del máximo tribunal y sus fallos recientes poco bueno cabe esperar a la ciudadanía. Lo importante es que tan excelentes actores, quienes disfrutan de un merecido prestigio en el ámbito internacional, salten a la palestra enarbolando una demanda civilista ante el peligro que representa la bordaberrización de México. Diego y Gael han dado el ejemplo. Lo único que los mexicanos no se pueden permitir es el silencio.

Audiolibros de Radio Educación

Con la intención de acercar a los jóvenes a los libros y de propiciar su conocimiento por personas de mínima o nula capacidad visual, Radio Educación inauguró el portal Vox Libris, donde puede encontrarse su audiobiblioteca, la que por ahora cuenta con 35 audiolibros de acceso gratuito, con títulos y autores de gran relevancia, entre otros Canek, de Ermilo Abreu Gómez; Poesía completa, de Efraín Huerta; México bárbaro, de John Kenneth Turner; El sinore, de Salvador Elizondo; El agua envenenada, de  Fernando Benítez; La muerte tiene permiso, de Edmundo Valadés; De fusilamientos, de Julio Torri; Los hombres que dispersó la danza, de Andrés Henestrosa; el Popol Vuh, la Relación de las cosas de Yucatán, del depredador Diego de Landa; La cena y tres relatos, de Alfonso Reyes; El solitario Atlántico, de Jorge López Páez (y no Pérez, como dice el boletín respectivo), La tierra del faisán y del venado, de Antonio Mediz Bolio; y más muchos buenos libros más. Un acierto de Radio Educación.
Dramaturgia de Luis de Tavira

El Fondo de Cultura Económica acaba de publicar, en un volumen de más de 500 páginas, Teatro escogido de Luis de Tavira, una selección de obras, muchas de las cuales, dice José Ramón Enríquez en el prólogo, “han sido escritas para alumnos de actuación que con ellas se han titulado”. Maestro y director de escena, Tavira ha sido también un tenaz promotor del teatro. En su fase de dramaturgo no es menos enjundioso y en este libro ofrece al lector La pasión de Pentesilea, La conspiración de la cucaña (homenaje teatral a Alfonso Reyes), La séptima morada, Ventajas de la epiqueya, Otra dama boba, El director de teatro (texto inspirado en Der Schauspieldirektor, de Johann Gottlieb Staphane, el Joven, y en algunas ideas dramáticas de Wolfgang Amadeus Mozart) y por último Citerea (tragicomedia en 14 escenas). Este libro seguramente moverá a los críticos de Luis de Tavira, creador polémico, a mostrar desacuerdos y hasta rencores. Ni modo. Pocas artes suscitan tanta pasión como el teatro, lo que a fin de cuentas nos enriquece a todos.

Johnny Halliday era Alidé

Se dice que con su voz grave y su guitarra grabó 50 álbumes y que vendió 110 millones de discos; que interpretó mil canciones, que compuso un centenar y que ofreció miles de conciertos en cuatro continentes. Pues sí, pero Johnny Halliday era en México un perfecto desconocido, salvo para los poquísimos aficionados que tiene aquí el rock galo. Desde niño soñó con conocer las llanuras y desiertos alguna vez habitados por los cowboys, pero a fin de cuentas, y no por falta de talento, resistió la tentación de establecerse en Estados Unidos porque no quiso ser príncipe donde el rey era Elvis Presley. En cambio, durante casi seis décadas fue primerísima figura del rock francés y de la Europa no angloparlante. Al arcángel rubio, este ignorante columnista lo llamaba Yoni Jóliday, pero no era Hollyday sino Halliday, y sus paisanos, que todo lo reducen a la pronunciación francesa, le decían Yoní Alidé, roquero grueso cuya irreverencia despertó el entusiasmo de varias generaciones de jóvenes. Por si algo faltara, fue marido de Sylvie Vartan. ¡Suertudote!

Cierra programa el Ateneo

El próximo jueves, a las 19 horas, en el Ateneo Español de México (Hamburgo 6, Col. Juárez), se presenta la edición facsimilar del Romancero general de la guerra de España que “recoge los versos populares que proliferaron en periódicos, hojas de propaganda y otros papeles volantes” durante el enfrentamiento armado entre republicanos y fascistas. También se hará la presentación del Documento quintanilla en reproducción facsimilar. El texto, obra de Patricio G. Quintanilla, recoge las actividades de la Delegación de Veracruz del Comité Técnico de Ayuda a los Refugiados Españoles. Los comentarios correrán a cargo de Josefina Tomé (presidenta del Ateneo), de Juan Vadillo y Juan Luis Bonilla Rius, con Maricarmen Moreno como moderadora. Con esta actividad se cierra el programa del Ateneo Español correspondiente a 2017.