EL-SUR

Martes 24 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

Por el rescate de Guerrero

Héctor Manuel Popoca Boone

Junio 19, 2021

A la memoria del ingeniero Juan Miranda Ochoa, excelente evaluador de proyectos, ex colaborador y buen amigo.

Hace 21 años, el doctor en derecho, Jorge Carpizo MacGregor, que fue procurador general de la República y secretario de Gobernación, en su libro Anatomía de perversidades (Editorial Grijalbo), diseccionó las principales lacras que, a su juicio y experiencia personal, laceraban a México; y advirtió que de no erradicarlas nos convertiríamos en una nación fallida. A continuación, transcribo temáticamente algunas de ellas, con agregados propios.
Tengamos en cuenta que el remedio concierne a los tres niveles de gobierno. No se requiere de muchos recursos económicos, pero sí de férrea voluntad, valor y empeño para erradicarlas. Toca a la inminente gobernadora del estado de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, iniciar tan trascendente labor. Por mi parte, como ciudadano observante del rescate de Guerrero, seguiré en mi afán por liberar consciencias.
En el campo de la justicia hay jueces que declaran culpables a los que saben que son inocentes. Hay fiscales y agentes ministeriales que entierran osamentas para fabricar culpables por motivos de venganzas, conquistar honores u ocultar a los verdaderos malhechores. Criminales que asesinan a agentes ministeriales, fiscales, jueces y gobernantes. Autoridades judiciales que dejan escapar a peligrosos criminales. Han existido fiscales, dirigentes sociales, políticos, empresarios y religiosos que pagan a seudo testigos para inculpar a quien o a quienes se pretende perjudicar. Fiscales que dilatan sus tareas para que se continúe denigrando a la víctima y se hacen “de la vista gorda” respecto a personas que engañan y mienten para ocultar crímenes e ilícitos. Investigadores ministeriales y policías que gozan con torturar o ver sufrir a las víctimas.
Criminales de la peor estirpe que se declaran cínicamente inocentes. Ladrones que usan la táctica de vociferar “agarren al ladrón” o imputar sus latrocinios a otros. Inocentes que están dentro de las rejas, mientras delincuentes andan contentos por las calles. Criminales que son absueltos por procuradores y/o administradores de justicia, ya sea por paga o por otra contraprestación gratificante. Hay magistrados y gobernantes proclives al nepotismo, a la corrupción, a la impunidad y a la inmunidad.
En el campo de la política hay políticos y diputados que tranzan “concertacesiones” y otros que son cómplices de narcotraficantes o subvencionan bandas paramilitares. Proliferan políticos y gobernantes voraces y corruptos, que cometen millonarios latrocinios sacando del país sus fortunas mal habidas. Los que traicionan a la patria y a los intereses supremos del pueblo para beneficio propio o de grupo. Politicastros decididos a realizar cualquier acto, sin ningún límite, para alcanzar colocaciones de mayor poder o preservarse en ellas.
Gobernantes, legisladores y funcionarios públicos que pagan a comunicadores de toda clase de medios, para que calumnien a sus opositores o adversarios, tratando de destruir honras personales. Políticos con nula lealtad y congruencia con sus valores y principios éticos e ideológicos. Gobernantes y políticos que, en vista pública, tratan de pasar como honestos, cultos, ponderados, ecuánimes, íntegros y socialmente sensibles; cuando en realidad, en lo “obscurito y tras bambalinas”, son todo lo contrario. Aquellos que primeramente critican acremente las acciones de gobierno y al llegar al poder hacen exactamente lo que criticaban antes. Los perversos y cobardes que mandan dar “puñaladas por la espalda”, “golpes bajo la mesa” o provocan “fuego amigo”. Políticos resentidos e intrigantes que anhelan ocupar el puesto superior de su compañero en la política.
Gobernantes, diputados y funcionarios públicos, que son farsantes y mentirosos contumaces; con su respectiva dosis de cinismo. Diputados ausentistas e improductivos que ponen su voto al mejor postor. Políticos enamorados del poder por el poder mismo, para gozarlo y disfrutarlo, sin importarles un comino el bienestar del pueblo. Políticos que en campañas electorales ofrecen de todo para redimir al pueblo; sabiendo que les será imposible cumplir al haber adquirido compromisos inconfesables. Aquellos que son consumados “mercaderes de consciencias”; que hacen politiquería para tratar de doblegar comportamientos humanos. Los integrantes de la partidocracia cuya actuación está divorciada del pueblo.
Adenda electoral: De los resultados contabilizados de los distritos electorales en las elecciones 2021, los votos nulos ascendieron a la cantidad de 47 mil 480. En su mayoría fueron de repudio ciudadano a los malos gobiernos, a la partidocracia y a la democracia electoral amañada, ocupando el cuarto lugar en la votación para la gubernatura; solo por debajo de Morena (&); PRI (&); y PT. Una relevante expresión ciudadana independiente. Fuimos mucho más que dos.
PD1. ¿Por qué tanta insistencia del gobernador saliente para que el actual auditor general de Guerrero permanezca otro periodo de siete años en el cargo?
PD2. Y, sin embargo, la pandemia sigue creciendo en Guerrero. ¡Uf!

[email protected]