EL-SUR

Miércoles 26 de Enero de 2022

Guerrero, México

Opinión

Medio ambiente y el nuevo gobierno

Octavio Klimek Alcaraz

Octubre 16, 2021

 

Este texto lo escribí originalmente en dos partes a fines de diciembre del 2004 (El Sur 11 y 18 de diciembre de 2004), previo a las elecciones estatales de 2005. Se trataba de identificar las posibles acciones que un nuevo gobierno en Guerrero debería impulsar como políticas públicas en materia de medio ambiente y recursos naturales. Lo revisé, parece que se sigue debiendo a la naturaleza y a las personas en Guerrero. Va el texto con muchas modificaciones y abreviado.
1. Las diversas experiencias de los últimos años en la entidad indican que el tema ambiental y de los recursos naturales ha sido materia más de discursos retóricos, y que sólo en el mejor de los casos se han impulsado algunas acciones coyunturales, que debido a políticas públicas ambientales estables de cuando menos los 6 años de un periodo de gobierno. Esto no ha sido posible ya que sólo en los últimos 12 años contabilizo seis secretarios de Medio Ambiente estatal, y así igual en instituciones ambientales asentadas en Guerrero.
2. El tema ambiental es similar al tema de la salud. Nadie en su sano juicio se trata con un mal médico o busca una mala instalación médica. Dentro de nuestras posibilidades se busca lo mejor, médicos, medicinas, clínicas, análisis de laboratorio. Pero sobre todo se debe apostar siempre a prevenir que nuestra salud no se deteriore. Hay que pensar igual para atender los problemas de la naturaleza, de la salud de los ecosistemas. Para ello, se requiere gente preparada, especialistas con mucha experiencia en los múltiples y diversos asuntos ambientales, ellos deben ser bien pagados por su responsabilidad, con vehículos y el equipamiento de campo y laboratorio adecuado para atender la amplitud y complejidad de los problemas ambientales. Esto hasta ahora no existe en las instituciones ambientales estatales, pero se debería tener esa orientación si se lograrán crear algunas plazas técnicas al respecto.
3. Es clave, no sólo crear una cultura ecológica entre las personas. Se requiere ser conscientes de la enorme responsabilidad actual con las generaciones futuras de guerrerenses. Además, el tema de la corresponsabilidad entre los diversos actores sociales no ha permeado en forma suficiente en nuestra sociedad. Es más fácil echarle la culpa a cualquier otro, a reconocer que cada uno de nosotros tiene una cierta responsabilidad con relación al deterioro ambiental. Obviamente habría que diferenciar entre aquellos que deterioran poco, hasta aquellos que son verdaderos destructores del medio ambiente y los recursos naturales.
4. Por la complejidad geográfica y cultural de Guerrero se debe comprender que se requieren formas de atención diversas en materia ambiental. Acapulco, tiene problemas ambientales muy diferentes con relación a regiones como la Sierra o la Montaña. Así, se requiere una presencia institucional real en materia ambiental en cada región de la entidad, infortunadamente las instituciones ambientales no existen en buena parte del territorio guerrerense. Es necesario, de entrada, una sola ventana de atención en cada región para tantas dependencias ambientales. Esto implica una verdadera desconcentración también de las propias dependencias ambientales hacia las regiones del estado, así como el uso de las nuevas tecnologías de la información. Todo esto requiere generar consensos y compromisos políticos entre autoridades municipales, estatales y federales.
5. Es necesario que en los nuevos gobierno estatal y municipales se comprenda que los problemas del medio ambiente y los recursos naturales se extienden a todos los ámbitos de la vida y el trabajo. Que el tema debe ser considerado desde el inicio de las nuevas administraciones en todos los ámbitos de las políticas públicas. Es urgente un cambio de rumbo en las políticas públicas, sobre todo cuando se asimile por todos los actores sociales, que un medio ambiente no contaminado y el aprovechamiento equitativo, racional y sostenible de los recursos naturales son la condición indispensable de un desarrollo económico y social estable a largo plazo para Guerrero. Por ejemplo, en las políticas públicas para el desarrollo urbano o rural. Es decir, se debe hacer énfasis en el carácter transversal del cuidado del medio ambiente y los recursos naturales.
