EL-SUR

Jueves 13 de Mayo de 2021

Guerrero, México

Opinión

Alcaldes de Acapulco (XXXIV)

Los siglos de Acapulco (IX)

Anituy Rebolledo Ayerdi

Junio 09, 2016

Las redes no matan ¿a poco?

Habitantes del Valle de México tienen en Acapulco las playas más cercanas, que no lo son en términos de kilometraje, y un destino que superó la caída de sus ingresos por turismo internacional gracias a los programas de venta de casas de fin de semana o veraneo impulsados por fondos del Infonavit, particularmente du-rante el sexenio pasado.
De hecho, uno de los problemas que aún no se alcanzan a medir es que la caída de GEO, Himnex y Urbi ha dejado algunos de estos desarrollos sin continuidad, lo que frenaría nuevamente el flujo de turistas a esta entidad.
Gran parte del turismo chilango se desarrolla por una carretera que muestra otra carencia de los mexicanos, particularmente los políticos. En uno de esos arranques que les dan a los presidentes de la República, Carlos Salinas de Gortari decidió que su sexenio sería de carreteras. Que se harían muchas y muy rápido; el resultado fueron aberraciones como la Autopista del Sol.
El grado de error es monumental y el costo para los mexicanos equivale a la construcción de cinco o seis tramos carreteros similares. Los túneles tapados durante los ciclones pasados constituyeron el principal reto para la SCT, fueron la solución a continuos deslaves que se generaban en la zona del Kilómetro 30. (Excelsior, Personajes).

Con nubes o con sol, Acapulco se ve chingón

Tengo 17 años yendo de vacaciones a Acapulco. A veces cada vacación, a veces un feriado al año. Pero no fallo. Siempre que voy, sin excepción, me maravilla llegar en auto por la Escénica y admirar esa hermosa bahía. La sola vista es suficiente para ponerlo a uno de buenas. Cuando me encuentro con ese azul del Pacífico y anticipo el viento de las 5 de la tarde que ya se cuela por las ventanas, la expectativa de disfrutarlo desde una hamaca hace que ya haya valido la pena el viaje. Si a todo lo anterior le agregamos el espléndido recibimiento de mi suegra, qué les puedo yo contar. (Animal Político).

Soy más acapulqueño que el agua de coco, el chilate y la Yoli

Acapulco no solo es uno de los destinos preferidos por los chilangos, sino por el que más. Llegar hasta aquí y encontrarse con un intenso mar que dispersa colores entre el azul y el verde, así como el vasto manto de doradas arenas y una vegetación tan espesa que parece irreal, es razón para que cualquier mortal que no haya tenido la bendición de nacer en estas tierras, sea sorprendido gratamente con semejante belleza natural:
El verano se vive en Acapulco
¡Chido, Liro, Ramiro y el vampiro de Clodomiro!
Las playas del puerto son realmente bellas
¡Abuelita de Batman!
El escenario natural de Acapulco es perfecto para vivir una vacación única
¡Ya rugiste, pantera!
Los atractivos de Acapulco son en realidad increíbles
¡Chingo!
Acapulco es el rincón más bello de México
¡Neta, Caleta!
La bahía es adorable
¡Chingona!
Vámonos para Acapulco
¡Yes en inglés , Takanaka en japonés!

¿Neta, eres acapulqueño? ¡A ver, ca.. mueve la panza!

Acapulco, el centro turístico más famoso del estado de Guerrero, ha sido destino vacacional más popular para los chilangos durante generaciones. La proximidad de la bella bahía a la capital nos facilita pasar un fin de semana para enfiestarnos, para nadar en el océano, o simplemente para estar bajo el sol en sus bellas playas sin hacer nada.
Comer en Acapulco es un agasajo para residentes y turistas. Durante una visita reciente al puerto me aseguré de hacer una investigación de su cocina local y aunque encontré muchos lugares que me gustaron, dos resaltaron en la lista:
El primero, en la barra de Coyuca, cocinados por energéticas cocineras, comí pulpo enamorado y huachinango a la talla, acompañados por sopes y tostadas de jaiba. El segundo fue el restorán El Amigo Miguel, abierto en el centro en 1970 y ahora con sucursal en la Costera. Ahí comí el pulpo enamorado y el huachinango a la talla, pero los que no tuvieron abuela fueron los camarones cubiertos con coco y servidos con salsa de mango. ¡De rechupete! (by Ben).

Soy tan de Acá que si me cortan las venas no sale sangre, sale agua de coco

Cómo detectar a un naco en Aca.
1.- Agrega una “s” al final de los verbos: “dijistes, fuistes, venistes”.
2.- Esdrujuliza los verbos en plural: váyamos, cáigamos, háigamos
3.-Se estaciona en doble fila, se pasa los altos, choca y huye.
4.- En vacaciones no sale de Caleta y Caletilla.
5.- Usa “chor” con mocasines negros y calcetas blancas
6.- Viste traje de baño, se agacha y se le ve la raya
7.- Infalible, peluche en el espejo retrovisor del auto.
8.- Imita a Cuauhtémoc Blanco llamándole “pecsi” a la Pepsi.
9.- Asan carnes en anafre
10. Ellas van al Súper con blusita rabona y traje de baño de hilo dental..

