EL-SUR

Sábado 15 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Semana redonda de Zeferino

Arturo Martínez Núñez

Enero 13, 2005

 

 

La campaña de Zeferino Torreblanca termina una etapa más con excelentes resultados. En tiempos electorales, no sólo pasa lo que pasa en los medios. Hay actos que no son publicados o a los que se les dedica sólo un par de líneas y sin embargo transforman los escenarios para siempre.

El jueves 6, el candidato recorre Tianquizolco, Chilacachapa y Apetlanca en la región norte de estado, luego, en Cuetzala del Progreso, dice que la izquierda progresista tiene la oportunidad de demostrar desde el poder su capacidad para revertir las condiciones de pobreza y abandono. Menciona que el proyecto político del país pasa necesariamente por la elección del 6 de febrero y muestra indicios de lo que será su reforma política administrativa: “A partir de febrero debemos de pasar a la preparación de los cuadros que habrán de ocupar los lugares en el Congreso. Habremos de impulsar una ambiciosa agenda legislativa. Por ejemplo, reformar la ley que regula a los municipios, para poder elegir a los regidores no en listas sino por distritos y así convertirlos en diputados municipales y al cabildo en una cámara legislativa”.

En Los Sauces rinde homenaje a Teloloapan como factor clave en la lucha por la democracia en Guerrero y visita Temaxcalapa donde lo reciben los hermosos acantilados. En Tonalapa del Río, Zeferino da su mensaje bajo la sombra de los mangos y mameyes.

El viernes fue un día especial. Al salir de una entrevista en La Explosiva, Zeferino decide ir andando a su próxima cita. Atraviesa los portales de Chilpancingo donde es saludado amablemente por los voceadores y por el resto de transeúntes que miran sorprendidos a su candidato. En la capital se respira un aire distinto. Por la noche se confirmarán los indicios.

En Quechultenango, Zeferino lamentó el estado del río Azul que antes era un hermoso paseo. En San Miguel saludó a la población reunida en la cancha. En Mochitlán, recordó que Guerrero va a la cola en eficiencia terminal y en cambio ocupa los primeros lugares en analfabetismo y defunciones al parir. En Tepechicotlán, la gente lo detuvo a la orilla del camino para otro saludo de paso. En Petaquillas, Zeferino fue recibido por un zorro a caballo y por varias hermosas jóvenes ataviadas con antifaces. En la cancha central que lucía repleta, el candidato recuerda la frase de John F. Kennedy: “No pregunten qué puede hacer Guerrero por ustedes; pregúntense qué pueden hacer ustedes por Guerrero”.

En Chilpancingo, la del viernes, fue la noche en que selló el romance entre la capital y el candidato. Una multitudinaria y efusiva marcha acompañó a Zeferino a lo largo de algunas de las calles más tradicionales de la ciudad. El grito de “Ea ea ea, el PRI se tambalea” hizo vibrar a la gente. De los balcones y de las puertas, la gente asomaba para expresar su apoyo. Al llegar a la plaza de San Mateo, esta lucía ya a reventar. La euforia de la gente es impresionante. Zeferino promete que se va a venir a vivir a Chilpancingo. Pide que nadie se preocupe, que no piensa cambiar el pozole por el ceviche ni el mezcal por las congas de Acapulco. Invitó a la gente a que le enseñe Chilapancingo y cada uno de sus rincones. Esta noche es la noche en que los chilpancinguenses se volvieron costeños, la noche en que el frío viento se convirtió en cálida brisa tropical.

En la mañana del sábado 8 de enero aún se saborea la noche anterior cuando el mercado de Chilpancingo vuelve a sacudirnos. Los locatarios reciben de muy buena gana a Zeferino y al final del recorrido, se realiza un breve mensaje en el estacionamiento donde no cabe nadie más y la gente tiene que subirse al puente peatonal para ver al candidato.

En Zumpango, al filo del mediodía, miles lo reciben a un costado de la gasolinera. La mayoría son aliancistas seguidores de Carlos Sánchez Barrios. Las mojigangas encabezan el río humano que desboca en la alameda a reventar.

Empieza a circular el rumor de que Consulta Mitofsky ha subido la encuesta que hizo por encargo del PRI a su página de internet. La lectura es muy simple: Zeferino encabeza las preferencias electorales en poco más de 4 puntos. La larga mentira del PRI cae víctima de la propia empresa que contrató.

En Chichihualco la historia se repite, cientos de personas reciben a Zeferino y le llaman gobernador.

Por la noche, 5 mil personas marcharon en Tierra Colorada. Nadie lo podía creer. El discurso es de la gente que habla con entusiasmo que se junta y marcha en una manifestación colectiva plural. En la cabecera del municipio de Juan R. Escudero la gente resucita el alma socialista y fundadora de instituciones del héroe y mártir acapulqueño.

El domingo comienza con un mitin en Plan de Los Amates donde el alcade Alberto López Rosas despeja cualquier duda: “Quienes pensaron que nos distanciaríamos de este proyecto, quienes pensaron que las diferencias eran para siempre, se equivocaron”. El ex campeón mundial de boxeo, Marcos Villasana, manifiesta su apoyo al candidato. Dice: “Zeferino, el PRI me trató mal; con usted me voy a morir”.

En El Coloso, ante la estatua de un Fidel Velázquez que parece mirar con nostalgia hacia los días en que la voluntad de un puñado de hombres podían sobre la voluntad del pueblo, Zeferino luce de buen humor. Está en casa y la gente se lo hace saber: le grita, le recomienda, lo previene. Llama a los acapulqueños a no confiarse, a no echarse a la hamaca y a no poner pretextos para salir a votar el domingo 6 de febrero: “Nada de que estoy crudo o cansado”. Al caer la tarde, en un salón ubicado a un costado de la clínica 26 del IMSS, Zeferino se reune con el Sindicato Único de la Industria Refresquera.

