EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Premian corto de seris

Humberto Musacchio

Marzo 18, 2019

Premian corto de seris

En este 2019, declarado por la UNESCO Año Internacional de las Lenguas Indígenas, el cortometraje animado Hant quij cöipaxi hac (La creación del mundo) resultó premiado en el Festival Multicortos de Ciudad Real, España. Se trata de un corto hablado totalmente en lengua seri y hecho por niños y ancianas de la comunidad Desemboque de los Seris, Sonora, con guión y dirección de Antonio Coello, quien previamente organizó en esa población talleres de canto, guión, creación de fondos y personajes, animación cuadro a cuadro e interpretación de diálogos, con los profesores Ernesto Romero, Nuria Menchaca y el fallecido Dominique Jornard. Participación destacada tuvieron las ancianas “sabedoras y cantadoras” María Luisa y Aurora Astorga y Angelita Torres, quienes contaron la historia de la creación del mundo. Durante este año, el cortometraje será exhibido en varios países, aunque en México el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas se negó este mismo año a proyectarlo en la celebración del Día Internacional de la Lengua Materna, quizá porque detrás del inmenso esfuerzo desplegado para realizar el corto, hay una historia de burocratismo y corrupción que se prefiere ocultar piadosamente.
Viacrucis de Antonio Coello

En 2013, Antonio Coello obtuvo una beca de 29 mil pesos mensuales para la realización de una película actuada y un corto animado sobre la etnia seri (comcáac). Si bien la suma es muy superior al salario promedio de los mexicanos, resulta insuficiente para un cineasta que tenía que desplazarse constantemente a Sonora y realizar infinidad de gastos relacionados con el proyecto. No sobra decir que los funcionarios del Instituto Sonorense de Cultura se mostraron del todo indiferentes al proyecto. Como se requería crear un laboratorio de animación, Coello presentó en 2014 el proyecto respectivo a la entonces directora general de Culturas Populares, la hoy secretaria de Cultura Alejandra Frausto, y a su colaboradora Esther Hernández Torres. Y sí, en 2015, esa dirección entregó un millón 300 mil pesos, pero no a Coello, sino a una fantasmal asociación civil (Consultorio de Emprendi-mientos y Responsabilidad Social AC) que plagió descaradamente el proyecto del citado cineasta, al que en ese documento se le considera únicamente como profesor al que se le dieron 640 mil pesos para los muchos gastos indispensables, pero del resto, 670 mil, dispuso una AC que ni siquiera era “donataria autorizada”, pues su registro como tal data de fines de 2016. Con esos antecedentes, hay derecho a suponer que hay un caso escandaloso de plagio y otro más de corrupción que toca investigar a Irma Eréndira Sandoval. Esperemos que lo haga.

La Bespalova, al Fonca

Mario Bellatín renunció al Fonca horas antes del numerazo del jueves 7, pero sigue presente la indignación en buena parte de la comunidad cultural, que ha hecho circular una carta donde rechaza “la manera improvisada e inaceptable” de manejar el citado Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, mediante un “proyecto improvisado e inoperante de ‘refundación’, el despido arbitrario de personal altamente capacitado de áreas completas de trabajo; la cancelación de compromisos adquiridos –con presupuestos asignados–, como el primer encuentro de Jóvenes Creadores, y la postergación sin aviso de los resultados de la convocatoria México en Escena”. En esas condiciones llega a la dirección del Fonca Marina Núñez Bespalova, quien obtuvo el premio mayor en la rifa del tigre. Que tenga suerte.

La carta y lo esperable

Los firmantes de la carta antes citada tienen todo el derecho de protestar, porque es obligación del Estado estimular la producción artístico-intelectual. Sin embargo, cabe preguntar si de veras la creación del Fonca y la política cultural seguida desde el salinato “fructificó en la creación plural, libre y democrática de obras artísticas de gran calidad y relevancia”. En las últimas décadas ha crecido exponencialmente la producción de nuestros creadores, sí, pero el aumento ha sido cuantitativo, no cualitativo, como puede verse al comparar la producción actual con la correspondiente a los años 50 o 60, algo que da materia para la reflexión. Javier Aranda (La Jornada, 13/III/19) pregunta si se debe seguir “subsidiando a los creadores para que produzcan” o si hay que trabajar en la formación de nuevos públicos; si se debe “seguir pagando altísimos seguros para traer exposiciones importantes” o mejor se crea un seguro de Estado como existe en otros países. Aranda censura también que a la Academia Mexicana (la de la lengua) se le otorguen más de 300 millones para su nuevo edificio o que cada miembro de El Colegio Nacional reciba más de 160 mil pesos mensuales sólo por pertenecer a esa corporación. De la política cultural esperamos respuestas, no ocurrencias.

Breviario…

Abraham Nuncio fue designado director de la Biblioteca José Vasconcelos situada junto a la terminal de Buenavista. @@@ El Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor (Cempro) informó que en México cuatro de cada 10 libros son piratas, lo que representa un daño equivalente a mil 300 millones de pesos.