EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Reforzar la salud

Marcial Rodríguez Saldaña

Octubre 01, 2020

 

Marcial Rodríguez SaldañaLas pandemias que han existido en el curso de la historia –entre ellas la Peste Negra– han sido generalmente largas, esto es que se han extendido por años. Es verdad que en la edad media y hasta antes de que se descubrieran las vacunas, la sociedad se

Las pandemias que han existido en el curso de la historia –entre ellas la Peste Negra– han sido generalmente largas, esto es que se han extendido por años. Es verdad que en la edad media y hasta antes de que se descubrieran las vacunas, la sociedad se encontraba indefensa frente a letalidad de estas enfermedades que trascienden los territorios de las naciones, pero hoy a pesar de los avances científicos, en el caso del Covid-19, todavía la humanidad se mantiene en una situación de incertidumbre.
1.- Cuando se detectó en China la Pandemia del Coronavirus, en diciembre de 2019 y luego se fue extendiendo por Asia, Europa, África y América, cada país la fue afrontando de diferentes maneras, por ello sus efectos han sido muy diversos. Al paso de los meses, cada vez más se tiene conciencia de la gravedad de esta enfermedad. En poblaciones numerosas, a causa de la constante movilidad social, el contagio ha sido multiplicador, en cambio en zonas rurales su transmisión ha sido mínima.
En México, aun cuando hay indicadores nacionales, la extensión de la pandemia en las entidades de la federación ha sido distinta, toda vez que algunos estados se han mantenido en semáforo rojo –ahora ya ninguno–, otros en naranja (16), otros en amarillo (15) y sólo Campeche a verde.
El hecho de que hoy ningún estado se encuentre en semáforo rojo, es un avance gradual, pero muy insuficiente.
2.- En este péndulo del Coronavirus, hay entidades como Guerrero, que han logrado pasar del semáforo rojo al naranja y luego al amarillo, pero algunos desafortunadamente, han retornado al naranja, como en el caso de Guerrero y existe riesgo de volver al semáforo rojo, lo cual es muy peligroso.
La pandemia de manera sorpresiva vino a trastocar al normalidad de la vida de la humanidad, la ha obligado a modificar todos sus hábitos y todas sus actividades sociales, económicas, políticas y culturales. Pero esto debe de entenderse que debe ser se manera temporal –por el menor tiempo posible– no podríamos mentalizarnos a que el Coronavirus y sus efectos de salud y económicos se pudiesen volver una vida normal.
Es cierto que va a ser complejo restablecer a plenitud la normalidad que existía antes de la pandemia, pero ello depende de la actuación de las autoridades y de la sociedad.
3.- La reapertura de las actividades económicas es sin ninguna duda una necesidad, pero esto debe hacerse con mucha responsabilidad, cuidando plenamente todas las medidas sanitarias para evitar que se incrementen los contagios, se puedan saturar los hospitales y aumenten las personas fallecidas por esta causa.
Lo conducente es que [email protected] acatemos estrictamente las indicaciones de las autoridades sanitarias en cada una de nuestras actividades, es esto, lo que realmente permitirá regresar a la “nueva normalidad”. Las autoridades civiles y de seguridad, deben ser muy estrictos en hacer valer el cumplimiento en todos los casos y sin excepciones, que se cumplan las normas sanitarias.
Es indispensable que se arraigue en la conciencia individual y colectiva la magnitud de la crisis sanitaria por la cual atraviesa la humanidad, pues se trata de una de las tragedias más graves que se han padecido en la historia.
4.- Los gobiernos deben reactivar y reforzar con mayor intensidad las campañas publicitarias para llamar a la población a respetar las medidas sanitarias, en esta tarea es muy importante la participación de todas las instituciones públicas, sociales, políticas, religiosas, culturales, y todas aquellas que puedan coadyuvar a esta noble tarea de contener progresivamente los contagios provocados por la Pandemia.
Los esfuerzos para crear la vacuna en contra del coronavirus se multiplican en el mundo, seguramente en 2021 habrá buenos resultados al respecto, pues la ciencia y los científicos son capaces de lograr este objetivo y superar este desafío.
En tanto llega ese momento, lo razonable es que [email protected] hagamos lo que nos corresponde tanto en al ámbito público y privado, de tal manera que en corresponsabilidad logremos transitar en el menor tiempo posible al semáforo verde y a vivir en la “nueva normalidad” reforzando el cuidado de nuestra salud.

marcialrodriguezsaldana.mx