EL-SUR

Jueves 23 de Septiembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

¿Qué pasó con el PREP?

Héctor Manuel Popoca Boone

Junio 12, 2021

Hechos. A las 8 de la noche del domingo pasado, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC), da a conocer los indicadores cuantitativos de tendencias que su Programa electoral de resultados preliminares (PREP) procesó parcialmente de las elecciones realizadas ese día, para elegir gobernantes, estatal y municipales, así como para legisladores locales.
El IEPC le encargó el diseño, montaje, pre operación y adiestramiento para la utilización del programa, al Centro de Investigación en Cómputo del Instituto Politécnico Nacional, con un costo alrededor de 38 millones de pesos, según cifras dadas a conocer por un diputado local. Monto que no es cualquier bicoca.
El PREP arrojó datos parciales que indicaban que la candidata Evelyn Salgado Pineda, (Morena y &), era la puntera en la votación y que aventajaba a su más próximo competidor, el candidato Mario Moreno Arcos, (PRI y &), con una diferencia de 7 puntos porcentuales. Tomaron como base el 38 por ciento de los datos de votos emitidos y plasmados en las actas de cómputo inicial, levantadas en las casillas electorales, en virtud de que el flujo de información al PREP “se paró”. Las causales esgrimidas del no logro del cumplimiento total de la operación del programa, se centraron en deficiencias en el suministro de energía eléctrica o en la conectividad digital, mismas que son de escasa credibilidad; toda vez que hubo revisiones técnicas previsoras del funcionamiento normal en las líneas eléctricas por parte de la CFE; y se contaba además con plantas y equipos auxiliares.
El INE sugirió al IEPC la no utilización del PREP, por el riesgo de un posible fallo. Por su parte, el INE, como medida cautelar, al filo de las 10:30 de la noche, dio a conocer que su Programa de Conteo Rápido, (PCR), daba una ventaja a Evelyn Salgado con un diferencial de votos respecto a los de Mario Moreno, de 3 puntos porcentuales, con base al 95 por ciento de los datos de votos emitidos.
Consecuencias. La suspensión del suministro oportuno de resultados de votos al PREP, ocasionó el no cumplimiento de uno de los principios rectores de la función electoral, establecidos en los dos magnos documentos constitucionales, federal y estatal; así como en las leyes de la materia, referentes al otorgamiento de “certeza” a la población en general, del transparente desenvolvimiento de todo el proceso electoral.
La situación se torna delicada para el IEPC, debido a que días antes de la jornada comicial del 6 de junio, el INE le advirtió, públicamente, de ciertas inconsistencias encontradas en los ensayos preoperativos de funcionamiento del PREP. Ante la disyuntiva que se le presentó al Consejo del IEPC de cancelar el programa multicitado bajo los principios de honestidad y responsabilidad institucional, éste optó por seguir adelante en el uso del PREP ante el temor de perder prestigio profesional y político, de carácter institucional.
La falla del PREP trajo el desconcierto inmediato por parte de la ciudadanía, partidos políticos y candidatos involucrados; con la natural suspicacia, molestia e incertidumbre, que pueden derivar hacia un estado de rijosidad verbal y de recelo electoral intenso; puesto que el diferencial en los indicadores de tendencias no es de magnitud relevante y puede variar a la alza o a la baja, con el real conteo oficial para el caso de la elección a la gubernatura estatal, mismo que dará inicio el día de hoy y terminará mañana por la noche.
Conclusiones. No debemos olvidar que el PREP (estatal) y el PCR (federal) son solo instrumentos para obtener “indicadores de tendencias”, por lo que no hay motivo substancial para que se exalten los ánimos o de plano, aparezcan los alborotadores y provocadores profesionales que traten de abortar aquello que todavía no alumbra: Los datos oficiales del verdadero conteo final.
Mientras tanto, es recomendable que los partidos políticos y candidatos permanezcan keep cool, pero muy atentos; y esperemos con cordura, prudencia y paciencia a que terminen cabalmente los plazos establecidos de conteo y de entrega de resultados comiciales provenientes de las autoridades correspondientes. Hagámoslo todos, por el bien de Guerrero.
Recordemos que el protagonista principal de la jornada electoral fue la ciudadanía electoral y está fuera de lugar alterar sin fundamento sólido lo hasta ahora logrado en forma pacífica y ordenada en las elecciones en Guerrero. Digna lección que dio la ciudadanía, que no es cualquier cosa en estas sensibles tierras del sur.
Por razonable pertinencia, como auto proclamado gobernador moral de Guerrero, me opongo a que, en las actuales circunstancias, en donde todavía no contamos con la totalidad de las cifras oficiales emitidas por las autoridades correspondientes, se demanden renuncias, juicios políticos, nulidades o se pronuncien amenazas de movilizaciones de militantes, sin mayor razón de ser. Máxime que la curva de la pandemia aún no se aplana en estos territorios.
Por último y no menos importante, considero que por los hechos ocurridos y por salud pública, una vez terminado el proceso electoral, procede aplicar las responsabilidades conducentes a quien corresponda; a partir de una auditoría externa al IEPC, de tipo administrativa, funcional, financiera y de calidad en la entrega de resultados.

[email protected]