6. Se requiere fortalecer políticamente las instituciones públicas ambientales y de los recursos naturales, que tengan además de capacidad, el respaldo político para aplicar disposiciones y prohibiciones legales, así sean los más rigurosos estándares ambientales. Donde nadie, tanto el sector privado como los propios gobiernos a través de sus dependencias relacionadas con la obra pública o el crecimiento económico pretendan simular cumplir la legislación ambiental. No se trata de hacer más difícil y burocrático el ejercicio de la obra pública. Se trata de tener un sentido de la planeación, donde todo se haga con previsión y no como hasta hoy en día se hace, atropelladamente, con poca transparencia y valoración del posible deterioro ambiental. Esto requiere la necesidad de generar un esquema diferente al actual sentido de la planeación de las políticas públicas, incluyendo un compromiso real con el tema ambiental.
7. Existe una enorme dispersión de esfuerzos de las diferentes instituciones públicas ambientales. La ciudadanía normalmente no alcanza a identificar quien es el responsable de atender su asunto. Peor aún, cuando hay ineficiencia es común que las diversas instituciones relacionadas con lo ambiental traten de evadir la atención de la problemática planteada, turnándola a otra institución por incompetencia. Pero los ecosistemas no saben si son federales, estatales o municipales. Se necesita, una permanente coordinación y cooperación entre instituciones ambientales.
La gente espera resultados. Así, el nuevo gobierno estatal requiere de todo el apoyo y respeto de la federación. Para ello, tendrá que hacerse una revisión a la actual agenda ambiental federal que hay para Guerrero. Esto implica también una revisión a detalle del quehacer de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal y sus dependencias sectorizadas como la Profepa, Conafor, Conagua y Conanp en Guerrero. Se debe impulsar un nuevo marco de cooperación y confianza entre el gobierno estatal y estas dependencias.
8. Adicional a esto, es conveniente impulsar la cooperación con las demás entidades federativas en materia de medio ambiente y recursos naturales. Hay gobiernos estatales que han logrado importantes avances no solo en materia legislativa, sino también en materia de la gestión del medio ambiente y recursos naturales. Estas experiencias son valiosas para Guerrero, hay que aprender de sus experiencias.
9. Debe estudiarse con gran detenimiento el tema de la ordenación ecológica territorial. Lograr orientar el uso del territorio estatal en sus diferentes escalas, daría una visión presente y futura al nuevo gobierno. De esta visión se carece hoy, imaginemos el día en la que un inversionista presente un proyecto ante el gobierno estatal y se le responda, de inmediato, sin necesidad de estudio de impacto ambiental, que puede hacer su actividad en un determinado parque industrial o zona turística, pues ahí tendrá facilidades con el mínimo impacto ambiental, verdaderamente habría una seguridad en la inversión económica que hoy se carece. Actualmente lo que se hace es tratar de modificar los ecosistemas al modo de los requerimientos de la inversión y no que la inversión se adecue a las condiciones del ecosistema, donde se pretende realizar. Todo bajo el supuesto de la prioridad de la inversión económica. Este tema, debe ser prioridad del nuevo gobierno.
10. Hay que comprender que en un nuevo modelo de gestión ambiental estatal se requiere estar preparado para atender los nuevos problemas ambientales del siglo XXI. Algunos problemas ambientales son hoy más complejos, por citar como ejemplo están los relacionados con la mitigación y adaptación al cambio climático, la extinción de la biodiversidad, la salvaguarda del patrimonio biocultural. Guerrero no está haciendo su tarea con programas y proyectos sobre estos temas globales, pese a que existen recursos internacionales para generar mecanismos de cooperación internacional dentro de la gestión ambiental y de los recursos naturales. Una primera respuesta a estos es hacer realidad el Instituto de Cambio Climático del Estado de Guerrero cumpliendo además con la Ley de Cambio Climático Estatal.
Finalizo indicando que esto ojalá sea comprendido y apoyado por los tomadores de decisiones en la política de Guerrero. En especial, la nueva gobernadora constitucional en Guerrero, Evelyn Cecia Salgado Pineda. El deseo abierto de un servidor es que tenga éxito en el desarrollo de esta gran encomienda. Guerrero necesita que a ella le vaya bien, ya que la gente y la naturaleza también con su éxito serán recompensados.