EL-SUR

Sábado 13 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Opinión

Pemex, una empresa contaminante

Silber Meza

Agosto 06, 2022

El 7 de junio de 1938 se creó Petróleos Mexicanos. A partir de entonces en las escuelas nos enseñaron la gloria de Pemex, un discurso respaldado por el caudal de recursos económicos que a lo largo de su historia ha entregado la petrolera al erario. Pemex ha sido un soporte de la economía nacional durante décadas.
Sin embargo, en esta historia hay hechos que poco se conocen, al menos fuera de los estados petroleros: la contaminación que la empresa ha generado durante la extracción y el transporte de hidrocarburos, por ejemplo.
Y es importante hablar de esto porque los seres humanos nos hemos encargado de ir destruyendo selvas, mares, ríos, flora y fauna para obtener los recursos de la naturaleza. Extractivismo. Destruimos el mundo donde vivimos y no reparamos los daños.
Los efectos del cambio climático ya se sienten: calores sofocantes en donde nunca había pasado, incontrolables incendios de bosques, mareas elevadas, el deshielo que avanza inexorablemente, cambios en las movilidades de fauna, sólo por mencionar unos pocos.
Mientras, en México se le está dando un fuerte impulso a la petrolera nacional. Elevadas cantidades del dinero público se están asignando a Pemex, tanto para comprar una refinería en el extranjero, como Deer Park, como para crear una nueva refinería en Tabasco, como Dos Bocas, o para fortalecer el resto de las refinerías en territorio nacional.
El gobierno federal está reforzando la producción y aumentando la refinación de petróleo, pero no está mejorando los procesos para garantizar una mejora en el medio ambiente. Eso es preocupante.
En el equipo de investigación del periódico El Universal*, del cual formo parte, decidimos vol-tear a ver lo que ha sucedido con la generación de contaminantes de la compañía. Lo que encontramos fue desolador: campos que dejaron de ser fértiles, derrames en áreas naturales protegidas, pantanos con fugas de gas natural, manatíes muertos por contaminación, fugas masivas por huachicol y enfermedades diversas.
De acuerdo con una serie de bases de datos obtenidas para el reportaje, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) identificó mil 25 sitios contaminados en el país en el periodo que va de 2008 a abril de 2021.
“De los más de mil sitios contaminados, 655 son lugares atribuidos a la petrolera, ocho de cada diez sí cuentan con un programa de remediación, pero en 138 carecen de él. Las principales causas de sitios contaminados consisten en derrames y fugas”, se lee en el trabajo realizado por todo el equipo de investigación del periódico.
Pero más allá de las cifras que ayudan a dimensionar el problema, las voces de los pobladores afectados nos facilitan la comprensión del conflicto.
En Papantla, Veracruz, una zona con pozos petroleros desde hace décadas, la maestra Olga cuenta que todas las noches huele a gas metano, lo que les ha traído mareos, crisis nerviosas, dolores de cabeza y migrañas.
“La garganta se cierra por el olor a gas. Dicen que otra consecuencia es el cáncer”, lamenta.
En el municipio hay hectáreas de siembras negras por los derrames de combustibles que Pemex paga a precios que los agricultores consideran injustos.
En pantanos de Centla, Tabasco, zona natural protegida definida como reserva de la biósfera, el líder de la federación de cooperativas pesqueras La Unión de Macuspana, Deniss Muñoz, expone: “Desde 2018 hemos venido reclamando al gobierno y ellos dicen que Pemex no contamina, pero vea esto” dice y señala un pozo con fuga de gas. En el lugar han muerto manatíes.
En Hidalgo, la zona líder de huachicol –como se le llama al combustible ilícito– en México, las fugas han provocado que el hidrocarburo llegue a las siembras, queme los campos y truene las tierras.
“No podemos producir en ese suelo mientras no se hagan los trabajos de saneamiento y rehabilitación”, afirma Marco Antonio Moreno, director de la Sociedad Ecologista Hidalguense.
Personal de Greenpeace comenta que si el gobierno le sigue apostando a las energías fósiles esto seguirá sucediendo.
En México tenemos que observar lo que está sucediendo con el medio ambiente. Urge. Así no le guste a las autoridades federales, así no le agrade a los gobiernos estatales o municipales. No puede ser que sigamos destruyendo este planeta, lo veamos y nos quedemos con los brazos cruzados.

* Las reporteras y los reporteros que participaron en el reportaje son: Miriam Ramírez, Alejandra Crail, Emilio Godoy, Laura Jiménez y Ernesto Aroche. Para ver el trabajo completo: https://www.eluniversal.com.mx/interactivos/2022/pemex-desastres-naturales/index.html