EL-SUR

Sábado 13 de Julio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Morena y las preferencias electorales

Rubén Aguilar Valenzuela

Diciembre 04, 2019

La intención de voto de Morena va a la baja. En marzo de 2019 tenía el 51.9% de las preferencias electorales y en noviembre 36.3%, que es una caída de 15.6 puntos (El Universal, 25.11.19).
De julio de 2018 a marzo de 2019, en ocho meses, la intención de voto a favor de Morena creció en 8.6 puntos cuando pasó de 43.3% al 51.9%.
Pero a partir de marzo de 2019 empezó a bajar y si las elecciones hubieran tenido lugar en noviembre sumaría el 36.3% de los votos, que son 7.0 puntos menos que en julio de 2018.
En marzo de 2019, el 31.9% de los electores se identificaba con Morena, pero ahora sólo el 24.5%, que es una caída de 7.4 puntos.
Es evidente que un grupo de electores que hace unos meses se identificaban con Morena toman distancia en términos de su simpatía y preferencia electoral.
Los votos que pierde Morena no se van a otros partidos y por eso, a pesar de esta caída, se mantiene como la primera fuerza electoral.
El PAN crece de manera sostenida, pero marginalmente. En marzo de 2019 tenía el 4.5% de la intención de voto, en junio 6.9% y en noviembre 7.2%. Un crecimiento de 2.7 puntos.
Algo semejante pasa con el PRI que crece, pero también de forma marginal. En marzo de 2019 tenía el 4.2% de la intención de voto, en junio 6.5% y en noviembre 6.7%. Un crecimiento de 2.5 puntos.
El PRD pasa de una intención de voto de 1.4% en marzo de 2019 a 2.0% en junio y 2.3% en noviembre. Un crecimiento de 0.9 puntos.
La suma de los votos de la oposición alcanza el 16.2% poco menos de la mitad de los que obtiene Morena y esto sin contar los que este partido puede sumar de sus aliados.
El PAN, el PRI y el PRD crecen en el número de los ciudadanos que se identifican con ellos, pero de forma marginal y desde niveles muy bajos.
En marzo de 2018 se identificaban con el PAN el 5.8% de los electores y en noviembre de 2019 el 10.7%. Casi crece al doble.
El PRI pasa de 4.5% en marzo de 2018 a 6.9% en noviembre de 2019, un aumento de 2.4 puntos. Y el PRD de 1.4% en marzo de 2018 a 2.2% en noviembre de 2019. Crecimiento de 0.8 puntos.
Si se suman la simpatía de los partidos de la oposición alcanzan el 19.8% frente al 24.5% de Morena. Una diferencia de 4.7 puntos.
Morena es el partido que provoca mayor rechazo y el 48.9% de los electores nunca votaría por él. Frente al 12.9% del PAN, 7.9% del PRI y 3.9% del PRD.
Ahora es claro que los partidos de la oposición tienen bajos niveles de intención de voto y no provocan la identificación de los electores con lo que ellos representan.
Para la elección del 2021 su gran reto es crecer con base en la expectativa que ellos mismos puedan generar y también de captar los votos que pierde Morena.

Twitter: @RubenAguilar