EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Plan de Ayala. Siglo XXI *

Héctor Manuel Popoca Boone

Enero 27, 2018

Para el profesor y amigo, Ángel Peralta, deseando su pronta recuperación

Antecedentes. Urge recuperar nuestra arrebatada soberanía alimentaria. Actualmente importamos más del 40 por ciento de los granos básicos que consumimos. México no puede estar subordinado a terceros, por cuestiones de alimentación.
La gente del campo demanda recuperar la capacidad de mercadear directamente sus productos agropecuarios. Actualmente los mercados son dominados por los acaparadores que compran las cosechas a precios ínfimos, a pie de parcela. Es de justicia recuperar los niveles de gasto público que antes se destinaban al campo.
Es imperioso proteger a los hombres y mujeres del medio rural ante el sistemático despojo de tierras y recursos naturales. Defender al campo, a las familias rurales y su hábitat de residencia, es defender la biodiversidad y el derecho a la agroalimentación que tenemos como pueblo. La gente del campo también tiene derecho a una vida libre de saqueos, violencias, inseguridad, pobreza y discriminación.
Hemos atestiguado 35 años de destrucción y ruina del medio rural. A manos de los malos gobiernos del PRI y del PAN; teniendo últimamente como comparsa al PRD. Los neoliberales empobrecieron a los campesinos, para bonanza económica de los grandes empresarios agropecuarios exportadores. Hoy al campo mexicano productor de granos básicos lo caracteriza la baja producción y productividad. Tenemos que importar la mitad de lo que comemos. Hay desnutrición, deterioro ambiental, migración forzada y delincuencia.
A lo anterior se añade el despojo intensificado del agua, minerales y energéticos de los territorios de los pueblos y comunidades rurales; con la finalidad de desarrollar megaproyectos petroleros, mineros, hidroeléctricos, eólicos, aeroportuarios, urbanísticos y turísticos. Cuyos nuevos propietarios son unos cuantos grandes inversionistas particulares, nacionales y extranjeros.
¡Salvando al campo, salvamos a México! Porque solo así habrá alimentos, ingresos, empleo, seguridad interna, arraigo familiar, gobernabilidad y paz. Solo así engrandeceremos nuestra cultura que es raíz e identidad comunitaria.
El campo y los del campo, exigen respeto a todos sus derechos y respaldo a su esfuerzo productivo para proveernos de alimentos. Demandan amplios y eficaces programas de gobierno. ¡Urge un buen gobierno! Necesitamos un cambio verdadero y un plan de rescate del campo. ¡Regenerando el campo, regeneramos a la nación!
De ahí que se pretenda firmar un pacto político con Andrés Manuel López Obrador. Donde se comprometa como presidente de la República a impulsar nuestro proyecto rural y nosotros nos comprometemos a apoyar, organizadamente, su campaña político-electoral; promoviendo, vigilando y defendiendo el voto a su favor.
Los principios que enarbolamos, los derechos de los que exigimos su respeto y vigencia, así como los principales compromisos que esperamos cumpla AMLO como presidente son:
Derecho de los campesinos a la tierra. Nuestro mayor derecho fundacional es el derecho a la tierra para trabajarla y para habitarla. La tierra abarca también los manantiales, los ríos, el clima, los llanos y los montes de nuestro entorno, junto con la flora y fauna que contienen. La tierra no es una mercancía, sino un bien común agrario al que todos tenemos derecho de gozar de sus frutos. Estratégicamente es vital devolverle a los ejidos y a las comunidades su papel de ser protagonistas principales de su propio desarrollo económico, social, político y cultural.
Derecho del trabajo asalariado rural. Urge que se reconozcan los derechos de dos millones y medio de jornaleros (as) agrícolas, que levantan la cosecha de lo que la mayor parte del país consume o exporta. La mitad de los trabajadores del campo son asalariados, sobreexplotados y marginados; en especial nuestros hermanos indígenas, sin derecho a ninguna contraprestación social o programas efectivos de protección gubernamental.

* Síntesis (primera parte) del documento que firmarán en Zacatecas, López Obrador y el Movimiento Campesino Nacional “Plan de Ayala. Siglo XXI”, el próximo 10 de abril.