EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Reparto zonal de becas

Humberto Musacchio

Marzo 25, 2019

Reparto zonal de becas

Se celebró en Monterrey el primero de foros regionales del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Como era de esperarse, en nombre del anticentralismo se propuso que las becas del Fonca se entreguen no por méritos, sino por zona geográfica. Tamaña estupidez pretende omitir que en la Ciudad de México se ubica la mayor concentración de talentos, lo que obedece a que en la capital están las mejores y mayores oportunidades de estudio, empleo y desarrollo intelectual, lo que atrae a creadores de todo el país, quienes no son culpables de que exista el centralismo, sino que éste obedece a razones históricas. Todos los países, en cierta medida, presentan un fenómeno semejante. En Estados Unidos, para la creación artístico-intelectual son importantes San Francisco o Chicago, pero la mayor concentración de talento está en Nueva York. En Francia ocurre algo semejante con París y en Gran Bretaña con Londres. Incluso en España, donde Barcelona fue la metrópoli cultural durante los años oscuros del franquismo, los gobiernos del PSOE y de PP han desplegado políticas para dar ese lugar a Madrid. Asignar cuotas por estado o región constituiría un monumental aporte a la mediocridad.
Responde Esther Hernández

Antonio Martínez Velázquez, director general de Comunicación Social de la Secretaría de Cultura, hizo llegar a esta columna la respuesta de Esther Hernández a la acusación de plagio y desvío de recursos hecha por Antonio Coello, misma que apareció en este espacio la semana pasada. La aludida responde que se entregaron los dineros a una asociación civil y no a Coello porque “los recursos sólo pueden otorgarse a instituciones estatales de cultura o asociaciones civiles que sean donatarias autorizadas (Esther Hernández omite que SerSocial, la AC a la que se entregó el dinero en ese momento no era “donataria autorizada”). Agrega que al proyecto se agregó un pago a CerSocial A.C., “para el diseño metodológico y pedagógico de intervención cultural de los Colectivos Comunitarios de Creación Artística de México, Cultura para la Armonía, así como la evaluación de los mismos por un monto de 670 mil pesos”, por lo que cabe preguntar con permiso de quién, porque el proyecto original era de Coello, además de que eso del “diseño metodológico y pedagógico de intervención cultural” suena a moneda falsa, mero pretexto para justificar erogaciones ajenas al proyecto. Igualmente, resulta extraño que lo planeado por Coello, que era lo central, reciba a fin de cuentas menos dinero que el diseño de marras.

Aplaude a Javier Aranda

Hace una semana citamos aquí a Javier Aranda, quien en su columna de La Jornada preguntó si se debía seguir “subsidiando a los creadores para que produzcan” o si hay que trabajar en la formación de nuevos públicos; si procedía “seguir pagando altísimos seguros para traer exposiciones importantes” o mejor se creaba un seguro de Estado como existe en otros países. Aranda censuró también que a la Academia Mexicana (la de la lengua) se le otorguen más de 300 millones para su nuevo edificio o que cada miembro de El Colegio Nacional reciba más de 160 mil pesos mensuales sólo por pertenecer a esa corporación. Ahora es un lector de esta columna, Antonio Deister, quien considera “excelente” lo dicho por Aranda, pues “conoce muy bien el medio” (intelectual) y sus propuestas “son dignas de tomarse en cuenta” para que el Estado evite “dispendios inútiles”. Me pregunto, dice el señor Deister, “en qué contribuyen hoy la Academia Mexicana (de la lengua) y los miembros del Colegio Nacional con proyectos sociales y científicos viables que resuelvan los temas torales de México”. Finalmente, señala que los integrantes de esos organismos “actúan como miembros pasivos (si bien preparados) de un club social.”

Breviario…

Dentro del ciclo Grandes Maestros de la UNAM, la doctora María Teresa Uriarte dictará el curso El arte prehispánico, ¿es arte? Las sesiones serán del 8 al 11 de abril, de 17 a 19 horas, en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario. Informes en grandesmaestros.unam.mx o en [email protected] o en los teléfonos 5622-6605 y 5622-7070. @@@ Jesusa Rodríguez, senadora por Morena, súbitamente convertida en teórica de la gastronomía, afirma que los conquistadores trajeron los cerdos y los habitantes de lo que ahora es México pusieron las tortillas, de donde nacieron los tacos de carnitas. Hasta ahí bien, pero luego agregó que cada vez que comemos esos tacos estamos festejando la caída de Tenochtitlan. Que sea menos. @@@ Los Insurgentes, expendio de pulques finos, es algo más que un abrevadero de rico neutle. Es también un muy activo centro cultural que ahora, contra viento y marea(dos), llega a su noveno aniversario. Sí, nueve años de servir como sala de conferencias, mesas redondas, exposiciones, conciertos y cine. ¡Hip! @@@ Se constituyó Artículo 27, asociación civil que se propone litigar en favor del patrimonio artístico y los derechos culturales. Por lo pronto, Artículo 27 ya demandó la aparición de la vieja maquinaria escénica del Palacio de Bellas Artes, probablemente vendida como chatarra.