EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Moreira vs. Calderón

Humberto Musacchio

Marzo 30, 2017

Felipe Calderón, responsable de la muerte de cien mil mexicanos y de la “desaparición” de otros 25 mil, aseguró que los principales capos del narcotráfico vivían en Coahuila cuando Humberto Moreira era gobernador de esa entidad, quien para protegerlos pidió el retiro de los elementos de la Armada que patrullaban el estado, con el argumento de que Coahuila no tiene costas.
El michoacano no tuvo que ir lejos por la respuesta, pues de inmediato le reviró Moreira diciendo que fue él quien le pidió al secretario de Marina que enviara efectivos a Coahuila y que se instalaran en la presa de La Amistad. Hasta ahí todo era un normal intercambio de acusaciones, pero Moreira le fue a la yugular al panista con una retahíla de acusaciones.
Moreira llamó a Felipe “bocón mentiroso”, hombre “ebrio de rencor” que olvida la realidad “por sus vicios”. Y explicó: “Eso es lo que pasa cuando tomas. No te acuerdas qué pasó, se le olvida que sus generales fueron mis directores de policía…” La andanada estuvo dura, pero eso no fue lo peor, pues de ahí pasó a confirmar lo que muchos sospechábamos:
“Que no se haga tarugo –siguió Moreira–. Calderón se robó la Presidencia. Se la robó a Andrés Manuel López Obrador en 2006”. Agregó que se pidió a los gobernadores de entonces firmar una carta reconociendo al panista como Presidente, pero que él, Moreira, no firmó esa carta que “ahí está en los archivos, en la hemeroteca”.
Como el otorgamiento de la victoria a Calderón, el “haiga sido como haiga sido”, fue demasiado burdo –recordemos que López Obrados llevaba 11 puntos de ventaja unas semanas antes–, se provocó una crisis política que Felipe Calderón afrontó, dice Moreira, con su guerra contra el narcotráfico.
Es inocultable la gravedad de las acusaciones de Humberto Moreira contra Calderón e, implícitamente, contra los integrantes del IFE en 2006. Por supuesto, tratarán de descalificar sus palabras diciendo que es el hombre que dejó a Coahuila una deuda de 35 mil millones de pesos, el mismo que tuvo problemas con la justicia española por lavado de dinero. Pero lo dicho ahí queda.
Moreira, quien será candidato a diputado local por el Partido Joven, está en riesgo de ser expulsado del PRI por aceptar esa postulación, pero por lo pronto ya nos entregó el retrato hablado de Felipe Calderón Hinojosa, quien para el ex mandatario coahuilense sigue “igual de borracho, igual de ratero, porque se robó la Presidencia; igual de usurpador, igual de hocicón, igual de represor, igual de asesino…” Todo un prócer, pues.