EL-SUR

Viernes 21 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Morena unidad

Arturo Martínez Núñez

Noviembre 17, 2020

 

A unas semanas de que se defina quién será la mujer o el hombre que habrá de encabezar la coalición Juntos Haremos Historia en Guerrero, es imperativo insistir en la unidad no como una sentencia hueca o como un deseo al aire, sino como una convicción y una voluntad.
La unidad entre los aspirantes es necesaria y es urgente porque a partir de ella las bases y los simpatizantes, que en términos generales no tienen ninguna diferencia sustancial, habrán de salir unidos y harán que la izquierda se convierta en esa máquina imbatible que ha sabido arrasar en los momentos importantes.
La unidad no es una oración, una intención, ni un sustantivo, la unidad es un verbo, la unidad se debe de practicar todos los días. No se puede aventar la piedra y luego llamar a la unidad; no se puede agredir al rival y acto seguido llamar a la unidad; no se puede fomentar la guerra sucia y al mismo tiempo llamar a la unidad; para la unidad se requiere generosidad; no se puede llamar a la unidad, siempre y cuando la unidad sea en torno a una sola persona; no se puede llamar a la unidad siempre y cuando el candidato sea fulanito o sutanito.
La unidad se debe de demostrar en los hechos. La unidad se construye todos los días con palabras y con acciones. La unidad es el respeto pleno a las diferencias y a los matices; a las ideas y a las personas.
Por eso más allá de fotografías o reuniones en lo oscurito, los aspirantes que estén dispuestos a la unidad, deben de manifestarlo clara, directa y abiertamente. Se debe de suscribir un documento en donde se le ratifique plena confianza a las instancias de nuestro partido, para que sea cual sea el resultado y sea quien sea, la mujer o el hombre que resulte seleccionado, el resto de los aspirantes se comprometa a apoyarlo sin ninguna reserva y a mantenerse trabajando unidos en nuestro movimiento.
Aquellos que amenacen con la ruptura si no resultan seleccionados y piensen que su popularidad es mayor que la de nuestro movimiento estarán cometiendo un error garrafal.
La unidad debe de construirse ya. La unidad debe de ser en torno al programa, a las ideas, a la plataforma y a una serie de postulados y compromisos en donde nos veamos reflejados todas y todos, y lo menos importante sea la persona que encabece.
Guerrero necesita un cambio verdadero a partir de 2021. Guerrero necesita de todas las mujeres y los hombres de buena voluntad que estén dispuestos a contribuir a la recuperación de nuestro estado. Guerrero necesita puntos de acuerdo, de coincidencia, de convergencia y de comunión.
Son momentos de permanecer con el corazón caliente, pero la cabeza fría. Son momentos de templanza, paciencia y prudencia. Son momentos de no lastimar y son momentos de ejercer como nunca los principios rectores de nuestro movimiento, que son no mentir, no robar y no traicionar.
Lo que ocurre en las cúpulas puede contagiarse en las bases. La diferencia es que las bases de nuestro movimiento no están ni con Chana ni con Juana; ni con Pedro ni con Juan; están sobre todo, alrededor del enorme liderazgo de nuestro presidente y líder Andrés Manuel López Obrador. El que piense que está por encima de esto y amenace con romper, comprenderá a fuerza de votos que nuestro movimiento es fuerte porque tiene un gran líder nacional que nos guía, nos pone el ejemplo, y nos inspira cada mañana a trabajar incansablemente por la transformación nacional.