EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Vícam: Plan de Justicia y Derechos Constitucionales

Marcos Matias Alonso

Octubre 06, 2021

El 28 de septiembre del 2021, en Vícam Pueblo de Sonora, se realizó la ceremonia de “Justicia al Pueblo Yaqui. Petición de perdón por los agravios a los pueblos originarios”. El acto conmemorativo lo encabezó Andrés Manuel López Obrador, en su carácter de presidente de la República. La construcción de la paz es un camino largo. Muchas experiencias latinoamericanas sobre “Acuerdos de Paz” se desvanecieron por falta de compromisos serios de los estados nacionales. Confiamos que la experiencia mexicana sea un ejemplo de buen gobierno para nuestro país y para el mundo.
Dada la relevancia de este proceso inédito, he seleccionado las principales voces de este acto conmemorativo. Empiezo con la intervención de Jesús Patricio Varela Martínez, secretario del pueblo de Torim. Él es voz de sus gobernadores: “…las palabras que voy a decir no son a título personal, estoy hablando en nombre del gobierno tradicional del pueblo yaqui y de nuestra Tropa Yoremia”.
Habló en nombre de los yaquis y de los pueblos indígenas y afros de México: “Este momento importante no puede ser sólo para los yaquis, queremos agradecer y festejar esta nueva era de reconciliación y paz con todos los hermanos indígenas y afromexicanos. Por esta razón están aquí, frente a usted, representantes de todos nuestros pueblos, y de manera conjunta le entregamos la propuesta de reforma constitucional apoyada por más de 650 mil firmas de mujeres y hombres indígenas y afromexicanos de esta gran nación que hemos construido de forma colectiva a lo largo de los años, y en este momento le pedimos que la haga suya, y a nuestro nombre lo presente al Congreso de la Unión”.
No puede haber perdón sin el pleno reconocimiento de los derechos constitucionales. Dos años de esfuerzo y por fin llegó el día de la entrega de la “Propuesta de Iniciativa de Reforma Constitucional sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano”. No podía haber mejor contexto para su entrega al presidente de la República que en el marco del acto conmemorativo: “Justicia al Pueblo Yaqui: Petición de perdón por agravios a los Pueblos Originarios”.
La reparación de daños será insuficiente si el Estado mexicano no salda esta deuda histórica. Vuelvo al hilo de la exposición de Patricio Varela para entrar al tema del Plan de Justicia: “El espíritu del Plan de Justicia que está realizando el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y nuestro gobierno tradicional…, no es un regalo, no es asistencialismo, busca devolvernos lo que es nuestro, territorio que nos fue quitado, el agua que nos han limitado y la dignidad que nos han querido robar”. El Plan ha sido elaborado sobre la base del diálogo y más de una treintena de asambleas comunitarias en territorio yaqui. Ha sido un diálogo en pie de igualdad y de respeto recíproco. La construcción de confianza entre las partes ha sido de una convivencia en el terreno.
Los pueblos yaquis aspiran que esta nueva experiencia sea retomada para otros pueblos indígenas del país y más allá de nuestras fronteras: “Con la Tribu Yaqui se está dando el primer paso de justicia hacia los pueblos indígenas, pero los Yaquis queremos justicia para todos los pueblos indígenas y afromexicanos de este país. Por eso, este Plan de Justicia cimenta la base para un nuevo acuerdo con la nación y que ese acuerdo quede plasmado en nuestra Constitución”.
En su intervención, Adelfo Regino, en su calidad de presidente del Comité Ejecutivo de la Comisión Presidencial de Justicia para el pueblo yaqui, informó que son diversos temas que conforman la columna vertebral del Plan de Justicia del pueblo yaqui:
Tierras. El Presidente de México firmó el Decreto por el que se devuelven al Pueblo Yaqui 2 mil 943 hectáreas para que sean parte de su patrimonio territorial colectivo y comunal”.
Distrito de Riego. El Presidente firmó el decreto por el que se crea el Distrito de Riego 018, que será directamente por el Pueblo Yaqui.
Obra Comunitaria. En Vicam Pueblo se construye la Universidad del Pueblo Yaqui y se va a construir el hospital regional y seis Unidades Médicas en todas las comunidades Yaquis.
Radio Yaqui. El 28 de septiembre abrió la Radio Cultural Indígena: “La Voz del Río Yaqui”, como un medio para fortalecer la lengua, la cultura y la cosmovisión de su Pueblo.
El Plan de Justicia Yaqui contempla una inversión inicial de 11 mil 600 millones de pesos; en este año se ejercerán mil 500 millones de pesos. En territorio yaqui ha iniciado una “nueva era de paz y justicia”. Con viva emoción, el director del INPI manifestó: “…hoy sembramos, en esta bendita tierra, una semilla de esperanza que dará fruto a las generaciones futuras”.
El 28 de septiembre, el presidente de la República, los ocho gobernadores yaquis y cinco secretarios de Estado, firmaron cuatro documentos históricos: la Iniciativa de Reforma Constitucional sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano, Decreto para la Restitución de Tierras, el Decreto de Creación del Distrito de Riego 018 y los Acuerdos del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui.
Sobre el perdón, fue enérgica la voz del Presidente: “El Estado mexicano no debe permitir nunca más la marginación, el abuso y las injusticias en contra de los yaquis y de ningún otro grupo étnico o cultural de nuestro país…, deseamos ofrecerles perdón por los crímenes de Estado que se cometieron contra sus antepasados, sobre todo durante el porfiriato, aunque no sólo durante esa dictadura”.
Sobre la obra comunitaria y los plazos, el Presidente afirmó: “…estamos aquí para reparar, en la medida de lo posible, el daño que se ha cometido a los pueblos yaquis, destinando recursos del presupuesto público para la dotación de tierras, garantizar el derecho y mejorar el aprovechamiento del agua, así como para llevar a cabo un programa integral para el bienestar de los pueblos…, en los tres años que me quedan, cumpliré con todos los compromisos que hoy estamos refrendando, hay un equipo del gobierno federal dedicado a cumplir este compromiso. Tenemos que terminar las obras en diciembre del 2023, no dejaremos nada sin terminar, yo me iré con mi conciencia tranquila”.
Allí está el compromiso del presidente de la República y Jefe del Estado mexicano. No habrá frustración ni engaño sobre el cumplimiento de los cuatro documentos históricos que se firmaron en Vicam Pueblo. De acuerdo con el protocolo yaqui, la palabra es sagrada. Ellos no admiten engaños ni falsas promesas. La mentira es un acto imperdonable.
Nuevos aires soplan en el norte de México. Son vientos que correrán hacia el sur de nuestro país y más allá de nuestras fronteras. Se inaugura una nueva política indígena para México y América Latina para dejar atrás siglos de agravios, discriminación y exclusión.