EL-SUR

Sábado 20 de Julio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Un año de la invasión Rusa a Ucrania

Gaspard Estrada

Febrero 22, 2023

 

(primera parte)

Esta semana se cumplirá un año del inicio de la invasión rusa de Ucrania. Y contrariamente a lo que se suponía en un primer momento, Rusia no logró hacer caer el gobierno de Volodymyr Zelensky en las horas subsecuentes al 24 de febrero de 2022. Por el contrario, desde el año pasado, Rusia ha multiplicado la cantidad de sus pérdidas militares, económicas y humanas, sin que exista al día de hoy una perspectiva clara del rumbo de la guerra. A nivel militar, Rusia ha perdido, según el vice admiral Bléjean, director general del Estado Mayor de la Unión Europea, más de 60 mil soldados, y más de 190 mil han sido heridos en los combates. Según el gobierno ucraniano, los rusos habrían perdido más de 128 mil militares en combate. Si bien estas cifras tienen una gran discrepancia en función de su proveniencia, está claro que esta invasión tendrá un costo demográfico considerable para Rusia. En el plano económico, la guerra entre Rusia y Ucrania tendrá también consecuencias mayúsculas y catastróficas para el futuro del país agresor, que es fuertemente dependiente de la exportación de recursos naturales para financiar su presupuesto –pensamos, en particular, a la exportación de alimentos, gas, y petróleo bruto a Europa, Asia, África y Medio Oriente. Tras la instauración de sanciones por parte de Estados Unidos y de la Unión Europea, la exportación de productos energéticos a estos países ha disminuido considerablemente (menos en el sector nuclear, en el cual la paraestatal Rosatom no ha sido objeto de sanciones por parte de los países occidentales, y por tanto continúa trabajando normalmente hacia el exterior), al tiempo que las reservas internacionales del banco central ruso, que se encontraban entre las mayores a nivel mundial con más de 600 billones de dólares en reservas, han sido severamente amputadas.
No obstante, esto no quiere decir que la guerra no haya tenido un costo mayor para Ucrania. Empecemos con los números de las víctimas: según la Organización de las Naciones Unidas, más de siete mil civiles han muerto desde el inicio del conflicto, y no menos de 11 mil personas han sido heridas. A nivel militar, del lado ucraniano, y según las cifras del gobierno, 10 mil militares han fallecido, mientras que 30 mil han sido heridos, siete mil 200 están desaparecidos, y cinco mil 600 han sido capturados por las fuerzas rusas, aun cuando otras fuentes dan números mucho más considerables. En lo que corresponde a los civiles refugiados: desde el inicio de la guerra no menos de ocho millones de ucranianos se han exiliado en Europa. Se trata del mayor movimiento migratorio en el continente desde la Segunda Guerra Mundial. En comparación, 6.8 millones de sirios, 7 millones de venezolanos y 2.7 millones de afganos tienen la condición de refugiados en todo el mundo, según las estimaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR). A nivel económico también, Ucrania ha sido dramáticamente afectada por la invasión. Se estima que una tercera parte de la producción de trigo ha sido o bien confiscada o se encuentra dentro de una zona controlada por el ejército ruso. En este mismo sentido, Rusia ha aprovechado el bloqueo marítimo del Mar Negro para intentar asfixiar a la economía ucraniana. Si bien gracias a la mediación de las Naciones Unidas, de Turquía, y de otros países que actuaron tras bambalinas, la exportación de alimentos provenientes de Ucrania pudo restablecerse durante el verano del año pasado, las consecuencias para este país de la agresión rusa han sido devastadoras. En este sentido, la resiliencia de la sociedad ucraniana, que ha logrado salir adelante a pesar del impacto catastrófico de la guerra en la economía de ese país, de las destrucciones de las infraestructuras vitales, es heroica.
Sin embargo, para que Ucrania logre mantenerse a flote y consiga detener lanueva ofensiva rusa que acaba de iniciar hace unos días, es indispensable que el respaldo moral, financiero y militar se mantenga, en aras de evitar una victoria de Moscú.
Hablaremos de estos desafíos en nuestra próxima entrega.

* Director Ejecutivo del Observa-torio Político de América Latina y el Caribe (OPALC), con sede en París

Twitter: @Gaspard_Estrada