EL-SUR

Sábado 20 de Abril de 2024

Guerrero, México

Opinión

Las reafirmaciones para la vida

Silvestre Pacheco León

Julio 26, 2021

Contra lo que difunden los medios de información sobre las sucesivas olas de la pandemia y las agresivas nuevas variantes del virus que contagian a miles, responsabilizando de esto a la falta de energía del gobierno para imponer el respeto a las recomendaciones oficiales, lo que menos se hace es reconocer la disciplina de la enorme mayoría de los habitantes que han soportado con estoicismo largos meses de encierro quizá sin reparar en las secuelas que el confinamiento deja en la salud física y mental.
En eso han participado los medios masivos de comunicación que mantienen en angustia permanente a la población con el bombardeo diario sobre la gravedad de la pandemia, sin permitirle un momento de sosiego.
Todos sabemos que no es sano el ensimismamiento sobre la pandemia, por eso resulta una actitud perversa de parte de quienes alientan ese ambiente de zozobra, pues sabiendo su consecuencia anímica, en vez de ayudar a tranquilizar a la población con noticias amables que fortalezcan su sistema inmunitario, lo que hacen es alimentar la angustia de quienes viven temerosos del contagio.
Por esa conducta da la impresión de que el interés de los dueños de los grandes medios de comunicación consiste en mantenernos alejados de otros temas de más largo alcance que tienen que ver con el futuro de la nueva realidad.
No se ve, por ejemplo, ningún interés de los medios masivos de comunicación en promover la consulta popular del primero de agosto para investigar a los ex presidentes por la terrible situación en que dejaron el país. Como si sus dueños supieran que también a ellos los alcanzan las consecuencias que tendrá esa práctica de la democracia participativa apostándole a que fracase por falta de información.
¿Qué puede ser más importante para los mexicanos después de su salud que conocer el tamaño real de la corrupción y el castigo a los saqueadores que llevaron a lo más alto el ambiente de violencia?
Ahora que Amnistía Internacional y la ONG Forbidden Stories dieron a conocer el resultado de su investigación sobre el servicio contratado por el régimen de Enrique Peña Nieto a la empresa israelí NSO Group, desarrolladora del software conocido como Pegasus para espiar hasta a 15 mil personas en nuestro país, quizá lo nutrido de la consulta ayude a conocerse datos que permitan resolver casos como el de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos y periodistas asesinados.
Todo será para bien de los mexicanos.
El presidente de la República ha sido enfático en su postura de dar vuelta a la página, perdonar sin olvidar los delitos cometidos por quienes condujeron al país al desastre, pero será lo que libremente decidan las urnas en esta práctica de la que México es pionero.
Nada debe quedar oculto de lo que sucedió en la larga noche neoliberal independientemente de que nos parezca que las atrocidades y latrocinios conocidos superan nuestra imaginación. Por las revelaciones que hasta ahora se conocen por quienes practican el periodismo de investigación se sabe de casos que aportan más peso al papel que ha jugado Andrés Manuel López Obrador como líder indiscutible en la transformación democrática, por eso es hasta insultante el regateo de los intelectuales orgánicos a su aportación histórica.
Él sabía que era espiado junto con su familia y por eso siguió la máxima de hacer todo transparente para no darle armas al enemigo. Cuando sufrió el infarto que requirió operación y lo dieron por muerto en la elección del 2012 él se retiró a las profundidades del país donde recibió la solidaridad y el cariño de quienes nunca perdieron la esperanza. De ahí sacó la fortaleza para enfrentar las peores adversidades. Por eso en el futuro, mientras la historia le reconozca su aporte los jóvenes de ahora sabrán poner en su lugar a quienes participan en su contra.
Mientras tanto seguiremos valorando sus acciones y aplaudiendo sus pasos para ganar el respeto que merecemos como país, confiados en que casos como el que involucra al dueño del club deportivo Real Madrid, Florentino Pérez, no se repitan más, pues dice mucho del español sobre su displicencia frente a mexicanos que ocuparon altos cargos en los gobiernos neoliberales de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, la secretaria de Energía Georgina Kessel y el subsecretario de Gobernación Enrique Gómez Mont quienes, según lo dicho por el propio presidente del Real Madrid, habrían facilitado el acceso a los contratos de Pemex al empresario español por más de 6 mil millones de dólares entre 2009 y 2018 a su empresa ACS, a cambio de boletos para presenciar los partidos del Real Madrid con los gastos pagados.
Esa información que la revista Proceso divulgó en 2019 refuerza la postura del presidente de México quien ha puesto un alto a los empresarios de la península (Iberdrola, OHL) y a quienes siguen mirando a México como tierra de conquista, cambiando piedras de vidrio por el oro de nuestras minas.
Como dice el dicho, “cuando la perra es brava hasta a los de la casa muerde”. Algo parecido se ha divulgado ayer en la prensa donde se da a conocer que precisamente Iberdrola está en el banquillo de los acusados por corrupción en su propio país porque se ha descubierto una manipulación en los precios de la energía que llega a los hogares españoles traducida en un aumento constante de la luz que allá cuesta en promedio 2 mil 600 pesos megavatio/hora frente a los 700 y mil 500 pesos que pagamos los mexicanos. Eso fue lo que se evitó poniendo en su lugar a Iberdrola.
Pero en vez de exaltar esos temas, los medios de comunicación siguen dedicados a cuestionar las medidas del gobierno contradiciendo lo que organismos especializados dicen sobre el excelente desempeño que ha tenido la 4T en el combate a la corrupción y la impunidad, la austeridad republicana que ha permitido ahorros extraordinarios para asegurar el financiamiento de los programas sociales, el manejo de la deuda externa sin necesidad de endeudar con nuevos préstamos al país y la impecable política exterior que han puesto a Andrés Manuel López Obrador en el primer lugar de la lista como el mejor presidente del mundo.
Pero siguiendo el caso de la pandemia, los medios de comunicación estarían cumpliendo con su objetivo primario de informar y formar opinión si se ocuparan en la promoción de medidas para que esa enorme mayoría de los indemnes y quienes han sobrevivido al contagio se sobrepongan a todas las secuelas porque son muchas sus experiencias que pueden ser un aporte a la nueva realidad.
Creo que para el bienestar de todos se debe enfatizar en la importancia que tiene la convivencia entre quienes están vacunados y se cuidan, con quienes nunca se cuidarán por ellos mismos, independientemente de las razones que los motiven.
PD1. Desde el presente fin de semana los festejos a Santiago Apóstol se realizaron en todas las regiones del estado como marca la tradición: con jaripeos y bailes mucho más animosos que antes de la pandemia.
El desahogo es natural si se realiza con cuidado y moderación evitando las aglomeraciones y los actos de violencia que por sí mismos son lesivos para la salud de todos.
PD2. En mi pueblo donde nada parecía perturbar la vida comunitaria la gente vivía tan despreocupada por la pandemia que hasta la vacunación se desdeñaba. Hasta el diario doblar de las campanas avisando de un nuevo difunto formaba parte ya de lo cotidiano. Tuvo que llegar la tercera ola de contagios para poner en duda el festejo patronal de Santiago Apóstol, hasta que el sábado 24 se escuchó la música religiosa anunciando la llegada de la procesión que viene de Coscamila cargando el arco de semillas que cada año adorna la puerta del atrio.
Luego, a las 12 horas la danza de las Cueras se hizo presente con su saludo desde la iglesia, todo lo cual indica que el popular y masivo baile del ocoxúchitl volverá a repetirse como todos los años el primer fin de semana de agosto. Sean todxs bienvenidxs.