EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Temas electorales

Marcial Rodríguez Saldaña

Diciembre 20, 2007

 

En el ocaso del año 2007, en la dinámica pública de Guerrero se presentan fenómenos políticos interesantes que influirán en
forma importante en las elecciones para renovar el Congreso local y los ayuntamientos del estado, en la jornada electoral que se
realizará el primer domingo de octubre del año 2008, tales como las reformas electorales y las precampañas.
1.- El Consejo Estatal Electoral (CEE) en su sesión del 18 de diciembre aprobó un acuerdo que establece el 15 de abril de 2008
como fecha para el inicio del proceso electoral del próximo año; esta decisión fue tomada con el propósito de extender quince
días más el plazo para la aprobación de las reformas electorales constitucionales, tanto en el Congreso local como en la mayoría
de los ayuntamientos.
2.- Para la aprobación de las reformas a la Constitución del Estado en materia electoral y en cualquier otra, sólo se requiere del
voto de una mayoría simple, a diferencia de las reformas a la Constitución federal y de otros estados de la República, que exigen
una mayoría calificada del voto de dos terceras partes de los integrantes de los Congresos, sea federal o locales presentes en la
sesión; esta diferencia tiene su origen en una reforma promovida por el ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu cuando la
oposición (PRD) comenzó a ganar diputaciones y el PRI perdió la mayoría calificada en el Congreso de Guerrero, con el propósito
de hacer reformas constitucionales locales sin necesidad de los votos de los diputados de la oposición.
3.- La reforma señalada modificó la naturaleza rígida de la Constitución de Guerrero, que generalmente mantienen otras
constituciones del país, para hacerla flexible, al antojo del gobernador, lo cual rompe con el espíritu de un texto constitucional
que debe contener el conjunto de reglas que rigen a una sociedad, por ello es que se exige que sea aprobada cuando menos por
el voto de los dos terceras partes de un Congreso, para que no sea una Constitución que refleje los intereses de un partido, sino
que exprese preferentemente los intereses de todo un pueblo; pero la reforma de Ruiz Massieu partidizó la Constitución de
Guerrero.
4.- En algún momento, cuando haya diputados que se preocupen por mejorar nuestras leyes, empezando por la Constitución del
Estado, será necesario hacer una reforma al texto constitucional para volver al sistema de aprobación de reformas
constitucionales por el voto de las dos terceras partes de los diputados, para que independientemente de qué partido tenga
mayoría en el Congreso, la Constitución local refleje los intereses de la inmensa mayoría de los guerrerenses.
5.- El acuerdo que acaba de emitir el Consejo Estatal Electoral para fijar la fecha del inicio del proceso electoral representa un
altísimo riesgo, puesto que el CEE no puede legislar ni interpretar la Constitución y las leyes; de acuerdo con el Código Electoral
de Guerrero, el proceso electoral debe empezar en el mes de abril, no establece el día, y en una eventual acción de
inconstitucionalidad en contra de las reformas electorales de Guerrero, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que sí
tiene la facultad de interpretar la Constitución y las Leyes, puede anular las reformas; quien aconsejó aprobar el acuerdo referido
debió advertir de esta complejidad jurídica, pues por un error de este tipo se puede echar a perder todo el trabajo hecho para las
reformas electorales en nuestro estado.
6.- Para evitar correr este riesgo, es mejor que una vez que el Congreso del Estado apruebe las reformas electorales
constitucionales los ayuntamientos lo hagan lo más pronto posible, del tal manera que a más tardar el 31 de diciembre del 2007
estén publicadas en el Diario Oficial y así las elecciones locales de 2008 en Guerrero se realicen bajo nuevas reglas que
garanticen una contienda electoral equitativa.
7.- En este escenario electoral, los precandidatos adelantados a la alcaldía de Acapulco han desoído el acuerdo del Consejo
Estatal Electoral en el sentido de retirar la enorme publicidad electoral que mantienen desde hace meses; es necesario que el CEE
actúe con más energía para que no permita que se burlen de la autoridad electoral y que en las reformas electorales que están a
debate en el Congreso, le otorguen facultades al CEE para que actúe de oficio y ponga un castigo ejemplar a los precandidatos
ventajosos violadores de las leyes electorales.

[email protected]