EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Viajes, despidos y protestas

Humberto Musacchio

Enero 14, 2019

 

Alejandra Frausto trasladó su oficina a Tlaxcala, adonde marchó con una veintena de personas de las 15 mil o más que integran la planta laboral de la Secretaría de Cultura. El resultado será que los asuntos de esa dependencia serán tratados a larga distancia y si alguien quiere o requiere entrevistarse con la secretaria o algún funcionario, tendrá que trasladarse hasta la tierra de Xicoténcatl. También ocurrirá que esos funcionarios viajeros tengan que venir a la Ciudad de México casi todos los días. Se trata, por lo visto, de un costoso ejercicio de improvisación, porque gasolinazos y huachicoleros han hecho de los viajes todo un lujo, y la señora Frausto se la pasará siempre a bordo de su automóvil o del helicóptero que habrá de requerir. Otro problema de la flamante secretaria de Cultura serán los miles de trabajadores a los que ya empezaron a despedir bajo criterios más que discutibles, cuando no desconocidos o absurdos. Está muy bien que la dependencia tenga como eje algo que llaman “cultura de paz” y la reconstrucción del tejido social, lo que implica atender la “cultura comunitaria y los territorios de mayor índice de violencia”. Pero los despidos y los recortes presupuestales anuncian que llevar adelante esa política implicará abandonar numerosas líneas de acción, las que hasta ahora se desempeñaban con mayor o menor éxito, pero que permitían atender a grandes núcleos de población y dar empleo a miles de artistas, escritores y promotores culturales que, valga recordar, votaron en gran medida por Morena, ilusionados con llegar a obtener, por fin, un empleo fijo. No ha sido así, lo que explica las protestas que se manifiestan un día sí y otro también.

¿Una estrategia probada?

Es conmovedora la convicción de Alejandra Frausto con “la línea de la cultura como una herramienta de la estrategia de paz”. Sabemos –dice– “que es poderosísima”, sí, aunque a fin de cuentas es sólo uno de los ingredientes que requiere cualquier proceso de pacificación. Pero doña Alejandra insiste y afirma que su proyecto –que sería bueno diera a conocer– no es mera intención romántica, sino “algo que ya hemos vivido, que hemos probado en zonas difíciles”. El plural mayestático obedece a que la señora Frausto fue secretaria de Cultura de Guerrero, pero en lo referente a la violencia, su gestión fue un rotundo fracaso, como lo muestra la imparable ola delictiva que heredó esa entidad, signada por el caciquismo y la operación de grupos criminales. La secretaria de Cultura informó que en estas primeras semanas del sexenio “hemos estado haciendo la geolocalización de datos que tienen que ver con la seguridad pública y con el sistema de reclusión”, algo que uno supondría que corresponde a Gobernación, a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, a los gobiernos estatales, al Ejército y la Marina. La funcionaria dijo también que el país cuenta con “unas” 8 mil bibliotecas públicas, las que prometió conectar por internet, lo que es plausible, aunque mejor sería que las mantuviera abiertas, pues muchas ni siquiera tienen quien las atienda, por lo que dotarlas de internet es por ahora un sueño guajiro.

Adiós a Saúl Ibargoyen

Nacido en 1930, Saúl Ibargoyen Islas abandonó su natal Uruguay en la noche negra de las dictaduras sudamericanas. Llegó a México a mediados de los años 70 y aquí escribió en la sección cultural de Excélsior y fue jefe de redacción y luego subdirector de la revista Plural. Se desempeñó como un dedicado profesor de la Escuela de Escritores de la Sogem en la buena época de esta agrupación. Artículos y poemas suyos aparecieron en numerosas publicaciones culturales y él mismo fundó y dirigió la Revista de Literatura Mexicana Contemporánea. Coordinó talleres poéticos y publicó decenas de títulos, entre los cuales se cuentan antologías, novelas, ensayos, volúmenes de cuento, teatro infantil y por supuesto poemarios. En México obtuvo en 2002 el Premio Iberoamericano de Poesía Carlos Pellicer y en 2004 resultó ganador de los Juegos Florales de San Juan del Río. Desde hace 10 años era miembro de la Academia de las Letras de Uruguay. Era un hombre bueno y un escritor solidario con las mejores causas. Lo recordaremos.

Breviario…

Hace 90 años, cuando caminaba con Tina Modotti por la calle de Abraham González, antes de llegar a la avenida Morelos, Julio Antonio Mella fue atacado por dos pistoleros enviados por el dictador cubano Gerardo Machado. Mella, militante de izquierda, fue elevado al sitial de los héroes cubanos por la revolución castrista y los meses que pasó al lado de la fotógrafa ítalo-mexicana rodean su recuerdo de un aura romántica. @@@ En España, Netflix ofreció la película Roma ¡con subtítulos en castellano! (acá también). Alfonso Cuarón protestó por ese hecho que le parecía, dijo “ofensivo” y “ridículo”. El realizador consiguió que los únicos subtítulos con que se proyecta el filme sean los de pasajes hablados en zapoteco. @@@ La muy talentosa Marisa Giménez Cacho encabezará la Coordinación Nacional de Teatro del INBA en sustitución de Alberto Lomnitz. ¡Suerte!