EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Tumor contra Morena

Marcial Rodríguez Saldaña

Diciembre 17, 2020

 

Han concluido los plazos legales para el registro de coaliciones electorales en el estado de Guerrero y a nivel nacional se perfila la formación de coaliciones en la elección de gobernadores y de los integrantes de la Cámara de Diputados federal.
1. En el ámbito nacional y en varias entidades de la federación, se confirma la alianza entre el PRI-PAN-PRD, como un hecho abiertamente contrario a los orígenes y postulados ideológicos y políticos de esos partidos, toda vez que el PAN –fundado el 16 de septiembre de 1939– surgió como un partido opositor al Partido de la Revolución Mexicana –antes Partido Nacional Revolucionario (1929) y luego Partido Revolucionario Institucional (1946).
El PAN nació como un partido conservador, de derecha, con posiciones muy cercanas al catolicismo, al libre mercado, a la mínima intervención del Estado en la economía, de fomento al individualismo; contrario a las políticas sociales promovidas por el presidente Lázaro Cárdenas, de apoyo a los campesinos mediante la repartición de la tierra, a los obreros mediante el reconocimiento y defensa de sus derechos laborales, de defensa de los recursos naturales y estratégicos de la nación –mediante la expropiación petrolera–, de fomento a la educación socialista, en fin, de aplicar los principios de la Revolución Mexicana.
2. En el caso del PRD, se creó el 5 de mayo de 1989 como un partido de izquierda para combatir los fraudes electorales que auspiciaba el PRI, para luchar por la democracia en contra del autoritarismo, por las libertades políticas, en contra de las brutales represiones y violaciones a los derechos humanos.
Desde que se cometió el fraude electoral en la elección presidencial de 1988, los dirigentes del PAN que lo legitimaron, comenzaron a coincidir con el PRI, en una postura pragmática –por espacios de poder político– pero fundamentalmente en el modelo económico-social neoliberal. Es así que fueron afianzando su alianza apoyando iniciativas legislativas acordes a ese modelo.
El PRD en sus inicios se mantuvo fiel a sus orígenes, que fueron muy cruentos, puesto que la ofensiva de los gobiernos del PRI, tuvo como saldos muchos asesinados, presos y perseguidos políticos.
3. En la elección presidencial del 2018, los dirigentes del PRD acordaron legitimar a Peña Nieto –lo mismo que hicieron los del PAN en 1988–, avalar el fraude electoral –puesto que Peña Nieto habría comprado la presidencia con miles de millones de pesos ilegales provenientes de la empresa brasileña Odebretch– y se sumaron al mal llamado Pacto por México, que implicaba apoyar las supuestas reformas estructurales de Peña Nieto para promover la privatización del patrimonio nacional –petróleo, gas, electricidad–, el aumento a los impuestos, la mal denominada reforma educativa para castigar los derechos laborales del magisterio, las múltiples violaciones a los derechos humanos, validar la corrupción de ese gobierno.
Ahora, los dirigentes de esos partidos PRI-PAN-PRD, que surgieron y se desarrollaron totalmente opuestos, abandonando su ideología original, con un pragmatismo que traiciona a sus militantes, hacen alianza con el único propósito de oponerse a Morena, formando el TUMOR (todos unidos contra Morena).
4. Morena ha tenido en estos últimos dos años complicaciones internas debido a la incertidumbre en su dirección nacional ejecutiva, sin embargo, una vez que se ha concluido este proceso, está retomando la fortaleza de sus orígenes y los principios que impulsó su fundador Andrés Manuel López Obrador quien sostuvo con mucha claridad un proyecto que implica un cambio profundo de régimen para extirpar la corrupción e instaurar un sistema político democrático con un nuevo modelo económico-social en donde se priorice a los pobres del país, se protejan los derechos humanos y se impulse el bienestar de los mexicanos.
Así, con dos modelos ideológicos y políticos totalmente contrapuestos se va a desarrollar la contienda política en el actual proceso electoral; por un lado la alianza entre los dirigentes del PRI-PAN-PRD a quienes sólo anima un pragmatismo de buscar el poder por el poder, y por otro Morena en alianza directa con el pueblo, que se propone consolidar el proyecto del Presidente AMLO y la Cuarta Transformación de México.

marcialrodriuezsaldana.mx