EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Se nos fue Rina Lazo

Humberto Musacchio

Noviembre 04, 2019

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

A96 años de haber nacido en Guatemala, de donde llegó para hacerse mexicana, Rina Melanie Lazo Wasem, más conocida como Rina Lazo, falleció la madrugada del viernes en su amado Coyoacán. Rina fue integrante del grupo conocido como Los fridos, tuvo un paso fugaz por el Taller de Gráfica Popular y fue ayudante de Diego Rivera en el mural del extinto Hotel del Prado y en el estadio de la Ciudad Universitaria y ella misma ejecutó murales, como las reproducciones de Bonampak en el del Museo Nacional de Antropología y el que realizó en el metro Bellas Artes, entre otros. Memorables son las posadas que organizaban ella y su marido, el también artista Arturo García Bustos, fiestas a las que asistía lo más granado del arte mexicano en el que ella inscribió orgullosamente su obra. Hace apenas unos días la veíamos rebosante de vida y hoy la despedimos con pesar.

El INAH, sin dinero, pierde

En París, la firma Sotheby’s remató un lote de arte prehispánico y por enésima vez, saqueadores y mercaderes de estos tesoros mostrarán un burlona sonrisa de satisfacción, pues volvieron a consumar un negociazo con piezas robadas, aunque casi la mitad de ellas presumiblemente son falsas. El Instituto Nacional de Antropología e Historia, en la miseria, se limitó a levantar un acta ante la Fiscalía General de la República, lo que por supuesto no sirvió para maldita la cosa. Lo que debió hacerse, con toda anticipación, fue contratar un buen bufete jurídico de la capital francesa para impedir el atraco. Pero eso no es posible si se considera que el Instituto ni siquiera puede pagar lo elemental, pues entre otras medidas, ya canceló el contrato que tenía con la empresa que le proporcionaba los servicios de internet por unas decenas de dólares. ¿Y Alejandra Frausto? Bien, gracias, celebrando el salvaje recorte presupuestal que tiene a las instituciones culturales en la inopia.

Murió la poeta Perla Schwartz

En la Ciudad de México, donde nació en1956, falleció la escritora Perla Schwartz, quien era licenciada en Periodismo por la Escuela Carlos Septién García, de la que fue profesora. Participó también en el taller de poesía de Isabel Fraire, fue guionista de Televisa y desempeñó oficios ingratos para financiar su trabajo poético y ensayístico, porque los intelectuales no son fifís, como creen algunas autoridades, sino gente que, como todos, lucha por ganarse el pan y autofinanciarse para escribir novela, poesía o lo que se puede. Perla, compañera de trajines periodísticos, nos deja poemarios como Casa de lluvia o El trazo de la memoria, lo mismo que ensayos entre los que se cuentan Rosario Castellanos, mujer que supo latín y El quebranto del silencio, que aborda varios casos de mujeres poetas que acabaron en el suicidio.

Rescatan textos de El Booker

El sello editorial Cofradía de Coyotes publica a varios escritores malditos y a algunos malditos escritores. En los primeros está Jesús Luis Benítez (1949-1980), llamado El Booker porque se formó en forma autodidáctica, como Booker T. Washington, esclavo liberto que al término de la guerra civil estadunidense se educó y acabo por fundar dos universidades para la gente de origen africano. Nuestro Booker contaba que sólo había estudiado hasta el tercer año de primaria y que muy joven trabajó como machetero de un camión materialista y que en los viajes se tendía sobre las varillas o los sacos de cal o de cemento para leer a Dostoievsky, Víctor Hugo y otros clásicos. Como periodista, cobró relevancia por su entrevista a “la encuerada de Avándaro”, originalmente aparecida en la revista Rolling Stone, y ahora incluida en el libro A control remoto y otros rollos, uno de los títulos más representativos de la literatura de la Onda, con prólogos de Arturo Trejo Villafuerte y del finado Xorge del Campo, con quien Jesús Luis compartió páginas literarias y numerosos viajes sin moverse de su lugar.

Breviario…

Las tormentas que han azotado la capital en los últimos días dañaron varios paneles del Polyfórum Cultural Siqueiros. La familia Suárez, dueña del predio donde está el monumento, señaló que es necesario un rescate integral de esa obra de David Alfaro Siqueiros, lo que condiciona a que el gobierno capitalino otorgue los permisos para construir un edificio de 48 pisos que acabaría por encerrar el Polyfórum, que por lo visto no interesa tanto a los hijos del generoso mecenas que fue don Manuel Suárez. @@@ El escritor Alejandro Sandoval fue invitado a participar en un homenaje a su padre, el gran Víctor Sandoval, pero contra lo que se estila en estos casos, la directora del Centro de Investigación y Estudios Literarios de Aguascalientes, el CIELA, le pidió que él cubriera sus gastos de traslado y estancia. Alejandro, indignado, respondió que él no contaba con fondos para el traslado. Lo peor es que nuevamente se evidencia el ahorcamiento de las instituciones culturales. Ya habrá ocasión de rendir homenaje al creador del programa y la revista Tierra Adentro, al hombre que promovió la apertura de decenas de casas de la cultura en todo el país y que dirigió con acierto el Instituto Nacional de Bellas Artes. Otra vez será.