EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Sala de Arte Impúdico Siqueiros

Humberto Musacchio

Junio 03, 2019

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

 

 

Hace unos días, el crítico de arte Alberto Híjar tachó al performance escatológico Gelitín sincronizado Gelatín de “divertimento conceptualista del peor posmodernismo” y hasta de agresión al patrimonio nacional, pues se realiza en un espacio del Estado, la Sala de Arte Público Siqueiros. Ahora es la también crítica Avelina Lésper quien escribe sobre el citado espectáculo en el cual los integrantes varones se fotografían “presumiendo sus erecciones” y hombres y mujeres despliegan sus dotes “artísticas” embadurnando una larga tela o papel con los pinceles que portan clavados en el ano. “Es el arte oficial que apoyan con becas y promueven, envían a eventos internacionales y denominan públicamente como ‘orgullo nacional’”, dice Lésper. Por supuesto, los funcionarios de Bellas Artes y sus “artistas” pueden hacer con su trasero un papalote y con el papalote un cucurucho, pero no con nuestros impuestos, ¡Por favor!

Libro de Alberto Barranco

El incansable Alberto Barranco Chavarría, quien además de excelente columnista financiero es un ejemplar esmognauta, acaba de publicar un nuevo y sabroso libro: Ciudad de historias (Ed. Grijalbo), en el que despliega su amplísimo conocimiento de la urbe, sus lugares y personajes. El libro es un viaje sentimental por lo que hemos perdido y lo que nos queda: la casa Requena, la casa de la Malinche y la de la Acequia, donde se halla el librero Enrique Fuentes con su librería Madero; el Toreo de la Condesa, la vieja estación de Buenavista, El Moro (no la churrería sino el edificio de la Lotería Nacional), el Hospital de Jesús y La Castañeda; los cines que fueron y ya no son, el Frontón México, las veladoras de Santa, Lecumberri, los hoteles Regis y Del Prado, los tranvías en mala hora extintos, los cafés, las barriadas, y todo aquello que dio perfil a la ciudad e identidad a sus habitantes. Un hermoso libro.

Enrique Álvarez Barajas

Murió Enrique Álvarez Barajas, el Gary, uno de los jóvenes a quienes impulsó a escribir Gustavo Sáinz. En 1977, Gary le entregó a don Joaquín Díez Canedo (editorial Joaquín Mortiz) una novela titulada Hasta los huesos, en la que glosaba su experiencia como peluquero, pues lo fue de la pomadosa barbería Le Parisién del Paseo de la Reforma, donde le tocó atender a Octavio Paz y a Gonzalo Martínez Corbalá. Finalmente, don Joaquín no publicó la novela. Luego, Enrique trabajó en unomásuno, en la Editorial Duda, donde era el favorito de Guillermo Mendizábal, y finalmente en La Jornada, además de desempeñarse como locutor de TV UNAM. En 1985 decidió irse a vivir en su ranchito de Cotija, Michoacán, donde se casó y asociado con sus hermanos fundó una industria de agroalimentos, compró tierras, fundó un fraccionamiento y el Club Campestre del lugar. “Se hizo ranchero –dice David Martín del Campo–, hablaba como ranchero, conversaba con las vacas y las chivas… y se volvió campeón de billar en el pueblo. Fue, por decirlo brevemente, un ranchero feliz con ideas de izquierda. Renunciar a la civilización, después de todo, no es tan malo.”

De Bolshevikis a Bolcheviques

En 1986 apareció Bolshevikis. Historia narrativa de los orígenes de comunismo en México 1919-1925, obra de Paco Ignacio Taibo que, si mal no recuerdo, ya había dado un adelanto de esa historia en Memoria roja, un libro que hizo con el desaparecido pero no olvidado Rogelio Vizcaíno. Ahora, corregido y considerablemente aumentado, Bolshevikis aparece como Bolcheviques (quizá por razones comerciales) y otra vez fluye un gran trozo de la historia mexicana e internacional, con sus innumerables sacrificios, su heroísmo y sus traiciones. Una lectura apasionante.

Premio René Avilés Fabila

La fundación René Avilés Fabila, con el respaldo de la Secretaría de Cultura capitalina, la UNAM, la UAM, la BUAM, la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y la Escuela Carlos Septién, convoca al segundo Premio Nacional de Periodismo Cultural en cuatro categorías: nota en prensa escrita, nota en prensa digital, nota televisiva y nota radial. Podrán participar exclusivamente periodistas mexicanos residentes en el país o en el extranjero. El premio al primer lugar en cada categoría es de 25 mil pesos y habrá un Premio de Trayectoria dotado con 50 mil del águila. Los trabajos deberán enviarse a la citada fundación (Yácates 242, Col. Narvarte Oriente, CP 03020, Ciudad de México). Mayores informes en fundació[email protected] o en el teléfono (55) 5639-5910.

Breviario…

Nos informa Gustavo Marcovich que antier, sábado, comenzó la Feria del Libro de Valle de Bravo, misma que continuará toda esta semana hasta el próximo día 8. Participan editoriales como Ficticia, Tintable, Mantarraya, Mango de Hacha y varias más. @@@ Fue “renunciada” Cristina Rascón como coordinadora nacional de Literatura del INBA por no respetar el anonimato de quienes participaban en cuatro certámenes literarios organizados por su Coordinación. Los concursos serán convocados nuevamente, pero el daño para los aspirantes ya está hecho. @@@ La mexicana Gloria Gervitz obtuvo el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda que antes obtuvieron José Emilio Pacheco y Juan Gelman.