EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Peña Nieto da bienvenida con gasolinazo

Marcial Rodríguez Saldaña

Enero 05, 2017

El tema nacional de fin del año 2016 y comienzo del 2017 es el del aumento a las gasolinas y al diesel. Enrique Peña Nieto y sus comparsas PRI, PAN, PRD que firmaron el Pacto por México y los demás partidos cómplices que aprobaron la reforma a la Constitución mexicana para permitir que empresas extranjeras y nacionales puedan extraer petróleo y la privatización de la generación de energía eléctrica y del gas, y que votaron en el presupuesto de egresos a favor de la liberación del precio de las gasolinas, son los responsables de la catástrofe que hoy vive nuestro país en materia de hidrocarburos y de la crisis económica, social y política por la que atraviesa México.
1.- El mal denominado Pacto por México que promovió Peña Nieto y aprobaron PRI, PAN y PRD, tenía como sus aspectos fundamentales impulsar las llamadas reformas estructurales, entre las cuales se encontraba la energética. Peña Nieto nunca propuso en su campaña reformar la Constitución para que los hidrocarburos –petróleo, gas– y energía eléctrica, dejaran de ser patrimonio exclusivo de la nación; sin embargo, como parte de su proyecto neoliberal activó la privatización del sector energético nacional. Para legitimar sus iniciativas prometió que de aprobarse bajarían los precios de la gasolina, el diesel, la luz eléctrica y el gas.
2.- Cuando Peña Nieto asumió el gobierno en diciembre del 2012, la gasolina Magna valía 10 pesos con 72 centavos, y hoy cuesta 15 pesos con 99 centavos; la Premium se vendía en 11 pesos con 28 centavos, hoy vale 17 pesos con 79 centavos; y el diesel se compraba en 11 pesos con 0.8 centavos y hoy se adquiere a 17 pesos con 0.5 centavos. El incremento a los combustibles a partir del primero de enero del 2017 oscila entre el 14 y 20 por ciento, pero en estos últimos cuatro años rebasa en promedio el 50 por ciento.
La tesis que ha sostenido el gobierno federal respecto a los aumentos a las gasolinas y al diesel es que esto no afecta a la mayoría de la población, sin embargo, el aumento ha desencadenado un incremento en el precio de los productos básicos que consumen la mayoría de las familias más pobres del país como la tortilla, el huevo, la leche, el arroz, el frijol y el transporte público en el que se trasladan a diario trabajadores, estudiantes y millones de mexicanos.
3.- Los primeros efectos del anuncio del aumento a los combustibles se vieron a fines de diciembre con el desabasto en casi la mitad de los estados de la república, la especulación de quienes pueden acaparar estos productos con el objetivo de obtener ganancias mayores inmediatas y hasta fomentar un mercado negro en donde se vendiera la gasolina en 40 pesos el litro. En los primeros días del 2017, empresarios gasolineros han cerrado 400 estaciones de servicio por las movilizaciones de protesta y amenazan con hacerlo en otras mil 400. En tres estados de la federación que son Chihuahua, Durango y Morelos el propio gobierno a través de Pemex reconoce que se vive una situación crítica.
4.- Las reacciones del pueblo ante este incremento de las gasolinas y el diesel no se han hecho esperar, y en estos primeros días de enero comenzaron en la Ciudad de México, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Baja California, Hidalgo, Guerrero, y se han ido extendiendo a 28 entidades del país, en donde han participado ciudadanos, transportistas, estudiantes, maestros, campesinos, organizaciones sociales, que han consistido en tomas de gasolinerías, cierre de casetas de cobro, marchas, mítines, bloqueo de las autopistas y paradas cívicas de protesta como la que realizó este primero de enero el Comité Municipal de Morena en Acapulco junto con coordinadores distritales, consejeros estatales y militantes a la entrada de la zona naval de Acapulco en donde pasaba sus vacaciones Peña Nieto.
5.- La reacción de Peña Nieto ante la ola de protestas por el incremento a las gasolinas y el diesel ha sido la de justificar sus reformas estructurales, la entrega del petróleo; la de humillar a su secretaria de Relaciones Exteriores Claudia Ruiz Massieu despidiéndola y humillarse ante Donald Trump al designar a Luis Videgaray como canciller mexicano; la de mantenerse callado ante las decisiones del presidente electo de Estados Unidos de retirar empresas que generan empleo en México. En tanto el dólar llegó a 21 pesos con 75 centavos. La liberación del precio de las gasolinas ha acelerado el desorden financiero en el país, un descontrol de la economía a favor de los grandes capitales nacionales y extranjeros. Veremos como actúan los ciudadanos en las elecciones de este año en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, en donde seguramente castigarán a los partidos signatarios del Pacto por México responsables del aumento a las gasolinas, al diesel, al gas y a la energía eléctrica.

[email protected]
Twitter: @marcialRS60