EL-SUR

Lunes 17 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Relanzar el Pacto

Arturo Martínez Núñez

Octubre 30, 2018

La semana pasada la sociedad guerrerense, particularmente la de Acapulco, fue conmocionada por el asesinato, a manos de la delincuencia, de dos personajes muy queridos y reconocidos.
El incremento de la actividad delictiva en fechas recientes no puede analizarse como un hecho aislado.
Los grupos delincuenciales tratan de presionar a las autoridades entrantes y a las activas para conseguir mantener el status quo.
No olvidemos que estamos en medio de una guerra y que no saldremos de ella hasta que cambien los paradigmas.
Hace poco más de un año, durante su segundo informe de gobierno, el gobernador Astudillo convocó a un Pacto por la Seguridad de Guerrero. En este mismo espacio señalamos entonces que un pacto sin responsables, tiempos de ejecución y tareas específicas quedaría en el plano enunciativo.
Un año después, la realidad política es diferente pero la situación de seguridad es la misma. Es un momento preciso para evaluar lo que se hizo y lo que se dejó de hacer en la materia y juntos como Estado –Legislativo, Ejecutivo y Judicial en los tres ordenes de gobierno– relancemos la idea de un frente común para vencer al crimen atacando las causas que lo generan.
No es momento para aventarnos la bolita unos a otros. Es momento de unidad y de acción.
Es momento de convocar a la sociedad civil organizada que reclama indignada que las autoridades actúen.
El problema es de todos y la solución debe de venir de todos.
La estrategia de intentar ocultar el mal no ha funcionado. Es necesario aceptar el problema, verbalizarlo, visibilizarlo y reconocerlo. Nada ganamos volteando hacia otro lado y evitando hablar del mal con la idea de no hablar mal del camello.
Hoy tenemos un nuevo Congreso del estado, en los 81 ayuntamientos hay nuevas administraciones, el gobierno federal está a un mes de tomar su encargo. Es indispensable sentarnos nuevamente a pactar para la seguridad.
El gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre, lanzará una importante ofensiva para atacar las causas que generan la delincuencia. También ha anunciado nuevas estrategias operativas para enfrentarla con mayor eficacia. Ha anunciado incluso que todas las mañanas a las 6:00 en punto, encabezará personalmente una reunión con el gabinete de seguridad para recibir el parte de novedades y tomar acciones al momento. Ha pedido que en las entidades federativas se haga lo propio y ha anunciado una nueva sectorización del territorio nacional para poder atender la vasta geografía de México con mayor efectividad. El
presidente electo ha hablado también de Mando Único nacional y mandos únicos regionales y estatales para coordinar a toda la fuerza del Estado mexicano y actuar articuladamente.
Las instituciones del Estado no se pueden allanar ante el embate del crimen.
Me llama la atención poderosamente la iniciativa de un grupo de creadores y promotores culturales de Acapulco, a convocatoria de la escritora Iris García Cuevas, que están convocando a realizar un “Festival de Poesía Amorosa” en distintos puntos de la ciudad: “Lectura en voz alta en plazas, mercados, semáforos… puro amor hecho palabra por todos lados… No sólo poetas, ciudadanos en general que quieran leer su poema de amor favorito para todos… Porque si no es el amor, ¿cuál es el otro extremo?”.
Otros especialistas en el tema de la paz como Carlos Juárez, están llamando a “pasar de la manifestación a la organización. De la indignación a la denuncia pública. De la resignación al empoderamiento. Del miedo a la acción. Del horror a la esperanza”.
Retomemos la iniciativa popular. Organicemos la solución entre todos. Que el gobierno haga su parte, pero que la sociedad civil no deje de hacer la suya. Participemos todos porque en este cayuco llamado Guerrero vamos trepados todos y más nos conviene llegar a buen puerto.