EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Humberto Musacchio

Julio 30, 2018

Villoro y Charly Girón

Juan Villoro publicó el 20 de julio en el diario Reforma el artículo titulado Un cuento moral, que trata de alguien llamado Charly Girón, quien, dice Juan, “trabajaba en una agencia de publicidad donde inventaba motivos para que la gente comprara lo que no le conviene… Los fines de semana escribía cuentos sobre su vida interior. Por desgracia, sus anuncios de jarabes para la tos eran más convincentes que sus relatos… Fue a las presentaciones de autores reconocidos y los abordó con voz meliflua, fingiendo que los idolatraba. Les mandó sus manuscritos con dedicatorias obsecuentes, esperando que lo recomendaran a alguna revista… No creo perder el tiempo al describirlo, pues representa un ubicuo arquetipo de la época. Su carrera basada en halagos despegó en una sociedad cortesana donde los pajes buscan el favor de príncipes que aspiran a una audiencia con el rey. Pero el problema de la notoriedad es que se nota… Era poco conocido, pero ‘estaba ahí’… Sus técnicas de autopromoción lo llevaron a cortejar a un célebre novelista afecto a los jóvenes. Así logró publicar en una selecta editorial. La seducción hubiera sido menos aviesa si después de recibir el contrato por mensajería, Charly hubiera cumplido la parte corporal que le correspondía, pero huyó antes de que eso sucediera, con argumentos de orgullo machista…”.

Responde Heriberto Yépez

El escritor joven al que se refiere Villoro es, afirma Heriberto Yépez, el zacatecano Tryno Maldonado, autor del reportaje: Ayotzinapa. El rostro de los desaparecidos (2015); al “célebre novelista afecto a los jóvenes” lo identifica con Sergio Pitol y la “selecta editorial” es Anagrama. Fernando del Paso y Salvador Novo trabajaron en publicidad, lo que es legítimo “para no tener que vivir de usurpar erario público, como tú haces”, le responde a Juan. Considera común que los escritores jóvenes se acerquen a “autores reconocidos” con el fin de ver publicados sus textos y le dice a Villoro: “Como tú vienes de una familia privilegiada, no tuviste que hacer ese esfuerzo. Pero en lugar de entender esto, te burlas, reiterando tu actitud cretina hacia las personas que, como no son hijos de intelectuales ni políticos ni grandes empresarios, sí tienen que buscar a los profesionistas de su área y hablar con ellos y mostrarles su obra de modo amable, buscando ser atendidos, a veces por personas tan prejuiciosas como tú”, y le pregunta a Juan: “¿qué pasa que necesitas difamar a Pitol, Herralde y Tryno Maldonado? Pues no. Ese chisme es muy insidioso contra, al menos, esas tres personas y es hora de ponerle un alto… Si Pitol creyó, te contó, o alguien más inventó la escena de un supuesto viejo rabo verde que espera al joven, y éste nunca se enteró de esas expectativas o lo dejó plantado o lo rechazó, no es tu asunto… Y, además, es como si estuvieras pidiendo el cumplimiento del derecho de pernada en la literatura nacional”. Fernando de Ita le comentó al autor de esta República: “Me alarma el texto de Villoro y la respuesta de Yépez”. La vidita literaria, diría Pepe de la Colina.
Ahorcan más a la UOM

En el presupuesto para 2017, la Cámara de Diputados resolvió otorgar a la Universidad Obrera de México 38 millones de pesos, cantidad por supuesto insuficiente para sostener una institución de su importancia. Pese a lo anterior, la Secretaría de Educación Pública solamente le ha entregado 12 de los 38 millones. Si la SEP se propone acabar con la UOM, donde se educan trabajadores con deseos de progresar, ha escogido un camino eficaz, aunque ciertamente perverso. Por ese centro de estudios fundado por Vicente Lombardo Toledano han pasado numerosos personajes de relevancia internacional. Ahí se forman cuadros sindicalistas, hombres y mujeres interesados en el derecho laboral y muchos otros mexicanos que rinden un espléndido servicio al país. Más respeto, por favor.

Otra vez saquean la Rotonda

En el Panteón de Dolores, el pasado domingo 22 de julio por la noche, a 26 tumbas de la Rotonda de las Personas Ilustres les fueron arrancadas placas, piezas escultóricas y otros objetos. El sepulcro de Juventino Rosas perdió el violín que lo decoraba y el de Rosario Castellanos una pluma con similar función. Hace más o menos un año, precisamente para evitar el vandalismo, se colocaron luces especiales, sensores de movimiento y una cámara del llamado C5, algo así como el Gran Hermano que todo lo vigila. Pero el sensor no detectó movimiento alguno, la luz no funcionó porque cortaron y robaron el cable del alumbrado y la cámara del C5 de seguro se quedó tan ciega y sorda como los vigilantes, que probablemente estaban dormidos.

Breviario…

Poetas en Nueva York: ayer y antier, los mexicanos Roberto Mendoza Ayala, María Ángeles Juárez e Iliana Rodríguez, autores de la editorial Darklight Publishing LLC, participaron en el VII Festival de Poesía de la Ciudad de Nueva York. @@@ Veinte años le sobrevivió Mari-Jo Tramini a Octavio Paz, su esposo desde 1964. Muerta hace varios años la única hija del poeta, la pregunta es quién tiene ahora los derechos sobre la obra del autor de Piedra de Sol.