EL-SUR

Viernes 27 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

México hacia un desarrollo sustentable

Octavio Klimek Alcaraz

Diciembre 03, 2005

Segunda y última parte  

El tema del cambio climático no quedó fuera. El doctor José Sarukhán manifestó, que la actividad humana del último medio siglo es la responsable de la mayor parte del calentamiento global, el cual es un hecho. Los gases de invernadero causantes del calentamiento, principalmente el bióxido de carbono que representa el 75 por ciento de éstos –que viene de la quema de combustibles fósiles, y el resto de la deforestación–, acumulan cada año más de 3 mil 500 millones de toneladas de carbono en la atmósfera. Agrava el hecho, de que el bióxido de carbono tiene una vida de 100 años en la atmósfera, es decir, los efectos del cambio climático, aún suspendiendo hoy todas las emisiones de bióxido de carbono, durarían por un siglo más.

Sarukhán comento que existen datos, que presentan a las últimas dos décadas como las más cálidas de los últimos 10 mil años. Para el fin del siglo XXI, las predicciones de incremento de temperatura global se encuentran entre 1.4 y 5.8 grados centígrados; con un incremento del nivel del mar de entre 9 y 88 centímetros.

Los efectos del cambio climático son irreversibles. El número de huracanes intensos (categorías 4 y 5) está aumentando. Por ejemplo, en el Océano Pacifico Oriental adyacente a la costa occidental de México de 1975 a 1989 se presentaron 36 huracanes intensos, en el siguiente periodo de 1990 al 2004, aumentó a 49 huracanes de esas categorías. Otros datos tenebrosos expuestos por el Sarukhán: los Alpes Europeos han perdido 50 por ciento de sus glaciares; dos terceras partes de los glaciares del Parque Nacional de Glaciares (EUA) han desaparecido; los Himalayas perderán 20 por ciento de su masa glaciar en 20 años.

En la conferencia, también el Dr. Sarukhan hizo notar que los niveles de pobreza se encuentran sin cambios y que las desigualdades siguen creciendo. Alrededor de mil 200 millones de personas tiene un ingreso menor a un dólar diario, 70 por ciento de estas se encuentran en áreas rurales altamente dependientes de los servicios ecosistémicos. Con relación al acceso a servicios ecosistémicos, señaló, que 852 millones de personas estaban desnutridas en el 2002. En especial, la producción per cápita de alimento se ha reducido en África subsahariana. Además, la escasez de agua afecta a entre mil y dos mil millones de personas en el mundo.

Sin embargo, sostener a la población mundial actual, con los estándares promedio de demanda de recursos de Canadá o Estados Unidos, requeriría tres planetas Tierra para proveer los recursos y para absorber los residuos. Un dato interesante relacionado es el llamado Índice de Sustentabilidad Ambiental por país. Finlandia tiene el lugar número 1 en el Índice.

Sarukhán comentó que es malo el lugar 92 en que se encuentra México en el 2005, pero es más malo, que en el 2002 haya estado en el lugar 89. A su juicio quiere decir, que hay países que están haciendo mejor las cosas en materia de sustentabilidad que México.

El ex rector de la UNAM hizo énfasis, de que el conocimiento de los efectos ambientales globales de la actividad humana es reciente. Comentó, que hace 40 años que se empezó a percibir los impactos ambientales de los seres humanos. Actualmente se sabe, con más precisión, cuáles y de que magnitud son esos impactos. La pregunta es: ¿Qué vamos hacer?

Para responderla, Sarukhán maneja un enfoque del desarrollo sustentable de tipo socio-económico-ecológico, que define como “La estabilidad de los sistemas ecológicos en su relación de uso por los sistemas sociales, donde el capital natural es básico para el sostenimiento del sistema económico. Incluyendo la participación social en la toma de decisiones” para ello, presentó los siguientes pasos hacia la sustentabilidad:

Institucionales, estructurales, tecnológicos, sociales.

Conocimiento de nuestro capital natural y sus limitaciones

Desarrollo de comunidades rurales e indígenas.

Con relación a los pasos institucionales se requiere, que los problemas ambientales sean responsabilidad de todos lo sectores de gobierno; una mayor transversalidad gubernamental en las acciones de desarrollo; el incremento de la transparencia y solvencia del desempeño de los sectores privado y público; el sostenimiento de la rectoría del Estado en la protección y uso racional de sus ecosistemas y la conducción del                                                 transito hacia el desarrollo sustentable.

También se requiere un paso tecnológico, que permita la restauración de los servicios ecosistémicos, como el agua, los suelos productivos; lograr rendimientos agrícolas mayores sin impactos ambientales dañinos, es decir, lograr una agricultura sustentable; así como incrementar la eficiencia energética en los sistemas de producción industrial y reducir la emisión de gases de invernadero.

Junto con el paso anterior, adquiere gran relevancia el tema del conocimiento.

Para el científico mexicano es la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), un ejemplo internacional de información sobre el capital natural de un país. Sin embargo se requiere con urgencia incorporar los valores de los ecosistemas en decisiones de manejo del capital natural de la nación. Así como ampliar las capacidades humanas e institucionales sobre el tema del desarrollo sustentable.

Sarukhán comentó sobre los pasos sociales y de comportamiento para lograr la sustentabilidad que se requiere la reducción del consumo de servicios ecosistémicos manejados de manera no sustentable. Para ello propone la eliminación de uso de energéticos y de subsidios agrícolas en países desarrollados. Mayor comunicación y educación ambiental. Así como el empoderamiento de grupos, que poseen y dependen de los servicios ecosistémicos.

En su conferencia, el también académico mencionaba que el 80 por ciento de las zonas forestales de México son de propiedad comunitaria. Por ello, se encuentra convencido de que la solución para lograr la sustentabilidad en el país, es hacer a estos dueños de los bosques parte de la solución. Comentó sobre ejemplos exitosos de manejo comunitario ecológica y económicamente sustentable.

Así se está logrando resolver el problema social de los habitantes de las zonas rurales marginadas del país, y además se esta ayudando a conservar los ecosistemas y los servicios que prestan a nuestra sociedad.

Por ello, propone diseñar con las comunidades el manejo y uso sustentable de su capital natural. Apoyarlos con financiamiento en sus iniciativas de desarrollo basadas en uso de sus ecosistemas. Ayudar a crear mercados internos para sus productos (madera, agua mercados de carbono, etc.).

El científico finalizoósu conferencia con las siguientes conclusiones: “para la preservación de los atributos esenciales para nuestra vida en el planeta se requiere de:

La estabilización del clima.

Valorar y sostener ecosistemas que nos proveen energía, agua, captura de bióxido de carbono y alimentos, entre otros.

Reducir emisiones industriales y urbanas tóxicas.

Más un bello pensamiento de Albert Einstein: “No podremos resolver los problemas que hemos creado, procediendo con la misma forma de pensar que los creó.” Ojalá esto último lo escucharan nuestros gobernantes.