EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Humberto Musacchio

Abril 23, 2018

Vallejo regresó a Colombia

Después de cerca de medio de siglo de vivir en México, Fernando Vallejo volvió a Colombia, su tierra natal para la que no ha escatimado los más terribles y demoledores juicios. El autor de La Virgen de los sicarios y El desbarrancadero escribió en México la totalidad de su obra, tanto sus libros de cuentos como sus novelas, ensayos como La puta de Babilonia, feroz requisitoria contra el cristianismo, y dos biografías, una sobre José Asunción Silva y otra, magnífica y descarnada, sobre su paisano, Porfirio Barba-Jacob, libro al que intituló El mensajero. En un estupendo artículo aparecido en el suplemento de Reforma, Francisco Morales V., informa que el escritor colombiano se va por tres razones: por el temblor del 19 de septiembre que afectó su departamento, por un incidente con un vecino que lo acusó de homicidio en grado de tentativa y, por último, debido a su viudez, pues en diciembre murió su pareja, el escenógrafo David Antón. Vallejo ya no irá más por las calles de la colonia Condesa. Lo extrañaremos.

Toscana y la educación

En este sexenio, cuando a los funcionarios se les llena la boca hablando de la reforma educativa, la que pretenden hacer sin pedir opinión a los maestros e incluso contra ellos, cabe escuchar una voz tan autorizada como la de David Toscana, exitoso novelista que el martes pasado recibió el Premio Xavier Villaurrutia, quien reprueba que se trate a los niños como “incapaces, inseguros y débiles” y demanda que en las escuelas sea una exigencia ejercitar la memoria, que no es “la inteligencia de los tontos”, como creen algunos “expertos”. Toscana, que también es ingeniero industrial, exige poner atención en el mejoramiento de las habilidades lectoras de los estudiantes, en sus capacidades lógico-matemáticas, sus conocimientos de historia, ciencias y humanidades… Espera que el nuevo gobierno mande al diablo “esa inane pseudorreforma educativa”, tan cacareada, y sea capaz de imponer “acciones muy sencillas, pero efectivas, que tengan como centro el libro, la lectura en silencio y en voz alta”. La escuela, concluye, “ha de ser disciplina, esfuerzo, evaluación, reto y posibilidad de fracaso. El apapacho de la razón produce ignorantes”.

¿Y la matanza de Tlatelolco?

Un boletín informativo de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM dice que México “no sufrió los rigores de los regímenes autoritarios que padecieron los pueblos de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay y otras naciones de América Latina”, pese a lo cual “el país no es ajeno a la canción de protesta que floreció en las décadas de 1960 y 1970”. No, no es ajeno a esa canción, pero está fuertemente hermanado con el sufrimiento con otros países latinoamericanos, pues aquí en los años 60 estuvieron las cárceles repletas de presos políticos, fueron asesinados el líder campesino Rubén Jaramillo, su mujer e hijos, se reprimió en forma vergonzosa el movimiento médico, el gobierno allanó con fuerzas militares y policiacas las universidades de Tabasco, Morelia y Sonora, la UNAM y el Politécnico y ordenó la matanza del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco; en los 70, Luis Echeverría ordenó quemar pueblos enteros de Guerrero, detener a hombres, mujeres, niños y ancianos, torturar en forma indiscriminada a miles de detenidos, incluidos bebés, lanzar a los tiburones desde helicópteros a un número indeterminado de prisioneros y asesinar a más de 500 personas. ¿No sufrió México los rigores del autoritarismo?

El Premio Olga Harmony

Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México, entregó el Premio de Crítica Teatral Olga Harmony a Iliana Muñoz, por su trabajo escrito, y a Ricardo Macías Cardoso en el renglón de internet. El galardón se creó el año pasado con el nombre de quien fuera crítica teatral durante medio siglo y por más de 30 años maestra de la Escuela Nacional Preparatoria, donde montó un centenar de obras. La querida Olga, ahora retirada, ejerció la crítica en el programa de televisión Noche a Noche que conducía Luis Spota y en los diarios Excélsior, Uno Más Uno y La Jornada. Autora de cuatro obras teatrales, de la novela Los limones y del volumen de cuentos Letras vencidas. Por su tarea literaria obtuvo varios premios y Edmundo Valdés la antologó en El libro de la imaginación. En 2002 recibió la Medalla Bellas Artes y en 2006 aparecieron sus Memorias, compiladas por David Olguín. Grande en verdad.

Breviario…

El libro Cacao, bebida de los dioses, de Martha Chapa, obtuvo el primer lugar en los Gourmand Awards 2018 en la categoría de bebidas no alcohólicas. ¡Felicidades! @@@ Hoy, a las 18 horas, en el Centro Cultural Universitario, se realizará una lectura en atril de la obra Solo a tres voces, como homenaje a George Steiner, para festejar su cumpleaños 89. Invitan Tomás Granados y Rafael Vargas. @@@ A partir del 5 de mayo, Jorge Zepeda Cordero impartirá en la Casa Lamm un diplomado de 20 sesiones con el tema La narrativa de Juan Rulfo. Relectura y recepción. Zepeda Cordero, doctor en letras por El Colegio de México, es una autoridad en la obra rulfiana. Mayores informes en el teléfono 5514-4899 y en https://www.casalamm.com.mx