Zeferino se declara en contra del sindicalismo maniatado y corporativista. Recordó que cuando él llegó al ayuntamiento de Acapulco, solo el 22 por ciento de los trabajadores tenían prestaciones de seguridad social, y que cuando terminó su periodo, lo tenían cerca de 80 por ciento; además, 150 trabajadoras de limpia fueron inscritas en la seguridad social y se creó la guardería municipal. A los policías también se les afilió a la seguridad social y se les dotó con un seguro de vida. Dijo que él ya había demostrado con hechos su compromiso con los trabajadores, y no así el gobierno del estado que es el principal violador de los derechos de los suyos: “Ellos son candil de la calle y oscuridad de su casa”.

El Fidel Velázquez del Coloso parece retorcerse en su tumba ante la inminente llegada de un nuevo amanecer.

El lunes Zeferino presenta sus últimas 10 declaraciones de impuestos. Antes de comenzar con la presentación, se proyecta un video sorpresa para Zeferino. En él, sus padres dan testimonio del niño y del joven. El padre dice que los que hablan de sábanas de seda, mienten por completo. Cuenta como sus niños se la pasaban entre las cajas de abarrotes. Con mucho esfuerzo logró que se fueran a estudiar a Monterrey. La madre dice que Zeferino se resistía a irse pero que finalmente lograron convencerlo. Al terminar, lo envían a Londres para que mejore su inglés y para que haga una especialización en finanzas. Cuando regresa a México, comienza a trabajar por su cuenta ante el enfado del padre que insiste en que se incorpore a los negocios familiares. Finalmente Zeferino accede y su padre recuerda cómo le hacía trampa porque en secreto, también dedicaba su tiempo a la política. Al terminar el video, el candidato sube emocionado al estrado y dice que obviamente su mamá tenía que hablar bien de él.

Convoca finalmente a los otros candidatos a hacer lo propio y dejar claro además, de dónde vienen los dineros de las campañas y en qué se han gastado: “Nosotros a lo mejor podríamos estar gastando lo mismo que ellos en spots publicitarios, pero este no es un asunto de dinero sino de ética, de principios”.

En el Infonavit Alta Progreso, decenas de personas acompañan al candidato que marcha bajo el rayo de sol, desde la entrada de la unidad hasta la explanada que se encuentra a un costado de las oficinas de la Procuraduría Vecinal.

En la unidad Vicente Guerrero del Fovissste, Zeferino reparte calendarios y conversa con la gente. Las muchachas gritan: “¡Te queremos Zeferino te queremos; te queremos Zeferino te queremos!”. El candidato hace énfasis en la formula de la eficiencia, para desde ahí comenzar a enderezar el camino del estado. A partir de la honestidad y la eficiencia, se pueden comenzar a corregir muchos de los males que nos aquejan y comenzar a sentar las bases de un Guerrero distinto. Habla de tres conceptos básicos en su gobierno: libertad, respeto y legalidad. En Palma Sola, Zeferino visita diversos domicilios. En Las Cruces la concentración es masiva. La mitad de la cancha de futbol que se encuentra atrás del panteón está llena. Esto es un acto político pero a la vez es una fiesta, una kermés donde la gente baila, agita sus banderines y globos. Las sirenas de algunos autos a veces no dejan escuchar al candidato.

Bajo una pancarta que reza “Zeferino es el camino” el candidato desgrana su visión de gobierno, ante una audiencia festiva que le habla como se hace a un viejo conocido. El cielo se ilumina con las bombas pirotécnicas en lo que pareciera ser un ensayo para la fiesta que se aproxima.

El martes, toma la protesta a la asociación civil Frente Guerrero. Por la tarde se reune con la sección XVII del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social. El secretario general, Candelario Ríos, dijo que en el SNTSS hay absoluta libertad para apoyar a quien se prefiera, que Zeferino era el primer candidato que los visitaba y subrayó que los sindicalistas no olvidaban el apoyo que Zeferino dio al sindicato, siendo diputado federal, al votar contra las reformas al IMSS. Zeferino comenzó agradeciendo la oportunidad de poder hablar en una institución seria, responsable y modelo como lo era el Seguro Social. Comentó que él mismo cotizaba y confiaba en la institución desde los años setenta; recordó que sus padres son pensionados del Instituto y retó a los demás candidatos que tuvieran empresas familiares, a que abrieran sus cuentas “para ver quién había cumplido y quién no con las obligaciones de ley para con sus trabajadores”. Terminó agradeciendo al PRD por darle la oportunidad de vivir una de las etapas más hermosas de su vida que le ha permitido recorrer el estado así como templarse y crecer como ser humano.

El día de ayer, Zeferino desayuna con los vecinos del barrio de San Francisco en la explanada de la iglesia. Después encabeza una impresionante marcha con universitarios que es tan larga que termina por perderse de la vista. En Ciudad Universitaria, Zeferino reafirma su compromiso con la educación pública y con los hombres y las mujeres del movimiento del 60. Dice que quiere una relación transparente, no de contubernio entre la universidad y el gobierno.

Termina una semana muy productiva. Zeferino ha atestado severos golpes en el orgullo del PRI. No me cabe ninguna duda: la coalición Guerrero Será Mejor ganará en la Zona Centro. Entramos en la etapa final de la campaña. No hay espacio para la debilidad. Ellos intentarán de todo y hay que estar preparados. La esperanza está de nuestro lado: ellos comienzan a ofertar rebajas que no pueden cumplir. Zeferino sólo ofrece terminar con las viejas formas de hacer política y comenzar a sentar las bases del cambio.