EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Lo que hereda Samperio

Humberto Musacchio

Diciembre 19, 2016

La semana se llevó dos vidas del ámbito cultural. Falleció la bienamada Betsy Pecanins, voz cálida, única, inimitable; mujer metida en un cuerpo que experimentó sufrimientos que ella supo expresar mediante el canto… Otra baja dolorosa fue la de Guillermo Samperio, narrador poderoso en las distancias cortas, como lo atestiguan Lenin en el futbol y volúmenes de cuento aparecidos en los años 70, obras que le significaron un reconocimiento general y el Premio Casa de las Américas 1977 por Miedo ambiente. Por supuesto, el querido Willy incursionó en otros géneros, pero el cuento le brindaba el espacio más adecuado para el desarrollo de sus aptitudes. Fue subdirector y director de Literatura de Bellas Artes bajo la sombra bienhechora de Víctor Sandoval, quien sabía apreciar el talento de los jóvenes. En fechas recientes, Willy fue profesor de la Escuela de Escritores de la Sogem, pero optó por renunciar cuando la memoria empezó a traicionarlo. Lo recordaremos por su talante bromista, por sus andanzas en el boxeo, reflejadas en su libro Fuera del ring; por su participación en aquel experimento que fue la novela colectiva El hombre equivocado, la que trabajó con Vicente Leñero, Marco Aurelio Carballo, Rafael Ramírez Heredia, Gerardo de la Torre, Mónica Lavín, David Martín del Campo, Rodrigo Moya, Hernán Lara Zavala, Joaquín Armando Chacón, Silvia Molina, Aline Pettersson y Bernardo Ruiz.

Elsa Cross, Premio Nacional

Es tan merecido el Premio Nacional de Bellas Artes y Literatura que se entregó a Elsa Cross, que desde hace mucho tiempo suponíamos que ya lo había recibido. Era muy joven –andaría por los 20 años—cuando publicó su primer y muy prometedor poemario: Naxos. Más tarde recibió muy buenos comentarios por La dama de la torre y con Baniano, libro de 1986, se instaló como una autora indispensable. El Fondo de Cultura Económica publicó en 2012 su Poesía completa, aunque su productividad no se ha detenido. La hoy doctora en filosofía por la UNAM, fue dos veces becaria del Centro Mexicano de Escritores (1971-72 y 1979-80), del INBA/Fonapas (1981) y del Fonca desde 1990. Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1994 y ha recibido los premios Diana Moreno Toscano (1967), el Nacional de Poesía Joven (1971), el Aguascalientes (1989) y el Jaime Sabines (1992), lo que suma reconocimientos a su calidad, pero debemos decir que, en reciprocidad, Elsa es un personaje de esos que prestigian los premios que reciben.

Protesta el Sindicato del FCE

El Sindicato Único de Trabajadores del Fondo de Cultura Económica denunció en un comunicado que en los últimos meses han ocurrido “sistemáticas y generalizadas” agresiones e intimidaciones contra sus agremiados por parte de de funcionarios de esa casa editorial. Se cita el caso del jefe de Personal, quien amenazó a la secretaria general del propio sindicato, “señalándole que de no aceptar los despidos de personal se atuviera a las consecuencias”. Esta semana el sindicato notificó al FCE la próxima revisión salarial y lo convocó a atender el tema y los conflictos laborales en un marco de diálogo respetuoso, pero la respuesta de la patronal han sido los despidos y el hostigamiento. El SUTFCE pide a José Carreño Carlón que proceda a resolver los conflictos y sancione a los funcionarios responsables de amenazas y chantajes contra los trabajadores, pues en los despidos se procedió con el consabido “o aceptas lo que te ofrecemos o simplemente te corremos y no te va a tocar nada”. La administración del Fondo arguye que los despidos obedecen a un “programa de reingeniería administrativa” (valga la jerga tecnocrática) que ha incluido el análisis del tamaño y los rendimientos de su plantilla laboral… (para) fortalecer la capacidad administrativa y financiera de la institución”. Sí, a costa de privar de medios de vida a las familias de los despedidos.

Paro laboral en la Secult

Hasta ayer, en la Secretaría de Cultura no se había pagado a los sindicalizados la segunda quincena de diciembre y en algunos casos aguinaldo y horas extra ni se les habían entregado los vales de despensa, lo que dio origen a un paro en museos, escuelas, zonas arqueológicas y oficinas del Instituto Nacional de Bellas Artes y del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Y mientras eso ocurre, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recibirá 586 mil 404 pesos y cada uno de los ministros tendrá un aguinaldo de 380 mil 377 pesos; el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, por el mismo concepto, tendrá en su cuenta bancaria 454 mil 775 pesos; el presidente de la República 425 mil 441 pesos; el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos 404 mil 138 pesos; cada senador de la República 234 mil 330 pesos; y, modestamente, a cada diputado federal le tocarán nada más 140 mil 504 pesos, por supuesto, sin contar muchos otros ingresos ordinarios y extraordinarios. Estos privilegiados deben estar rezando aquello de A furore, rusticorum libera nos Domine, que significa, según el libro Frases y expresiones latinas, de don Edgar Elías Azar, “líbranos Dios de la furia del pueblo”.