EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Precampañas presidenciales

Marcial Rodríguez Saldaña

Enero 11, 2018

El inicio del año ha ido prefigurando el ambiente en el cual se desarrollarán las campañas por la presidencia de la República y todo el proceso electoral que culminará con la jornada de votaciones el próximo primero de julio.
1.- El precandidato del PRI no levanta el ánimo de los militantes de los partidos que lo postulan y menos de los ciudadanos sin partido. Los militantes partidarios lo ven totalmente ajeno a su organización partidaria por lo que no se sienten identificados con un externo que no tiene carisma ni liderazgo político. En las primeras semanas de precampaña ante la falta de propuestas ha tenido que acudir al expediente fácil de atacar con infundios a sus adversarios, especialmente a AMLO, tergiversando las propuestas de este para confundir a la opinión pública, como lo hizo recientemente en Veracruz tratando de deslindarse del ex gobernador corrupto del PRI Javier Duarte, lo cual nadie cree toda vez que Meade formó parte del gobierno de Peña Nieto que toleró y consintió, por lo que son cómplices del desfalco al erario del pueblo de Veracruz.
2.- Los escándalos de corrupción de altos funcionarios surgidos de las filas del PRI como de los ex gobernadores de Quintana Roo Roberto Borge –ya en prisión– y Cesar Duarte de Chihuahua –prófugo de la justicia– quien destinó cientos de millones de pesos del presupuesto público para campañas de su partido y otros más que se coludieron con la delincuencia organizada como el ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington –preso en Italia– son lastres que acompañan al precandidato presidencial del PRI-PVEM-PANAL, de los cuales difícilmente se puede deshacer. Para los electores no es suficiente la explicación respecto de la trayectoria personal del precandidato, en razón de que se va a votar por una persona pero también por un partido que eventualmente formaría un gobierno y por un proyecto político.
3.- Por otra parte, el precandidato del PRI –en su condición de ex secretario de Desarrollo Social y particularmente de Hacienda– ha sido parte fundamental de las decisiones del gobierno de Peña Nieto como los gasolinazos, el aumento a la tortilla, al gas, a la luz, a las casetas, y a todos los productos de primera necesidad que han golpeado severamente la economía popular. En estas condiciones ¿que podría ofrecer a los militantes de los partidos que lo postulan, o a los electores sin partido? Mas de lo mismo, lo cual no genera ninguna adhesión, por el contrario el rechazo a lo que tiene muy inconforme a los ciudadanos. Aun cuando Meade no haya sido funcionario en las áreas de seguridad, al ser precandidato del PRI, los electores lo vinculan directamente con el actual gobierno federal, en cuyo periodo se ha incrementado en forma desorbitante la delincuencia y la inseguridad.
4.- En el caso del precandidato del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, Ricardo Anaya, ha tenido que padecer una crisis interna muy fuerte en su partido con la renuncia de Margarita Zavala, quien le quitará un considerable porcentaje de votos. En cuanto a su aliado, el PRD, ha sufrido la salida de dirigentes nacionales y locales muy importantes, pero sobre todo de las bases perredistas quienes se niegan a apoyar a un candidato de derecha impuesto por la cúpula de su partido y han expresado públicamente su preferencia por Andrés Manuel López Obrador precandidato de MORENA-PT-PES, quien ya presentó un Proyecto de Nación que contiene un conjunto de propuestas en los distintos aspectos de la vida pública de nuestro país. Esperamos que las precampañas y en su momento las campañas sean de propuestas que interesen a los electores, que sean planteamientos que resuelvan los grandes problemas nacionales y no la guerra sucia como están haciendo los estrategas de Meade, quienes ante la falta de crecimiento electoral de su precandidato han tenido que ir hasta Venezuela para hacer pintas y poner lonas comparando a AMLO con Maduro.

[email protected]
Twitter:@marcialRS60