EL-SUR

Viernes 21 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Susan Orlean: la historia de una biblioteca

Adán Ramírez Serret

Agosto 16, 2019

El periodismo de investigación juega un papel muy singular en la literatura del presente. Es un género con una mano en el periodismo, valga la redundancia, datos duros, fuentes fidedignas y reportaje in situ; y la otra, consciente de ser literatura, cuidando las palabras y con una gran proyección, con una gran necesidad de ser leído como una obra.
Su registro es amplio, y es, por sus mismas características, un espacio en donde se conoce un tema a profundidad, a la vez que informa; está preocupado por ser un ejercicio narrativo atractivo.
Aunque en México no abundan ejemplos de este género, recientemente he leído algunos textos como La tropa de Daniela Rea y Pablo Ferri, en donde se cuenta, producto de una exhaustiva investigación, las razones por la cuales mata un soldado; y La fosa de agua de Lydiette Carrión que relata la imposibilidad de unos padres de encontrar a su hija desparecida en una sociedad podrida por la corrupción.
La lectura de estos libros me ha sorprendido por la impresión profunda, la herida que deja la naturaleza de los hechos, y también me ha deslumbrado por sus alcances sociales y literarios.
Decía que la temática del periodismo de investigación es amplia, valgan los dos ejemplos citados, y el reciente libro que leí de la periodista norteamericana Susan Orlean, (Ohio, 1965) La biblioteca en llamas.
Susan Orlean es una periodista muy conocida, luego de que su nombre saltó a la fama cuando uno de sus libros de investigación, Ladrón de orquídeas, fue adaptado al cine por Charlie Kaufman y el actor Nicolas Cage fue nominado al Oscar.
En este libro cuenta la historia total de la Biblioteca de los Ángeles, y del día terrible en que se incendió. Es también una reflexión sobre la literatura con líneas como estas: “Los libros son algo así como nuestro ADN cultural, el código de lo que somos como sociedad… Todas las maravillas y los fracasos, todos los héroes y los villanos, todas las leyendas y las revelaciones de una cultura permanecen para siempre en los libros”.
Es un libro soñado en muchos sentidos, pues de manera exhaustiva cuenta la historia de una ciudad, de una biblioteca y es también, en buena medida, autobiográfico.
Está estructurado y narrado con mucha habilidad, pues arranca contándonos su relación con los libros y bibliotecas. Relata que desde niña fue una gran lectora pero que en su casa no había libros, pues sus padres al haber sido víctimas de la Recesión, no le encontraban sentido al hecho de comprar libros que se encontraban gratuitos en la biblioteca pública. Por lo tanto, pasó sus primeros años de vida como lectora yendo y viniendo de la biblioteca a su casa.
Tiempo después, su hijo decide que quiere hacer una entrevista a un bibliotecario de la biblioteca de Los Ángeles. Ella lo acompaña y mientras el niño hace la tarea, ella se interna con nostalgia entre los edificios de libros. Platica con un librero y éste, en algún momento, saca uno de los libros y lo huele. Intrigada, le pregunta a qué huele, y el hombre responde que a humo. Ella piensa que es debido al humo de los cigarros de usuarios antiguos, pero el bibliotecario le dice que no, que huele a humo debido al incendió sucedido en 1986 que se llevó entre sus llamas casi un millón de ejemplares, entre éstos, libros imposibles de recuperar.
Susan Orlean se sorprende de que a pesar de ser periodista y de interesarse por los libros, nunca se enterara de esta tragedia. Investiga los periódicos de la época y se da cuenta que el incendio se vio opacado por completo por la catástrofe de Chernóbil.
Este es el punto de arranque de este libro que a partir de aquí, se vuelve una profunda investigación que le tomó diez años a la autora y en donde relata todo lo que tiene que ver con la biblioteca y en donde se lanza a la búsqueda de la persona que encendió un cerrillo y le prendió fuego a un patrimonio de la humanidad.
(Susan Orlean, La biblioteca en llamas, Ciudad de México, Planeta, 2019. 398 páginas).