EL-SUR

Viernes 27 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

Primera de dos partes

Octavio Klimek Alcaraz

Febrero 26, 2005

 

Quo vadis Conafor

Con la creación de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en el año 2001, se nos dio la esperanza de impulsar una nueva política forestal en el país. En especial, que se promoviera el desarrollo de las comunidades forestales, mayoritariamente dueñas de los recursos forestales, y que finalmente se redimensionara la importancia de los bosques y la actividad forestal para la vida presente y futura de México.

Incluso, Alberto Cárdenas Jiménez tuvo como principal carta de presentación para ser el actual secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, su trabajo de iniciar y desarrollar a la Conafor, que es una entidad de la propia Semarnat.

Sin embargo, algo está pasando. Nuestra impresión es que el Sector Central de la Semarnat, no está siendo suficientemente informada sobre lo que pasa en la Conafor. Los buenos programas y proyectos, como el Procymaf y el Coinbio están siendo afectados en beneficio de programas de tipo corporativo y clientelar como el Profas. Es decir, se ha intentado construir nuevas y mejores formas de relación con los distintos actores de la actividad forestal para impulsar cambios estructurales en el sector forestal.

Esto está siendo desmontado por grupos dentro de la Conafor cercanos a la ortodoxia y corporativismo forestal, que tanto daño le han hecho históricamente al sector forestal en México. Para demostrarlo, analicemos un poco su presupuesto actual y algunos ejemplos de los programas mencionados.

El monto total del Presupuesto de Egresos de la Federación 2005 (PEF 2005) para la Semarnat presentado por el Ejecutivo Federal, coincide con el autorizado por la Cámara de Diputados, dicho presupuesto asciende a 24 mil 482.8 millones de pesos. Igualmente, son realizadas tanto la reducción de 793.8 millones de pesos, así como la ampliación de 8 mil 319 millones de pesos, ambas aprobadas por la Cámara de Diputados en el Anexo 18 del PEF 2005.

Sin embargo, el Ejecutivo Federal realizó la reducción a la Semarnat afectando básicamente programas y/o subsidios a la inversión o producción.

Al mismo tiempo, estos programas y/o subsidios de la Semarnat afectados fueron compensados a través de la ampliación ordenada por la Cámara de Diputados. Es decir, el sentido de aumentar el gasto de inversión o productivo fue sacrificado, para mantener el gasto corriente originalmente proyectado por el Ejecutivo Federal para la Semarnat.

De todo lo anterior, a la Conafor no solo no le tocó ampliación de lo autorizado por la Cámara de Diputados, sino que sufrió una reducción. En el año 2005, la Conafor ejercerá 2 mil 10 millones de pesos, similar en términos nominales a su presupuesto modificado de 2004 de 2 mil 212.8 millones de pesos. No se omite mencionar que el proyecto de presupuesto original de 2005 proponía 2 mil 14.8 millones de pesos, pero fue afectado por una reducción de 4.6 millones de pesos.

El Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable (PEC), de la Semarnat (anexo 17 del PEF 2005) autoriza en el 2005 a ejercer mil 875.3 millones de pesos por la Conafor. Es decir, hay una disminución con relación al proyecto de PEC del Ejecutivo Federal estimado en mil 999.8 millones de pesos, lo que significa un decremento de 124.5 millones de pesos (menos de 6.2 por ciento).

El análisis de los programas de la Conafor muestra que tiene dos programas con diferencias de incremento con relación al PEC autorizado por la Cámara de Diputados y la actual asignación del Ejecutivo Federal.

–Al Programa de Desarrollo Forestal (Prodefor), sólo se le autorizaron mediante el PEC 302.3 millones de pesos. Sin embargo el Ejecutivo Federal proyecta un ejercicio de 340.3 millones de pesos. Esto significa 38 millones de pesos más que el proyecto autorizado –12.5 por ciento más de aumento.

–Al Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento a la Autogestión Silvícola (Profas), solo se le autorizaron 30.9 millones de pesos (denominado en el anexo 17 Programa Especial Forestal). El Ejecutivo Federal proyecta un ejercicio de 150 millones de pesos. Esto significa 119.1 millones de pesos más al autorizado en el PEC –385.4 por ciento más de incremento.

Al mismo tiempo se muestra que cuatro programas tuvieron diferencias de decremento con relación al PEC autorizado por la Cámara de Diputados, conforme a la siguiente tabla:

También al Programa de Pago de Servicios Ambientales, le es autorizado en dos partidas un total de 49.6 millones de pesos por la Cámara de Diputados. Este Programa tiene Apertura Presupuestal considerada por el Ejecutivo Federal, sin embargo, carece de asignación presupuestal.

Si uno suma los 77.7 millones de pesos faltantes de los programas señalados en la Tabla a los 49.6 millones de pesos del programa de servicios ambientales, se llega a un total de mil 27.3 millones de peso, que se requieren para cumplir el mandato de la Cámara de Diputados.

Al mismo tiempo a solicitud de las organizaciones sociales y a propuesta del GPPRD En el PEC forestal se inscribieron los siguientes nuevos programas con su respectiva asignación presupuestaria por la Cámara de Diputados para el 2005:

–Programa de Apoyo a la Comercialización de Productos Forestales con 9.9 millones de pesos.

–Programa de Conservación Indígena de la Biodiversidad con 9.9 millones de pesos.

Sin embargo, conforme al PEF del Ejecutivo Federal en ambos Programas no es posible identificar en que Apertura Presupuestal puede ejercerse dicho recurso.