EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Segundo informe de AMLO

Marcial Rodríguez Saldaña

Septiembre 03, 2020

 

Los gobiernos neoliberales autoritarios del pasado en México tenían formas de actuación pública muy acartonadas. Los presidentes de la República, varios de ellos ilegítimos, producto de fraudes electorales –como Felipe Calderón y Peña Nieto– muy poco se exponían a los medios y la opinión pública, solo cumplían mínimos formalismos, pero se mantenían muy distantes del pueblo.
1.- En el caso de Andrés Manuel López Obrador, quien ganó la Presidencia de la República con el voto libre del pueblo –con una gran legitimidad– ha cambiado las formas de la vida pública para conducir el gobierno con una nueva visión, más de fondo, sin dejar de cumplir con sus obligaciones constitucionales y legales. Así ha ocurrido, con el deber de informar al Congreso de la Unión –senadores y diputados federales– del Estado que guarda la administración pública federal en este segundo año de su gestión gubernamental; pero también ha mantenido informado directamente al pueblo mediante informes en fechas importantes como el primero de julio –para mantener viva esa fecha en que en el año 2018 el pueblo de México en forma pacífica y democrática derrocó al régimen neoliberal– y el primero de diciembre –para recordar la fecha en que asumió el encargo de jefe de Estado y de gobierno– y también informando directamente al pueblo en las conferencias presidenciales, de lunes a viernes, cada mañana.
2.- El segundo informe del Presidente se da en un contexto muy complejo, en medio de dos crisis mundiales: la sanitaria y económica. Los gobiernos neoliberales heredaron un Sistema de Salud Nacional en ruinas, con hospitales sin equipamiento, otros sin terminar de construirse, sin médicos suficientes, sin especialistas para atender la pandemia del coronavirus; en esas condiciones, se confió a un equipo de expertos la responsabilidad de ocuparse de este problema; se adquirieron equipos e insumos en el extranjero para dotar a los hospitales públicos de este material; se contrataron miles de médicos para auxiliar al personal de base del personal de salud; se firmó un convenio con empresarios de hospitales privados para que atendieran a pacientes que normalmente usan los hospitales públicos; en general ha existido una coordinación y apoyo a los gobiernos de las entidades federativas. A la fecha, ya hay algunos estados de la República que han entrado a semáforo amarillo y en la medida que la población acate las indicaciones de las autoridades de salud, progresivamente todos podremos llegar al semáforo verde.
3.- La crisis económica mundial se generó por la parálisis de la industria, del comercio, del turismo. Ante esa situación, los conservadores plantearon salidas fáciles y tradicionales, como son el endeudamiento, la suspensión o prórroga de pago de impuestos, para favorecer a los potentados. La propuesta del Presidente fue impulsar una política de austeridad mediante un fuerte ajuste a los salarios de los altos funcionarios del gobierno federal, recortar gasto corriente, disminuir la burocracia, ofrecer créditos a microempresarios, cobrar los impuestos a grandes empresas deudoras, mantener y adelantar los apoyos a los grupos vulnerables como los adultos mayores, las personas con discapacidad, las becas a los estudiantes, a los programas como Sembrando vida, Jóvenes construyendo el futuro y la inversión pública en los proyectos del aeropuerto internacional Felipe Ángeles en la Ciudad de México, la terminación del tren de la capital de la República a Toluca, el tren interoceánico de Tuxpan, Veracruz a Salina Cruz Oaxaca y el tren Maya.
A la fecha, la reactivación económica esta en ascenso y en la medida de que se acaten las medidas sanitarias se podrá volver con la nueva normalidad a la total actividad económica.
4.- La inseguridad como un problema estructural endosado por los gobiernos neoliberales, es uno de los asuntos que mantiene ocupado al Presidente quien diario sostiene reunión de gabinete para atenderlo, lo cual se replica en todos los estados, con las mesas para la pacificación; según los datos duros, la inseguridad va disminuyendo progresivamente; la Guardia Nacional se va consolidando y eso garantiza tener un cuerpo civil de combate a la delincuencia a la par de que se atacan las causas de este problema desde la raíz, mediante programas sociales.
El tema de mayor relevancia que trató en su informe el Presidente de la República, es el del combate a la corrupción, en donde sin ninguna duda hay una acción del gobierno federal sin tregua, en tanto que es el problema más grave en nuestro país, y será su principal legado.
De los cien compromisos que hizo en su campaña AMLO con la ciudadanía, a menos de dos años de gobierno ha cumplido noventa y cinco. La evaluación que hace el pueblo de su gestión –en medio de las crisis sanitaria y económica–, según los medios y encuestas conservadoras, oscila en un 60 por ciento, pero en realidad tiene una aprobación del 70 por ciento del pueblo de México.

marcialrodriguezsaldana.mx