EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Tradición peninsular

Humberto Musacchio

Diciembre 31, 2018

 

 

Tradición peninsular

Con una trayectoria que se remonta a los años 70 del siglo XVI con la Relación de Diego de Landa, Yucatán ha sabido hacer honor a su tradición enciclopedista. De 1907 data una Reseña geográfico-histórica y estadística del estado de Yucatán elaborada por Serapio Baqueiro. Entre 1944 y 1947, con el gobernador Ernesto No-velo Torres como patrono, apareció en nueve tomos la primera edición de la monumental Enci-clopedia Yucatanense, elaborada por un amplio equipo de intelectuales peninsulares a los que coordinó Carlos A. Echánove Trujillo. La obra, corregida y aumentada, se reeditó en 12 tomos durante el gobierno de Francisco Luna Kan. La dirección del trabajo corrió a cargo de una comisión que integraron Luis H. Hoyos Villanueva, Rodolfo Ruz Menéndez, Renán Irigoyen Rosado y Humberto Lara y Lara, quienes entregaron la obra entre 1977 y 1981, ya sin Hoyos Villanueva en la comisión que para entonces presidía Antonio García Canul. Al mismo afán de conocerse y reconocerse obedece la edición, en 1998-99, de Yucatán en el tiempo, enciclopedia alfabética en seis tomos elaborados por un amplio equipo dirigido por Raúl F. Casares G. Cantón con el legendario periodista Juan Duch Colell como coordinador.

Enciclopedia yucatanense

El gran hito editorial de este agónico 2018 es la actualización, en seis tomos bellamente impresos y empastados, de la Enciclopedia yucatanense, ahora bajo la coordinación del prolífico historiador Faulo M. Sánchez Novelo y de Enrique Martín Briseño, encargado también de la corrección de originales, quienes trabajaron con un equipo multidisciplinario. A su vez, Sánchez Novelo y Martín Briseño formaron parte del comité editorial en el que también figuraron Rolando Bello Paredes, Jorge Cortés Ancona, Sergio Quezada y la por muchos conceptos admirable Dulce María Sauri Riancho, coautora de la obra a quien seguramente se debe que el primer tomo esté dedicado a las mujeres que tantas y tan buenas cosas han aportado a Yucatán y a México. Esta actualización conserva la tradicional estructura temática de la Yucatanense y todo un acierto ha sido que el sexto tomo sólo incluya textos en maya, lengua que por fortuna se mantiene muy viva en la península.

Otra obra trascendente

El historiador Sergio Quezada, arriba mencionado, coordinó con Fernando Robles Castellanos y Anthony P. Andrews otra obra monumental: la Historia general de Yucatán, obra en cinco tomos publicada por la Universidad Autónoma de aquel estado con amplio apoyo del rector Alfredo Dájer Abimerhi. El primer tomo está dedicado a la civilización maya, el segundo versa sobre el periodo colonial (1517-1811), el tercero tiene como tema Yucatán en la construcción de la nación y cubre de 1812 a 1876, lo que incluye la rebeldía ante el centralismo, los brotes separatistas y la guerra de castas, entre otros interesantes temas; el cuarto tomo abarca de 1876 a 1915, los tiempos de Porfirio Díaz y la revolución hasta el triunfo del carrancismo; y, por último, el quinto volumen va de 1915 a 1953, casi cuatro décadas del México posrevolucionario. En suma, resulta estimulante que los investigadores de Yucatán continúen haciendo aportes a su varias veces centenaria tradición intelectual, una de las más ricas del país.

Murió Luis Everaert

Falleció don Luis Everaert Dubernard, capitalino de familia barceloneta nacido en 1923. Era ingeniero químico por la UNAM donde realizó también estudios de física. Su vida laboral la dedicó a la industria textil, pero en forma altruista desplegó una muy encomiable labor por el rescate ecológico de la zona Tlalmanalco-Ayotzingo y como cronista de su amado Coyoacán, barrio al que dedicó libros como Coyoacán a vuelapluma, Anecdotario y crónica de Coyoacán y una Antología coyoacanense. Fiel a sus orígenes, escribió De Barceloneta a la República Mexicana y Cien años de la Compañía Industrial de Orizaba, empresa fundada por inmigrantes franceses provenientes del valle de Ubaye. Con su ensayo El exvoto como expresión popular, artística e histórica ganó el Premio Nezahualcóyotl del Instituto Cultural Domecq y en espera de una muy necesaria reedición dejó La ciudad de México en el siglo XIX y Tres grandes colegios de la Nueva España. Miembro de agrupaciones culturales y fundador de la Sociedad Mexicana de Bibliófilos, fue presidente de la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico y los lectores del Excélsior de los años 80 y 90 lo recordarán por sus siempre informados y bien escritos artículos. Era un hombre de múltiples facetas y en todas dejó huella. Lo extrañaremos.

Breviario…

El incansable Antonio Malacara anuncia que en marzo se pondrá en circulación el primer tomo del Atlas del jazz en México, esta vez como una enciclopedia fonográfica en tres tomos. Estaremos al pendiente. @@@ José Luis Enciso (DF, 1976) resultó ganador en el concurso de cuento Beatriz Espejo por Lo que pasa por la mente de un tirador. El jurado lo integraron Carlo Farfán Gómez, Víctor Garduño Centeno y la propia Beatriz Espejo. Enciso, licenciado y maestro en comunicación, ha ganado varios premios en México y en España, por lo que merecería una mayor promoción.