EL-SUR

Lunes 04 de Marzo de 2024

Guerrero, México

Opinión

Todas la combinaciones para cuadrar el círculo de las candidaturas del PRI

FILO MAYOR

Septiembre 15, 2023

Luego de que el CEN hizo declinar a Beatriz Paredes en favor de la senadora panista Xóchitl Gálvez para contender por la Presidencia de la República, los priistas de Guerrero empezaron el revuelo en torno a las candidaturas, pero no se crea que por todas. Su interés principal parece dirigirse hacia las dos fórmulas para la Cámara de Senadores, pero es menor en el caso de las diputaciones federales.
Aun así, los priistas han tomado la determinación de no compartir con su aliado el PAN y mucho menos con el PRD, candidatura alguna, porque simplemente creen que en Guerrero no tienen los votos suficientes para aportar a la candidatura de Xóchitl Gálvez.
Asi que el mensaje es para el perredista, Evodio Velázquez Aguirre que quiere ser senador y anda gastando en espectaculares y medios de comunicación, sobre todo en redes sociales, para posicionarse.
El Sur logró enterarse que al interior del PRI hay reconciliación entre los grupos que encabezan el ex gobernador Héctor Astudillo Flores y el coordinador del Grupo Parlamentario en el Senado, Manuel Añorve Baños; el del ex candidato a gobernador, Mario Moreno Arcos y el del ex gobernador, Rubén Figueroa Alcocer, vigente en la política estatal a pesar de todo lo que se dice que avanza la democracia en Guerrero y el país.
La reconcilicación llegó despúes de la división provocada por la oposición de los grupos de Astudillo y Moreno Arcos a que Alejandro Moreno Cárdenas Alito, extendiera su mandato de presidente hasta el 2024, intención que desde el primer momento contó con el apoyo de los grupos de Añorve y Figueroa..
Pero la decisión de Beatriz Paredes de competir por la candidatura presidencial obligó a los grupos priistas guerrerenses a cerrar filas en torno a su compañera. Todo un cuadro priista que ha sido gobernadora de Tlaxcala diputada federal y ahora de nuevo senadora. Y también presidente nacional del PRI, cargo desde el que apuntaló la candidatura de Añorve para gobernador en las elecciones de 2010 y al favorito del entonces pesidente Enrique Peña Nieto, Ángel Aguire Rivero, quien al final ganó la elección cobijado por el PRD donde sigue moviendo sus fichas.
La declinación de Beatriz Paredes provocó molestias en los grupos priistas de Guerrero, pero al final se disciplinaron y han dado su apoyo a Xóchitl Gálvez.

La gran disputa, las senadurías

Pues bien. Nos han platicado que para encabezar las fórmulas a la Cámara de Senadores aspiran Manuel Añorve, quien repitiría; Mario Moreno y Héctor Astudillo.
Hasta ahora ninguna mujer se ha movido por esa posición, no obstante que por la acción afirmativa las fórmulas deben ser hombre y mujer o viceversa.
Sí hay pláticas entre Añorve y Astuduillo para alcanzar acuerdos sobre quién encabezaría la primera fórmula de dos, que es la que tiene la posibilidad de ocupar el escaño, pues se da por descontado que al frente opositor no le alcanzará para ganar a Morena en Guerrero.
De acuerdo con la ley electoral, por cada entidad entran tres senadurías. Pero el partido o coalición ganadora obtienen el primer y el segundo escaño. Mientras que el partido o coalición que queda en segundo lugar tiene derecho al tercer escaño, que en este caso es para quien encabece la fórmula.
Y ya se sabe que Añorve quiere seguir en el cargo porque tiene derecho a un periodo y porque siempre se mantuvo leal a Alito y cree el resto de los priistas que ya tiene asegurada la reelección.
Así que de ir Añorve en la primera fórmula, quedarían descartados Astudillo y Moreno, pues la segunda fórmula está reservada para una mujer por la acción afirmativa.
Pero también se conoció que Añorve está convenciendo a Astudillo para que se reúna con Alito en los próximos días en la Ciudad de México para buscar acuerdos y no quede fuera de las candidaturas, ni tampoco Mario Moreno.
Los próceres priistas guerrerenses, en su buena onda y cortesía política, buscan no quedarse fuera del reparto. Una opción y que parece se decantan por ella, es que Añorve sea ubicado en una lista de candidatos plurinominales al Senado para que Astudillo o Mario Moreno encabecen la primera fórmula.
Otra opción que suena atractiva es que Añorve contienda como candidato a diputado plurinominal por la Cuarta Circunscripción Electoral y con ello tenga la oportunidad de coordinar al Grupo Parlamentario del PRI en San Lázaro y Astudillo encabece la primera fórmula y Mario Moreno sea también candidato a diputado federal de representación proporcional.
Las anteriores son opciones que muy probablemente le propongan a Alito en esa próxima reunión.
Hay otros escenarios que también analizan Añorve y Astudillo. El primero pretende que su esposa, la diputada local Julieta Fernández Márquez, sea la candidata a presidenta de Acapulco, y si consigue eso aceptaría sin problema ir por la vía plurinominal ya sea para senador o para diputado federal.
Mientras que Astudillo aceptaría que su hijo Ricardo Astudillo, actual diputado local, sea diputado federal plurinominal, para favorecer a que Mario Moreno pudiera encabezar la fórmula para el Senado.
Pero en este último escenario ¿a Héctor Astudillo qué le tocaría? Es la incognita, pues no ha revelado qué pretendería si se concreta esta opción.

Las diputaciones federales

De acuerdo con lo que hemos investigado entre priistas, éstos no tienen idea de cuál será el método de selección de candidato a diputado federal en los ocho distritos electorales federales, pero tampoco les importa mucho pues hasta el momento, por ejemplo en el 1 con sede en Ciudad Altamirano, podría ser nominado un panista de Taxco –podría ser Marcos Efrén Parra Gómez–, pues nadie se ha anotado del PRI, por temor a la violencia en la región de la Tierra Caliente.
En los Distritos de Acapulco, en el 2 aún no hay un aspirante, pero en el 4 con territorio suburbano y rural, puede registrarse Ricardo Astudillo, solo en el caso de que no sea ubicado en la lista de los plurinominales.
En el Distrito 3 de la Costa Grande con sede en Zihuatanejo, cederían la candidatura al ex alcalde de San Jerónimo y ex diputado local del PRD, Ricardo Barrientos Ríos, aunque también contendería el actual presidente estatal del PRI, Alejandro Bravo Abarca.
En el Distrito 5 de la Montaña con sede en Tlapa, parece que no tiene rival el actual alcalde priista de de ese municipio, Gilberto Solano Arriaga.
En el Distrito 6 con sede en Chilapa, hay consenso porque el candidato sea el secretario particular del ex gobernador, Rubén Figueroa Alcocer y actual delegado distrital del PRI, Gerardo Lara Villa.
En el Distrito 7 con sede en Chilpancingo, también no tiene rival el actual diputado local, Olaguer Hernández Flores quien también tiene como jefe político a Rubén Figueroa.
Y en el Distrito 8 con sede en Ometepec, tampoco tiene contrincante que le dispute la candidatura, el actual diputado local Rafael Navarrete Quezada.
La caballada está flaca, y se dice que la causa principal es el temor a los grupos delicuenciales en cada región. Aunque también debe considerarse que pasó hace tiempo la época del partidazo. Morena tiene mucha fuerza en Guerrero y eso inhibe también el entusiasmo en las filas de la oposición, así sea las del otrora poderoso PRI.