Aquí no se odia a los chilangos
como dicen muchos sin rubor,
y es que olvidan los mustangos
¡que del odio nace el amor!

No es que odiemos a los chilangos, jeje, lo único malo es que dejan basura en la playa, no todos pero sí muchos, y con eso contaminan, aparte de que creen que todo se puede (jeje), pero fuera de eso nada mal, eeehh. Acapulco sin chilangos no es Acapulco.

Acapulco nubladito, pero bonito: Semanasanteros

Ir a Acapulco en Semana Santa es para los chilangos una tradición de muchas generaciones. Hay varios tipos de personajes que sólo pueden encontrarse durante esa temporada. Creo que toman una identidad temporal que los define durante los siete días que pasen en Acapulco. (Que tire la primera piedra quien no ha ido a Acapulco en Semana Santa).

Ocho chicas y una “jefita”.

Un grupo de chicas vienen a Acapulco al depa del papi de alguna de ellas y viajan acompañadas por un adulto responsable. Se trata de una mamá regañona encargada de cuidarlas toda una semana. Las lleva a los antros, les baja la primera borrachera, les picha el pomo y hasta se hace de la vista gorda con los acompañantes malpasados, siempre que sean “Ricardos”. ¡Órale!

3 galanes 3

Plan de tres: dos son muy amigos y uno de ellos jala a su amigo de la infancia. Van a todos los antros y dos medio ligan, pero el amigo de la infancia es timidón. A veces lo quieren abrir, pero la amistad se los impide. Es así como tienes al tipo tímido borracho que cree que viene solo, pero de lejos siempre lo están cuidando.

Los Chairos nice (6 y 6)

Los encuentras en Las Brisas, fraccionamiento donde el papá divorciado de uno de ellos tiene casa. Casi no salen a los antros y todo el tiempo se la pasan fumando mota en la alberquita, escuchando a Morcheeba y a Manu Chao en loop.

Los Prepos (3 y 3)

Típicos chavitos que rentan un depa o se los presta el papá de alguien y van a ponerse hasta el queso durante una semana. Los encuentras todas las noches brincando en los antros y de día colándose a la alberca del Princess. Porque, obvio, el depa de ellos no tiene alberca o si la tiene es chafita. Harán lo que sea para probar que fueron unas súper vacaciones de adultos rebeldones.

Los Mirreyes precoces

Ellos son chavitos pubertos de entre 13 y 16 que, obviamente, vienen con sus papás y se escapan de noche para ver si los dejan entrar a los antros. Son como mirreyecitos que exageran todo, creen que 500 pesos es mucho dinero y con ello pretenden comprar la fidelidad del cadenero del Baby´O para que los deje pasar. Encuéntrenlos vomitando afuera de un antro a eso de las 12 de la noche.

Plan familiar

Varias familias rentan un depa en Acapulco para que les salga más barato y turistean en un grupo bastante amplio. Se les reconoce porque se apropian de cinco palapas juntas, llevan como 20 chavitos, la abuela, los tíos y hasta el novio de la prima Aunque se hagan bolas durante 20 minutos organizándose para subirse a la “banana”, son, sin duda, los que mejor se la pasan aquí. (Púrpura, Romina Sacre. Gracias a Isma Carrisne y Ana Luna, por ideas.)

En Acapulco hay de
clavadistas a “clavadistas”

¿Aca o Riviera francesa?

Ay ay ay, vidas preciosas… denostado con los indignos alias de Nacapulco, Cacapulco, etc., etc., pero el puerto para mí siempre será especial y es que siempre me siento tan bien cuando ando por allá. No, no soy tan animal en la geografía nacional, sé que no es parte de la CDMX (aunque realmente lo parezca), pero es como una extensión que podías tomar un fin de semana para olvidarte del tráfico y la contaminación del Periférico y Viaducto, por el tráfico y contaminación de la Costera … En serio, echo de menos ese par de playitas que aún se conservaban sin tanto cábula y es que para mí resulta más económico viajar a la Riviera Francesa que al Acapulquito de Luismi, Palazuelos y el burro caguamero de La Roqueta… ¡Ah! y como olvidar el “exclusivo” Disco Beach … not!

Acuérdate de Acapulco,
su ceviche y micheladas

Short, zapatos y calcetas

¿Por qué razón los chilangos son los únicos que usan en Acapulco short con zapatos con calcetines?
1.- Por que somos muy chingones y nos gusta lucirnos. De hecho, en el avatar traigo traje y tenis SO.
2.- A lo mejor uno que otro, pero en provincia también hay gente así.
3.-Sí, acá, en mi bello Acapulco, andan luciéndose con mocasines negros y calcetín sin resorte y short blanco.
4.- Ja ja ja, se ve que no han visto a los de Sinaloa, wey. Esos batos usan pantalones de mezclilla con huaraches de cuero… y para acabarla de amolar camiseta de tirantes blanca… ¡pinches nacos!
6.-Salva a la Patria: mata a un emo o a un chilango.

Quien lo hubiera dicho un día,
cuando el inglés se comprendía
y se derrochaba oro sin cuantía,
que el chilango aquí reinaría

Redes de plata

Texto tomado íntegramente de las redes sociales.