EL-SUR

Viernes 14 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Nao, Encuentro y Diálogo

Arturo Martínez Núñez

Noviembre 06, 2018

 

Del 10 al 17 de noviembre se llevará a cabo en Acapulco, la doceava edición del Festival Internacional de La Nao. Varios han sido los intentos a lo largo de la historia de la ciudad por instaurar una festividad que celebre en su justa dimensión, la comunión entre oriente y occidente, entre Acapulco y Manila, entre América y Asia.
En los años 80, siendo presidente municipal el almirante Alfonso Argudín Alcaraz, se realizó la Feria de La Nao de China. Esta segunda y más reciente época del Festival, comenzó cuando el hoy senador de la República, Félix Salgado Macedonio, estuvo al frente de la comuna porteña. Desde su origen, el Festival Internacional de La Nao buscó recrear la historia del intercambio comercial y cultural que Acapulco y Asia mantuvieron ininterrumpidamente durante 250 años.
La Nao de Acapulco significó la ruta comercial más extensa y duradera de su tiempo. La Nao unía a tres continentes (Europa, América y Asia) a través de dos océanos (el Atlántico y el Pacífico).
En los compartimentos de La Nao viajaban seda, especias, porcelana, marfil, lacas, nácar, tabaco, algodón, textiles, plata mexicana y muchos otros productos preciosos y exóticos que mejoraron la vida de los habitantes del mundo. Pero quizás el recurso más importante que se intercambió durante esos años, fue la cultura de cada uno de los tres continentes que se enriquecieron mutuamente con los conocimientos de los otros.
Porque cuando uno entra en contacto con lo que le es diferente, reafirma su identidad y al mismo tiempo se transforma para siempre. El conocer que hay otras formas de entender la vida, nos hace más ricos y nos obliga a explorar lo desconocido.
Por eso estamos convencidos de que la cultura es la herramienta más poderosa para transformar y regenerar el tejido social.
Las diferencias de idioma, de raza, de religión y de ideología, no deben de separar a los pueblos sino que deben de unirlos en la búsqueda de las coincidencias. Guerrero es un pueblo que se ha nutrido gracias a los inmigrantes nacionales y extranjeros. En Guerrero lo diferente siempre ha sido bien recibido.
La cultura no excluye, sino que integra. La cultura no discrimina ni hace diferencias, sino que conecta lo separado y acerca lo distante.
Mis compañeros diputados tuvieron a bien designarme como presidente de la Comisión de Cultura del Congreso del Estado. Desde ahí trabajaremos para seguir fortaleciendo las actividades y a las instituciones de cultura. Pero por sobre todas las cosas, habremos de poner en el centro de las políticas a las personas y a los creadores. Porque de nada sirven festivales y actividades que no generan públicos y que están alejadas de los creadores. La política cultural del próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, tendrá como premisa la inversión en los humanos y no en las piedras ni en los proveedores.
El 16 de noviembre a partir de las 11 de la mañana, en el Auditorio Sentimientos de la Nación de Chilpancingo se realizará el Foro “Espacios de encuentro y diálogo”, organizado por el equipo de la Transición del Gobierno entrante y la Comisión de Cultura del Congreso del Estado con la asistencia de la Secretaría de Cultura local. El eje para el encuentro en Guerrero es “Diversidad cultural y desigualdad en el ejercicio efectivo del derecho a la cultura y los derechos culturales”.
Se trata de un espacio abierto de discusión en donde todo aquel que desee hacerlo, podrá registrar sus ponencia y participar en la construcción del diagnóstico nacional en materia de cultura. El gobierno entrante está invitando a que los creadores, promotores, académicos, especialistas y público en general participen en estos diálogos nacionales que serán transmitidos en cadena nacional en las plataformas del gobierno electo. Para registrarse como participante o como ponente hay que hacerlo en la página https://transicioncultura.mx