EL-SUR

Miércoles 10 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Opinión

Reporte de contaminación por plásticos de Greenpeace

Octavio Klimek Alcaraz

Junio 18, 2022

El pasado 8 de junio de 2022, la organización ambientalista Greenpeace México presentó un reporte sobre la contaminación por plásticos en zonas costeras de Veracruz. El estudio a mi juicio es significativo debido a que presenta datos sobre lo que significa la contaminación por plásticos en los ecosistemas costeros no sólo de Veracruz, sino del país, ya que pueden ser extrapolados a otras áreas del territorio nacional.
Me permito presentar la información más relevante de dicho reporte, citando su texto con leves modificaciones los párrafos seleccionados a continuación. El reporte puede encontrarse en la página electrónica: https://www.greenpeace.org/mexico/noticia/50928/greenpeace-presenta-reporte-sobre-la-contaminacion-por-plasticos-en-veracruz-y-hace-un-fuerte-llamado-a-la-camara-de-diputados-y-diputadas/.
Este estudio fue encabezado por el doctor Luis Alberto Peralta del Instituto Tecnológico de Veracruz, así como con la participación de investigadores de Greenpeace México (Peralta-Peláez L.A, J. Santander-Monsalvo, O.O. Rivera-Garibay y O Garelli-Ríos. 2022. Amenaza plástica: un problema en las costas veracruzanas. Greenpeace México. 44 pp).
La investigación consistió en un monitoreo de la presencia y caracterización (tipo de plástico, tipo de producto, marca) de los residuos plásticos en 11 playas de la zona conurbada Boca del Río-Alvarado, en las islas y sus lagunas arrecifales del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV) y en la parte baja del río Jamapa- Cotaxtla.
Se realizaron un total de cuatros campañas de muestreo que corresponden a 16 salidas a campo que equivalen a 104 visitas a los sitios de muestreo donde en el 66.8 por ciento de ellos se encontró plástico.
Se contabilizó un total de 4 mil 344 ítems plásticos, agrupados en distintos tipos de plásticos, destacando fragmentos plásticos y botellas de PET:
Fragmentos de poliestireno expandido o unicel (EPS) (27 por ciento)
Botellas de tereftalato de polietileno (PET) 22 por ciento
Botellas, tapas y costales de polipropileno (PP) 18 por ciento
Otros plásticos 16 por ciento
Calzado diverso 5 por ciento
Desechables diversos 4 por ciento
Artículos de polietileno de alta densidad (HDPE) 5 por ciento
Buena parte de los residuos encontrados corresponden a productos plásticos de un solo uso, como las botellas y las tapas, así como los desechables de diversos tipos. Los materiales que se lograron identificar con mayor frecuencia a lo largo del estudio fueron las tapas de polipropileno, fragmentos de plástico, botellas de PET, calzado y desechables. Por otro lado, las botellas y tapas de polietileno de alta densidad y los desechables son los residuos que aparecieron en los cuatro ecosistemas estudiados.
Las playas e islas fueron los ecosistemas con mayor presencia de ítems plásticos (n = mil 422) (n = mil 101), sin embargo, el mayor aporte de los ítems registrados en las playas fue de las de la porción sur de la desembocadura del río Jamapa.
Derivado del análisis de los ítems encontrados en las distintas zonas de estudio, se buscó identificar la marca comercial de cada pieza plástica. La marca comercial se obtuvo de las muestras que aún portaban alguna etiqueta o marca con algún nombre o logotipo que permitió su identificación en laboratorio. Como resultado, se lograron identificar 382 marcas comerciales, de las cuales 269 marcas comerciales se asociaron a 159 compañías nacionales y transnacionales.
También se analizó el número de ítems plásticos pertenecientes a cada una de estas compañías registradas previamente. Del total de 4 mil 344 ítems contabilizados, el 25 por ciento (mil 104 ítems) pudieron ser rastreados hasta el nombre de la compañía que fabrica este producto.
Entre las compañías con mayor número de productos plásticos encontrados en los ecosistemas costeros, se encontró a The Coca Cola Company con el 35 por ciento (389) de piezas plásticas asociadas a sus productos comerciales. También destacaron otras compañías como Pepsico, Colgate Palmolive, Keuring Dr Pepper, Unilever, Procter & Gamble, Nestlé, Quala y Grupo Danone. Además, sobresalen compañías mexicanas como Industrias Clarasol, Grupo Bimbo, Grupo Lala, Alpura, Industrias Patrona y Pisa Farmacéutica.
En el trabajo se hace énfasis que los datos muestran resultados semejantes a los de otros informes de auditorías de residuos que, aunque utilizan metodologías distintas, han buscado identificar a las principales marcas que contribuyen a la contaminación por plásticos. Asimismo, los residuos plásticos hallados en los ecosistemas tienen nombre y apellido, es decir, que es posible identificar a las empresas que producen y comercializan los productos plásticos de un solo uso que terminan contaminando el planeta cuando se vuelven residuos. Como lo demuestra esta investigación, la mayor parte de los residuos que llegan a los ecosistemas acuáticos son plásticos de un solo uso, donde destacan por ejemplo botellas de PET para bebidas y tapas, lo que se corresponde con la presencia de refresqueras como The Coca-Cola Company y Pepsico en los primeros lugares por el número de residuos hallados.
El estudio hace énfasis de que la degradación de los plásticos termina fragmentándolos en microplásticos e incluso en nanoplásticos. Son estos pequeños fragmentos los menos visibles y los que más daño están generando a la biodiversidad y al ser humano, ya que existe evidencia científica en la que consta que cada vez se incorporan más micro y nano plásticos en los tejidos y órganos de los seres vivos y además están presentes en agua y aire. Si bien deben hacerse más investigaciones sobre los efectos de los plásticos en la salud humana y en la biodiversidad, los potenciales impactos están presentes y por ello es necesario tomar medidas urgentes para frenar este problema.
Greenpeace considera que el problema de la contaminación por plásticos no es sólo una cuestión de un manejo de residuos inadecuado, sino que en el centro del problema se encuentra la producción y el consumo masivo de productos diseñados para desecharse. En este sentido, identificar a las empresas que contribuyen más a la basura marina es de suma importancia porque de esta forma puede señalárseles su responsabilidad en el problema y demandarles que asuman medidas para contribuir a su solución.
Por todo ello, en el reporte Greenpeace recomienda la necesidad de reformar de manera urgente la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, para entre otros aspectos incorporar el principio de la Responsabilidad Extendida de los Productores, en el cual la responsabilidad del productor, física y/o financiera por su producto se extiende a la fase de post-consumo del ciclo de vida del producto. Esto implica entonces que los productores incorporen consideraciones ambientales en el diseño de los productos que ponen en el mercado, asimismo buscan prohibir los denominados plásticos de un solo uso en el país.
Greenpeace indica que no sólo se trata de regular, sino también transformar la cultura de consumo de quienes compran estos productos y mejorar los sistema de gestión de residuos de las ciudades del país. La cultura del usar y desechar debe quedarse atrás, nuestro planeta necesita cambios sistémicos y para ello transitar hacia la reutilización y el refill es esencial.
P. D. Por un error de redacción se señala en el artículo de la semana pasada (El Sur 11 de junio de 2022), sobre la vulnerabilidad ante el cambio climático de Guerrero, que los aumentos del nivel del mar en Acapulco hacia el año 2100 pueden llegar a ser de hasta mil 234 metros, el dato correcto de dicho escenario es, que el incremento puede llegar a ser 1 metro con 234 centímetros. Dato igualmente preocupante.