EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Tere Franco deja el INAH

Humberto Musacchio

Agosto 15, 2016

Desde el miércoles empezó a correr el rumor de que habría cambio en la dirección general del Instituto Nacional de Antropología e Historia. El viernes, El Universal lo publicó como trascendido. Lo cierto es que Teresa Franco sí deja el INAH. Las razones no están claras, pero se habla de que tuvo una agria discusión con Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura. La razón, el magro presupuesto que le tocaría al INAH después de los recortes presupuestales ya decididos y los que faltan. Otra versión que se manejó en la semana fue que su salida obedece a que estaba tratando de ocupar el cargo de Tovar y que éste se habría ofendido. Para suceder a Franco González Salas se han barajado los nombres de Teresa Uriarte, coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM; Moisés Rosas, quien está al frente del Fonca; Alfonso de María, que volvería al cargo, y César Moheno, ex secretario técnico del propio Instituto, quien se dice que desde el jueves está despachando no en el INAH, sino en la Secretaría de Cultura, pues el nombramiento se hará oficial hasta hoy lunes.

Doñán denuncia necrofilia

Hace casi un año, denuncia el escritor tapatío Juan José Doñán, los restos del arquitecto Luis Barragán, Premio Pritzker (el Nobel de la arquitectura, dicen), fueron sacados de la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres con el consentimiento de Ramiro Hernández, el entonces alcalde de Guadalajara; la secretaria de Cultura, Miriam Vachez; los diputados de la Comisión de Cultura del Congreso local y los familiares de Barragán. La propuesta (“ocurrencia macabra”, dice Doñán) fue de Jill Magid, quien se anuncia como artista conceptual. El propósito era convertir las cenizas en un diamante que ya montado en una sortija se ofrecería en Suiza a Federica Zanco, para que a cambio entregara el archivo de Barragán del que es poseedora. Desde luego, a nadie le preocupó que la señora Magid no les garantizara que el citado intercambio sería posible, pues no se ha concretado. Por lo pronto se profanó una tumba y los restos de Luis Barragán fueron objeto de un manoseo indigno. ¿Se vale?

Defensa del Espacio Escultórico

Yoko Ono, Manuel Felguérez y Hersúa, coautores del Espacio Escultórico, Graciela Iturbide, Gabriel Orozco, Alejandro Luna, Elena Poniatowska, Mario Lavista, Ana María Cetto, Alejandro González Iñárritu, Julieta Venegas, arquitectos como Teodoro González de León, Miquel Adrià, Tatiana Bilbao, Isaac Broid, Fernanda Canales, Michel Rojkind, Alberto Kalach y Enrique Norten; la actriz Jesusa Rodríguez, las pintoras Carmen Parra y Magali Lara; Alberto Ruy Sánchez y Margarita de Orellana; Carla Rippey, Hilda Trujillo, directora del Museo Frida Kahlo; Francis Alÿs, Gabriel Kuri, Macotela y Jorge Yázpik, entre muchísimos intelectuales más, exigen que se restaure de manera integral el Espacio Escultórico, que se encuentre abierto los fines de semana y, por supuesto, que se eliminen los cuatro niveles superiores del llamado edificio H, todo en aras de devolver la integridad de tan notable obra artística, en la que el paisaje, como ya se dijo, es parte integral. Si tenemos que poner en una balanza un edificio mediocre y relativamente pequeño, contra la escultura pública más importante de nuestro país, resulta una obligación de la UNAM salvar su propio patrimonio y el compromiso de conservarlo que tiene con la nación y el mundo.

Joan Sebastian y Cuco Sánchez

Nos manda Alejandro Cisneros Méndez, de la firma Syntaxis, sendos libros sobre dos compositores e intérpretes de música popular: el guerrerense Joan Sebastian, recientemente fallecido, y el tamaulipeco Cuco Sánchez. El primero es de la autoría de Pável Granados , quien vacía en esas páginas sus saberes enciclopédicos y su extraordinaria sensibilidad para lo popular. En el libro dedicado a Cuco Sánchez se encargó de la investigación y contenidos Beatriz Bátiz Pomar, la investigación musical es de Virginia Montiel Llaguno, en tanto que Francisco Ramos Aguirre redactó el capítulo 8 y el citado Pável Granados escribió el prólogo. Ambos volúmenes están profusamente ilustrados y muy bien impresos, en la idea, suponemos, de que sean como álbumes para que los conserven los fans de ambos artistas. Los dos libros cuentan con un apéndice que contiene las letras de algunas canciones de esos juglares.

Breviario…

Dijimos aquí que Fernando de Ita actuaba en la revista teatral Que digan que estoy dormido, espectáculo de sketches que se presenta en el teatro Sergio Magaña (Sor Juana Inés de la Cruz 144, Col. Santa María la Ribera) viernes, sábados y domingos. En realidad no se trata del crítico y promotor cultural, sino de su hijo homónimo, actor, músico, cantante, compositor y poeta. En fin, pintito hijo de tigre. @@@ Durante la Feria del Libro que organiza la Universidad de Hidalgo, del 24 de agosto al 30 de septiembre, se otorgará un doctorado honoris causa (¡Horroris causa!) al neofranquista José María Aznar. La Sosa Nostra exhibe sus miserias. @@@ El doctor Pablo Sandoval Cruz recibe hoy un homenaje en la Escuela Superior de Medicina del Politécnico. Participarán Elena Poniatowska, John M. Ackerman y el doctor Eleazar Lara Padilla, director de la citada escuela.