EL-SUR

Lunes 03 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Omiltemi

Octavio Klimek Alcaraz

Abril 02, 2005

 

 

(Segunda y última parte)  

La problemática que se tiene en el Parque Estatal Omiltemi, se puede enfocar desde los puntos de vista político y jurídico, social, financiero y científico.

Político y jurídico: Por no existir un documento preciso de decreto como parque estatal, así como la definición clara de la(s) instancia(s) del gobierno del estado que asuman el manejo del parque Omiltemi, dicho parque está en una situación irregular y de abandono. La urgencia fue que la Secretaría de la Reforma Agraria transfirierá formalmente los predios al gobierno del estado.

Social: Al no definirse la situación para la operación del parque los habitantes de las comunidades vecinas, y los que se han asentado en la propia comunidad de Omiltemi, lo consideran como predio que puede ser solicitado para dotación ejidal, situación que se ha presentado con los ejidatarios de Xocomanatlán; o una tierra de nadie para la cacería furtiva y tala ilegal de árboles. Siendo que la consolidación del parque puede impulsar el desarrollo socioeconómico de la región a través del ecoturismo y programas de aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.

Financiero: No existen recursos presupuestados para el manejo del parque, como es el contratar personal de vigilancia y conservación.

Ecológico: El abandono del parque ha propiciado la explotación irracional de sus bosques, incendios, presencia de plagas, cacería y desmonte para cultivos agrícolas. Estas acciones provocan efectos negativos como se evidencia, por ejemplo en la disminución de los gastos sumados de los manantiales El Agua Fría y La Perra que eran de 45 LPS en mayo de 1962 y que actualmente son solo de 20 LPS. Recuperar y mantener las zonas de recarga de los manantiales mediante un amplio programa de reforestación y conservación de suelo y agua, en el parque y en la región circundante, es una prioridad dada la necesidad creciente de agua potable de la población de Chilpancingo.

Científico y Técnico: Durante la gestión del gobernador Alejandro Cervantes Delgado, el gobierno del estado de Guerrero financió a la Facultad de Ciencias de la UNAM para realizar una evaluación ecológica del Parque Estatal Omiltemi; posteriormente en 1994 el gobierno federal a través de la Sedesol financió a la Universidad Autónoma de Guerrero para realizar otro estudio, del cual sólo se conoce un informe final incompleto. Ambos trabajos son una primera aproximación al conocimiento de la gran riqueza de flora y fauna de la zona. Desafortunadamente existen todavía una enorme cantidad de huecos sobre el conocimiento de la dinámica de los ecosistemas en la región de Omiltemi para su conservación y/o manejo sustentable. Por ello es necesario proveer condiciones para la investigación científica y el monitoreo ambiental en el Parque Estatal Omiltemi, generando paralelamente las condiciones para la formación de recursos humanos en el campo de la ecología aplicada y conservación de la naturaleza.

Es de primordial importancia el rescate y conservación de esta área como patrimonio de la sociedad. Para tal efecto se han propuesto las siguientes medidas:

a).- Instalar un grupo de trabajo interinstitucional para formalizar la transferencia de los predios, en donde las autoridades agrarias federales asuman su responsabilidad para llevar a buen término el planteamiento original. Efectuando su deslinde y obteniendo un plano detallado del Parque para precisar los límites y superficie actuales definitivos y la zonificación correspondiente. Al respecto se logró obtener un plano de Omiltemi, que fué firmado por un servidor y Esaú Tapia, en su calidad de subsecretario de Asuntos Agrarios del gobierno del estado, que se han utilizado para los trámites correspondientes ante la Secretaría de la Reforma Agraria.

b).- Expedir el decreto del Parque Estatal Omiltemi de acuerdo a la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado de Guerrero, para lo cual existen todas las condiciones jurídicas y técnicas; de esta labor se encargaría la Secretaría General de Gobierno, apoyada técnicamente por la actual Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno del estado.

c).- El Comité Técnico coordinado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno del estado debería de elaborar el programa de manejo del área.

d).- Solicitar la intervención temporal del Ejército para disuadir a potenciales cultivadores de enervantes y a taladores del bosque.

e).- Integrar a los habitantes de la zona en los proyectos de conservación del parque, como vigilantes y en actividades de tipo turístico, mejorando su situación económica y social.

f).- Promover el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales a través del ecoturismo, el manejo adecuado agroforestal y agropecuario, así como la investigación en ecología aplicada, para lograr un desarrollo sustentable en la región.

Hace unos días comentamos con el presidente de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, doctor Ernesto Enkerlin, la necesidad de que invirtieran recursos presupuestales a Guerrero. Finalmente la Cámara de Diputados le autorizó un presupuesto histórico. En especial Omiltemi puede ser una de las principales áreas núcleo de una gran reserva de la biósfera en la sierra de la entidad. Al respecto, el doctor Enkerlin, aceptó estudiar esta idea. Ojalá que quienes hoy llegan a la administración estatal negocien con la Semarnat, en el convenio de coordinación 2005 los recursos correspondientes.