EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Humberto Musacchio

Mayo 21, 2018

El gran Federico Álvarez

Se nos fue el gran Federico Álvarez, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, hombre sabio, de arrolladora simpatía e irresistible carisma. Nació en España en 1927 y le tocó sufrir los rigores de la guerra civil. Hijo de republicanos, vivió en Cuba a partir de 1940. En 1947 vino a México y estudió letras hispánicas en la UNAM, donde mucho tiempo después, siendo ya profesor de la institución, obtuvo una maestría en estudios latinoamericanos y el doctorado en filosofía. Fue un asiduo colaborador de México en la Cultura y de La Cultura en México, los suplementos que digirió Fernando Benítez en Novedades y en la revista Siempre! Editor sabio, trabajó con don Arnaldo Orfila Reynal para el Fondo de Cultura Económica y Siglo XXI. Fue miembro del consejo de redacción de la legendaria Revista Mexicana de Literatura y entre 1982 y 1986 dirigió México en el Arte, quizá la más vital de las muchas revistas que ha publicado el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Días de amor y rosas

El autor de esta columna conoció a Federico Álvarez a principios de los años 80, cuando vivía con Elena, bellísima hija de Max Aub. Para entonces, Fede estaba de regreso de una vida que lo hizo participar en los movimientos estudiantiles en Cuba y que durante la dictadura franquista lo llevó a España en misiones clandestinas, todas altamente peligrosas, por encargo del Partido Comunista Español, al que perteneció. Entre 1965 y 1971, Álvarez Arregui vivió nuevamente en Cuba, donde tenía grandes amigos. Dejó el país caribeño para marchar a Madrid y allá dirigió la filial española del Fondo de Cultura. Si algo hubiera que reclamarle sería su parca producción intelectual, pues él, que daba tanto, dejó poca obra en libros: Romanticismo en Hispanoamérica. Voces españolas de hoy, libro que trabajó al alimón con Manuel Durand; el ensayo filosófico La respuesta imposible, el volumen de glosas Vaciar una montaña y una parte de sus memorias que nos hubiera gustado mucho más extensa: Una vida. Infancia y juventud.

¿Ruta Escultórica o retórica?

En el Día Internacional de los Museos, Lidia Camacho, la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, declaró que en la República Mexicana hay mil 300 museos, cantidad que nos parece corta si atendemos a que, solamente en la Ciudad de México han dicho que son 500 los espacios museísticos. Para los gobernantes resulta lucidor abrir museos, aunque después se olviden de darles suficiente presupuesto. Así ocurre también con las obras de arte público. Colocan estatuas en toda plaza que las aguante, van los políticos a inaugurarlas para luego relegarlas al olvido. Eso mismo pasó en Monterrey con la Ruta Escultórica del Acero y el Cemento, inaugurada por el ex gobernador Natividad González Parás, quien ni siquiera tuvo la amabilidad de pagar a los artistas. Tanto desprecio de ese funcionario y sus sucesores suscitó la protesta de Yamil Le Parc, hijo y representante del artista francés Julio Le Parc, a quien le quedaron a deber 10 mil dólares por su pieza llamada Torsión.

Seminario UNAM- Colmex

Hoy a las 9 de la mañana, en el Club de Industriales, se inaugura el seminario La política y su compromiso con el desarrollo, organizado por la UNAM y El Colegio de México. Consta de cuatro mesas redondas en las que reconocidos especialistas abordarán el tema, lo que resulta muy oportuno en la inminencia de la elección presidencial. En la tercera mesa, que comienza a las 12 del día, participarán Jaime Cárdenas, Pablo Larrañaga, René Villarreal y René Delgado. Por la tarde, de 17 a 19 horas, la discusión será entre Julio Téllez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, Luis Carlos Ugalde, quien presidió el IFE en el año del “haiga sido como haiga sido”, y nuestro mayor especialista en asuntos electorales, el maestro Jorge Alcocer Villanueva, director de la revista Voz y Voto.

Adiós a la Guía Roji

Después de 90 años de existencia, la Guía Roji dejará de publicarse, pues la empresa editora se declaró en quiebra. Termina así una fructífera historia iniciada por don Joaquín Palacios Rojí Lara (Rojí con acento en la i, por favor) , quien sin hipérbole, condujo nuestros pasos y nos ayudó a situarnos en la ciudad y en el país, pues a partir de un pequeño mapa de la capital del país, don Joaquín construyó una compañía que además de las guías –las hubo de varias ciudades mexicanas– creó una cartografía que constituye un aporte de primera importancia. Las obras creadas por el fundador y los sucesores hoy forman parte de lo que somos los mexicanos. La quiebra de una empresa a la que debemos tanto no es mero asunto mercantil. Se trata, a no dudarlo, de una pérdida cultural que pronto vamos a resentir.

Breviario…

El próximo jueves, a las 19:30 horas, en el Museo de la Ciudad de México (Pino Suárez 30) se inaugura la exposición Órbitas, rumbos y sombras de Saúl Kaminer. @@@ Dos retratos de María Félix ejecutados por Antoine Tzapoff fueron subastados por la casa Morton. Uno se vendió en un millón 320 mil pesos y el otro en ¡cinco millones 230 mil pesos! Cosas de nuevo rico.