EL-SUR

Sábado 15 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Nada ha podido hacer que cambie el pronóstico

Silber Meza

Mayo 14, 2024

DE NORTE A SUR

 

Con el tiempo he aprendido a escribir sin emociones a galope. Mi gran entusiasmo se da en el proceso de investigación: descubrir corruptelas nuevas, unir datos, comparar líneas de tiempo y hallar una gran historia. Después de unos 20 años en esto puedo decir que me sigo indignando, enojando y deseando con toda mi alma que las cosas cambien en México y en el mundo. Pero ese momento de euforia o molestia no es el que uso para escribir. Regularmente me calmo, le doy una vuelta a la cuadra, veo una serie, cualquier cosa; al día siguiente o a los pocos días escribo. Esta columna la redacto cada dos semanas, por ejemplo, y no siento la necesidad de escribir un artículo al día.
Tomar distancia ayuda para eso. Haberte decepcionado una y otra vez de las mujeres y hombres que se dedican a la política, también lo hace. Comprender que el cambio real y en positivo de un país no depende de la voluntad de una sola persona, ni de una clase política, vuelve a ayudar a encontrar sosiego en los pensamientos de la política pasional.
Y es que eso es la política: pasión. El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene razón cuando dice de forma sencilla que en la política hay que tener la cabeza fría y el corazón caliente. Desgraciadamente no siempre es así con los gobernantes, es más, la mayoría de ellos actúa en sentido contrario.
Pero esta introducción no es para contarles de mis formas de trabajo sino para decirles que la mirada desde lejos nos lleva a ver las cosas con más claridad, aunque hoy en día eso no sea muy popular. Y uno de los elementos claros de esta campaña ha sido que las preferencias electorales no se han movido nada, o casi nada. Me gusta abordar el tema porque la dinámica de la radio, la televisión y el X-Twitter nos hace subirnos al ruido de la inmediatez, las emociones de las candidatas y los candidatos, la manipulación de las encuestas, los opinólogos –de todos colores– que intentan crear un ambiente ficticio que convenga a sus intereses y que busca manipular al público.
No se han movido los pronósticos a pesar de tantas y tantas cosas que han sucedido. En las últimas semanas, por ejemplo: 1) Hombres encapuchados pararon en el camino a Claudia Sheinbaum en Chiapas y Morena acusó –falsamente– de un montaje al medio LatinUs. 2) Un fiscal de la FGR declaró que México sí lideraba en producción de fentanilo; más tarde AMLO y hasta la propia FGR lo desmintieron. 3) Le siguen apareciendo más bienes inmuebles a la candidata de Morena en Veracruz, Rocío Nahle, mano derecha de AMLO en energía, y la popularidad del presidente como si nada; ya se verá la de ella. 4) Detuvieron al hermano del narcotraficante El Mencho y el Poder Judicial lo dejó libre porque, argumentó, la Guardia Nacional no cumplió con el debido proceso. 5) México quiso salir de la prueba PISA, pero no pudo o se arrepintió. 6) Denunciaron la desaparición del obispo emérito Salvador Rangel y después lo involucraron en un aparente incidente de drogas y sexo. 7) Jorge Álvarez Máynez se refuerza en el público joven, pero hace creer –falsamente– que ya desbancó a Xóchitl Gálvez del segundo lugar. 8) López Obrador divulga datos personales de la académica María Amparo Casar –acto reprobable por donde se le vea– y la acusa de cobrar una pensión por viudez de forma indebida; ella lo niega, un juez dictamina que Pemex debe reintegrarle la pensión que le suspendió sin mediar proceso alguno. 9) La “marea rosa” ciudadana se decanta por Xóchitl Gálvez y no sorprende a nadie; era más que obvia su preferencia política, pero ahora es más que obvia su farsa “ciudadana”. 10) Aumentó el calor a temperaturas sin precedente en muchas zonas del país y el sistema eléctrico de la CFE se cayó. 11) Arturo Saldívar se convierte en el hombre más débil de la campaña de Sheinbaum después de la publicación, en Televisa, de audios que revelan su presunta intervención en casos donde se presionó a jueces y magistrados.
Si de algo podemos jactarnos en México es que noticias hay, y a montones.
Y con todo esto, con tantas situaciones que en otros lugares ya hubieran tumbado referencias electorales, las cosas en México no se mueven nada, o casi nada: Claudia Sheinbaum, la candidata oficial, mantiene una ventaja holgada de acuerdo a prácticamente todas las mediciones; Xóchtil Gálvez está firme en el segundo lugar, y Álvarez Máynez crece pero de forma lenta.
Cada día que pasa está más cuesta arriba que Xóchitl alcance a Claudia, y que Álvarez Máynez empate a Xóchitl.
En esta columna, como en la anterior, podemos decir que va más de media campaña presidencial y todo sereno.