EL-SUR

Sábado 20 de Julio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Picarse el ojo

Arturo Martínez Núñez

Abril 20, 2021

La semana pasada se consumó el intento de golpe a la democracia por parte de seis de los once miembros que integran el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE). Por mayoría de votos, las consejeras y los consejeros aprobaron mantener el retiro de las candidaturas de Félix Salgado Macedonio en Guerrero y de Raúl Morón en Michoacán. Coincidentemente, Guerrero y Michoacán son las dos entidades con mayor antecedente en la lucha por la democracia electoral –desde 1987– con el Frente Democrático Nacional encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas e históricamente, estados de lucha, estados bravos, estados que han sido clave en la Independencia, en la Reforma, en la Revolución y ahora en esta Cuarta Transformación Nacional.
El INE, jugando a ser un árbitro puntilloso, protagónico, excesivamente riguroso y excesivo, decidió, como era de esperarse, mantener su postura original y quedarse con el proyecto de sanción, a todas luces desproporcionada. Ante una falla técnica decide irse por la suspensión absoluta.
La democracia, la transformación nacional, el contrato social, se ponen en riesgo al privar a los guerrerenses y a los michoacanos de los candidatos que encabezaban todas las encuestas por Morena. Confiamos, sin embargo, en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación habrá de reponer las candidaturas de los compañeros hoy despojados de éstas.
Lo hemos dicho hasta el cansancio, pero queremos dejarlo muy claro: Morena Guerrero, el movimiento democrático de Guerrero, no está jugando; en Guerrero no contemplamos un plan B o un plan C, nuestro único plan es que le devuelvan la candidatura al ingeniero Félix Salgado Macedonio. No queremos simulaciones, no aceptaremos, ni promoveremos Juanitas, ni Juanitos. El pueblo decidió que el candidato fuera Félix, y vamos a luchar por todas las vías legales, para que se nos reconozca el derecho a elegir a quienes nosotros determinemos, en libertad y en democracia.
Desde enero lo advertíamos: el golpe a Félix, no solo es un golpe a Félix, no solo es un golpe a Guerrero, sino que sobre todo, es un golpe en contra de la 4T y en contra de Andrés Manuel López Obrador; lo que se buscaba desde un principio al fabricar casos de violaciones sexuales y crear a través de Félix Salgado a un nuevo villano favorito, era desestabilizar al régimen, era asociar a López Obrador nuevamente con la falta de institucionalidad y con falta de respeto al Estado de derecho.
Las mentes siniestras atrás de esto, los empresarios Claudio X. González (padre e hijo), amigos y socios de Carlos Salinas de Gortari, están pensando en el mediano y en el largo plazo, saben que no les va a alcanzar para hacer perder a Morena, pero en su horizonte vislumbran no solo las elecciones del próximo 6 de junio, sino también la consulta por la revocación del mandato de 2022, la presidencial del 2024 e incluso la presidencial de 2030. Como buenos estrategas, Salinas y sus testaferros están mirando al mediano plazo, están apostando a construir la narrativa de que Morena y Andrés Manuel no respetan las instituciones, están reeditando el peligro para México, pero como dice Félix Salgado, con nosotros, en Guerrero, se picaron un ojo: ni nos vamos dejar, ni lo vamos a permitir. En orden, en paz, sin afectar los intereses de terceros, pero de manera muy contundente habremos de ir hasta donde sea necesario, en defensa del derecho humano básico de votar y ser votado. Ninguna ley secundaria puede estar por encima de ese derecho sagrado.
La alianza opositora carente de ideas, carente de personajes carismáticos, solo puede articularse alrededor del odio a Andrés Manuel López Obrador y como saben que atacar de frente a AMLO es contraproducente, buscan golpearlo a través de la figura de Félix Salgado. Lo que no entienden es que a Félix, como a López Obrador los blinda y los protege el pueblo de Guerrero y el pueblo de México; piensan que nos vamos a cansar, piensan que nos vamos a desesperar, no se dan cuenta, que los que nacimos en la lucha democrática estamos más acostumbrados a la calle que al escritorio; más acostumbrados a la marcha que a la burocracia; que nos movemos mejor en la lucha, incluso que en la administración pública.
El TEPJF tendrá una nueva oportunidad de reivindicarse ante el pueblo de México y actuar como una verdadera Corte de control constitucional y poner en su justa dimensión las sanciones que se tenga que imponer de manera proporcional, ponderando el bien común y la paz social, porque eso es lo que está en juego al final del día: la tranquilidad, el orden, la calma y la armonía.
No queremos que nos regalen nada, no queremos, como decía Colosio al que tanto les gusta citar a los priístas pero no imitar: “ni concesiones al margen de los votos, ni votos al margen de la ley”. Lo único que exigimos es que nos dejen participar para que les podamos ganar incluso habiéndonos ya quitado la mitad de los días de campaña; no importa, con la mitad de los días, incluso con menos, vamos a ganar contundentemente, porque de nuestro lado no existe una mente brillante maquiavélica que planee todo, sino que existe el alma, el espíritu y la fuerza de millones de guerrerenses, de millones de michoacanos y de millones de Mexicanos, que estamos forjados en la lucha y que saldremos adelante como lo hemos hecho a lo largo de nuestra larga historia.
En Guerrero y en Michoacán los intentos golpistas no pasarán.